Las Reglas de Cambridge

Resumen

Artículo

Podríamos decir que el fútbol moderno comenzó su andadura a mediados del siglo XIX sin poder concretar una fecha exacta. Fue construyéndose poco a poco.

Anteriormente a la época mencionada el Juego estaba más próximo a lo que conocemos como el rugby actual que al fútbol propiamente dicho. Se utilizaban las manos para jugar el balón o para sujetar o empujar a un contrario, se daban puntapiés…

Charterhouse y Westminster fueron dos colegios ingleses que optaron por crear sus propias reglas entendidas de una manera menos agresiva a lo que era habitual. Estas reglas pretendían crear un juego que permitiera un estilo propio, más hábil frente al tumulto que representaba la vieja normativa.

Llegados a este punto encontramos que la situación es que cada colegio adopta sus propias normas. Así, cuando debían jugar unos frente a otros acordaban antes del inicio del partido que es lo que se podía hacer y lo que no creándose situaciones confusas al intentar ponerse de acuerdo en lo que habían pactado. De esta manera era fácil suponer que existía una necesidad imperiosa de unificar los criterios.

Para ello, en 1848, dos estudiantes de la universidad, Henry de Winton y John Charles Thring, hicieron un llamamiento a los distintos colegios enviando representantes los de Eton, Harrow, Rugby, Winchester y Shrewsbury reuniéndose en el Trinity College de Cambridge  llegando a una serie de acuerdos plasmados en un documento, que con el paso del tiempo desapareció físicamente, llamado Reglas de Cambridge. La diferencia primordial entre estas reglas y las de 1863 es que las de Cambridge permitían utilizar las manos para conducir el balón y una cierta permisividad en el juego brusco. Por todo lo demás fueron las elegidas de entre todos los códigos para la creación de las primeras Reglas de Juego, aunque en su momento no fueron universalmente aceptadas.

Existe una copia de 1856 en la biblioteca de Shrewsbury School que muestra alguna evolución respecto a las de 1848. Se aprecia que el Juego está regulado de una manera moderna y ordenada. Se preocuparon de crear normas para el inicio del partido, la reanudación del mismo tras un gol, la creación de los saques de meta y banda, la definición de los resultados, una primitiva regla del fuera de juego y la utilización de las manos tanto para jugar el balón como para empujar o sujetar a los jugadores contrarios. En 1862, John Charles Thring presentó un texto más reducido de estas mismas reglas.

Así dicen las reglas de 1856:

1º         Este club se denominará University Football Club.

2º         El comienzo del juego se realizará desde el centro del terreno de juego. Tras cada gol se procederá a realizar idéntica puesta en juego.

3º         Después de cada gol, el bando perdedor reiniciará el juego tras cambiar de campo los contendientes, a menos que un acuerdo previo diga lo contrario.

4º         Se considerará que el balón está fuera del juego cuando abandone el terreno de juego por las líneas que delimitan las banderas colocadas a ambos lados del terreno de juego, en cuyo caso será lanzado dentro del mismo.

5º         La pelota está fuera cuando se ha superado el objetivo a ambos lados de este.

6º         Cuando la pelota supera el objetivo por fuera de él se reanudará donde la pelota tocó suelo, no más de diez pasos hacia el interior, y será puesto en juego.

7º         El objetivo es que la pelota sea pateada a través de los postes y la cadena.

8º         Cuando un jugador coge directamente un balón de los pies, puede patearlo sin correr con él en las manos. En ningún otro caso se podrá tocar el balón con las manos, salvo para detenerlo.

9º         Si la pelota es pasada a un jugador y viene desde la dirección de su propia meta, este jugador no podrá tocar la pelota a menos que haya tres jugadores contrarios delante de la meta contraria.

10º       En ningún caso se podrá mantener a un jugador sujetándole con las manos o zancadilleándole. Cualquier jugador puede impedir llegar al balón al contrario por cualquier medio compatible con las reglas anteriores.

11º       Cada partido se decidirá por mayoría de objetivos conseguidos.

El Parker’s Piece de Cambridge, parque público de la ciudad, sirvió como lugar de estreno de la nueva reglamentación. Allí se disputó el primer partido con las nuevas reglas, reglas que habían sido clavadas en los árboles anteriormente para general conocimiento de los practicantes del Juego. Actualmente existe una placa colocada por los habitantes de la ciudad recordando este suceso rezando así: “Aquí, en Parker´s Piece, en la década de 1840, los estudiantes establecieron un conjunto común de reglas de fútbol haciendo hincapié en la habilidad por encima de la fuerza, prohibiendo la captura de la pelota y hacer “hacking”.

Hazte Socio

Miembro del CIHEFE

Publicado en: General

Nº 4

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales