¿Por qué al Cartagena se le conoce popularmente como el Efesé?

Resumen

El apelativo Efesé apareció por primera vez a mediados de los años 20 en la revista Murcia Deportiva como un término peyorativo.
Artículo
Download PDF

La rivalidad entre los clubes más representativos de Murcia y de Cartagena nace en la década de 1910. Durante estos años cartageneros y murcianos concertaron esporádicamente la celebración de partidos amistosos, que a veces no eran tales. En algunas ocasiones los jugadores visitantes (tanto los de Murcia, como los de Cartagena) abandonaron el campo rival entre una nube de pedradas. 

El aumento del interés por el deporte, y especialmente por el fútbol, propició el nacimiento de varias publicaciones especializadas en la ciudad de Murcia. Entre todas ellas destaca la revista Murcia Deportiva, un semanario que publicó su primer número en el mes de julio de 1919. Sin embargo, la vida de esta publicación fue efímera, pues según declaró su director, Manuel García Calvo, la revista desapareció poco después porque varios redactores no disponían de tiempo para elaborar los contenidos. (En realidad la desaparición de la revista estuvo motivada por el cese de la actividad futbolística tras el cierre, por disputas personales, de La Torre de la Marquesa, el único campo de fútbol en condiciones dignas que existía en la ciudad de Murcia).

A finales de 1922 la práctica del fútbol se había asentado en Murcia de forma definitiva. Los aficionados a este deporte, cada vez más numerosos, demandaban la aparición de alguna publicación especializada, pues la cobertura deportiva que ofrecían los periódicos locales era muy escasa. Por este motivo el 9 de noviembre de 1922 reapareció el semanario Murcia Deportiva.

En el primer número de la revista apareció una sección llamada “En serio y en broma” que cumplía dos funciones: por un lado ayudaba a rellenar las páginas de la publicación en las semanas en las que la información era escasa, mientras que por otra parte otorgaba la posibilidad de incluir comentarios absurdos, mordaces, e incluso ofensivos, en un medio de comunicación que tenía la obligación de dar una imagen de seriedad.

Murcia Deportiva era, en realidad, el medio de comunicación “oficioso” del Real Murcia. La redacción del semanario estaba ubicada en la sede del club, mientras que la mayoría de los trabajadores de la revista eran ex jugadores o directivos del Real Murcia (curiosamente, casi todos ellos se dedicaron poco después al arbitraje).

Desde la reaparición de Murcia Deportiva sus redactores mostraron una animadversión poco disimulada hacia los tres grandes rivales del Real Murcia: el Natación de Alicante, el Valencia F.C. y el Cartagena F.C. Las alusiones despectivas hacia estos equipos, que eran muy frecuentes, aparecían en distintos lugares de la revista (editorial, cronicas de los partidos, sueltos…etc.), pero muy especialmente en la sección “En serio y en broma”.

En un principio los comentarios de esta sección eran jocosos, pero, salvo excepciones, no eran excesivamente hirientes. Sin embargo, algunos sueltos encontraron la respuesta de medios de comunicación valencianos y cartageneros. Por este motivo los comentarios fueron subiendo de tono y llegaron, en algún que otro caso, a convertirse en descalificaciones que buscaban ridiculizar al equipo, a la afición, o al periodista rival.

Es en este contexto, cuando en un momento dado un redactor de Murcia Deportiva (muy probablemente, Fernando Servet Spottorno) decide poner apelativos despectivos a las publicaciones y a los equipos rivales. A partir de entonces la sección “En serio y en broma” incluirá en muchas ocasiones estos sobrenombres para dirigirse a ellos. El Valencia pasa a ser denominado como “Cacahuet F.C.”, al Natación de Alicante le llaman “el equipo de los nadadores”, mientras que la revista deportiva valenciana, La Estaca, pasa a ser conocida como “La Cloaca”.

La constitución oficial de la Federación Murciana de Fútbol el 7 de septiembre de 1924 propició que el Real Murcia dejara de competir contra los clubes de la Comunidad Valenciana. A partir de entonces el Real Murcia únicamente se encuentra con un rival con el potencial suficiente como para disputarle el título de campeón regional: el Cartagena F.C. La rivalidad entre el Real Murcia y el Cartagena se trasladó a la prensa, pues las alusiones de Murcia Deportiva encontraron la respuesta de la revista Gol, un semanario deportivo cartagenero que vio la luz en agosto de 1924 y que (siguiendo la costumbre de la época) no tardó en plasmar una clara animadversión hacia el Real Murcia.

Estas circunstancias propiciaron que el Cartagena F.C. se convirtiera en el blanco de muchos de los chascarrillos de la sección “En serio y en broma” de la revista Murcia Deportiva. El 18 de septiembre de 1924 aparece por primera vez en las páginas de este semanario la palabra Efe-se, término que nace de la transcripción despectiva de la denominación que utilizaban los aficionados cartageneros para referirse a su equipo, incidiendo de forma malintencionada en el seseo característico del habla del Campo de Cartagena.

El contexto en el que el periodista utiliza este término es un suelto sobre un partido amistoso en el que el Cartagena había perdido por 2-6 ante el Natación de Alicante.

Primera vez que aparece la palabra Efesé en la prensa (Murcia Deportiva, 18 de septiembre de 1924)

Primera vez que aparece la palabra Efesé en la prensa (Murcia Deportiva, 18 de septiembre de 1924)

“El Natación se ha vengado del Cartagena y tomado desquite de la paliza del campeonato.

Ha ganado en la vecina ciudad al efe-se por SEIS A DOS y estos de penalti.

Lo sentimos por nuestros vecinos y por parecernos mucha NATA”

El motivo por el que el redactor utilizó un guión se debió a su intención de diferenciar las dos letras de la denominación FC. De este modo quedaba más clara cuál era la procedencia del término.

El nacimiento del apelativo tuvo mucho que ver por la costumbre que existía en esta época (ahora muy poco habitual) de pronunciar las siglas de los equipos. El término debió gustar en la redacción de Murcia Deportiva, pues el 25 de septiembre la revista volvió a emplearlo en una alusión (con evidente mala intención) hacia el equipo cartagenero, por las críticas del corresponsal en Cartagena del periódico El Liberal de Murcia a la directiva de este club tras la derrota ante el Natación. La novedad etimológica consiste en que en esta ocasión el redactor de Murcia Deportiva prescinde del guión. La única diferencia con el término actual es que aún no aparece el acento en la última letra.

Suelto sobre al Efesé (Murcia Deportiva, 25 de septiembre de 1924)

Suelto sobre al Efesé (Murcia Deportiva, 25 de septiembre de 1924)

La palabra Efesé, tal y como ha llegado a nuestros días, aparece escrita por primera vez el 6 de noviembre de 1924 en uno de los habituales intercambios de reproches entre Murcia Deportiva y la revista cartagenera, Gol. Esta vez el semanario murciano critica a los propietarios de Gol (la familia García-Vaso) a quienes acusa de “mangonear en el efesé de Cartagena.” Con el paso del tiempo la rivalidad entre el Real Murcia y el Cartagena se hizo cada vez más enconada. Como consecuencia de ello las menciones de Murcia Deportiva al Cartagena F.C. como el Efesé fueron cada vez más habituales. El apelativo se hizo tan popular que a partir del otoño de 1925 empezó a aparecer en otras secciones “más serias” de la revista, aunque sin perder su intención ofensiva.

En buena lógica la palabra Efesé hubiera quedado en el olvido con el transcurso de los años. Sin embargo, ocurrió un acontecimiento que impulsó a un periodista cartagenero a utilizar el término Efesé con el mismo sarcasmo con el que lo habían hecho sus colegas de la revista Murcia Deportiva.

El 19 de diciembre de 1926 el Cartagena logró por primera vez en su historia ganar en La Condomina en un partido oficial. Esta victoria impulsó a un periodista de El Eco de Cartagena que firmaba con el seudónimo de Penalty a escribir un artículo en el que se dirigía de forma sarcástica a los periodistas murcianos (entre ellos el redactor de Murcia Deportiva, Nicolás Ortega Lorca “Liscano”) que habían vaticinado un amplio triunfo de los granas.

En el artículo, publicado el 21 de diciembre de 1926, este periodista cartagenero recurre al apelativo Efesé con una obvia intención socarrona; la de incidir que ese equipo al que una revista murciana llama peyorativamente Efesé ha sido capaz de ganar en su campo al Real Murcia. En uno de los párrafos del artículo, Penalty afirma que “el enorme triunfo alcanzado por el efesé cartagenero ante el Real Murcia, ha constituido otra nota del día llena de entusiasmo indescriptible.”

Primera alusión al Efesé en la prensa cartagenera (El Eco de Cartagena, 21 de diciembre de 1926)

Primera alusión al Efesé en la prensa cartagenera (El Eco de Cartagena, 21 de diciembre de 1926)

Poco tiempo después los aficionados del Cartagena adoptaron este término como un apelativo cariñoso que utilizaban para animar a su equipo. En los partidos disputados en El Almarjal, el público ubicado en el fondo sur gritaba “Cartagena”. De forma inmediata los aficionados del fondo norte coreaban Efesé, incidiendo en el seseo del apelativo.

A mediados de la década de 1930 la revista Murcia Deportiva interrumpe su publicación. En esta época la palabra Efesé ya había perdido su significado peyorativo para convertirse en un “grito de guerra” de los aficionados del Cartagena.

El apelativo perduró entre los seguidores cartageneristas tras la Guerra Civil,  tal y como se refleja en el diario La Verdad del día 3 de julio de 1942. El periódico publica una carta dirigida por el aficionado Juan Rosique Lambert, en representación de un grupo de seguidores del Cartagena, a Vicente Bonet, redactor deportivo de La Verdad en Cartagena. En la misiva, Juan Rosique, ante el rumor de la posible disolución del Cartagena, pedía que el periodista continuara su campaña “para la salvación de nuestro efesé“.

Primera alusión al Efesé tras la Guerra Civil (La Verdad, 3 de julio de 1942)

Primera alusión al Efesé tras la Guerra Civil (La Verdad, 3 de julio de 1942)

A lo largo de las décadas siguientes el club cambió de denominación en varias ocasiones, lo que hizo que el término quedara provisionalmente en el olvido, pues el Cartagena ya no era Efesé. En 1974 el Cartagena recuperó la denominación de F.C. (Fútbol Club). Poco después volvió a escucharse en las gradas de El Almarjal el grito de Efesé, que alcanzó una gran popularidad en los años 80.

El clamor de los aficionados ha propiciado que el término haya logrado una nueva dimensión, pues aunque sigue existiendo el Efesé (el histórico Cartagena Fútbol Club que milita en Tercera División), en la actualidad el primer equipo de la ciudad es el Fútbol Club Cartagena, fundado en 1995, y al que sus seguidores también animan con el grito de Efesé. Esta circunstancia ha desembocado en una disparidad de pareceres entre quienes sostienen que el único Efesé es el Cartagena Fútbol Club, y entre quienes opinan que Efesé es un término que simboliza la historia del fútbol cartagenero.

Publicado en: Historias de Clubes

Nº 6

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales