La primera referencia al foot-ball en España

Resumen

Respuesta al artículo "Jerez de la Frontera 1870: ¿Football o Rugby?", de Antonio Bálmont, publicado en el nº 5 de los Cuadernos de Fútbol
Artículo
Download PDF

El 1 de Noviembre de 1870 el periódico jerezano El progreso publicaba, en su sección local, una noticia cuyo contenido está siendo en la actualidad objeto de un interesante debate ya que supondría adelantar en tres años la fecha que tradicionalmente se ha considerado para el inicio del fútbol en nuestro país, esto es, 1873 en la cuenca minera de Riotinto. La noticia en cuestión es la siguiente:

Sabemos que  hoy se jugará una  partida de Cricket, en el sitio inmediato al hipódromo, cuyo espectáculo empezará a las doce en punto de la mañana.

Por la tarde gozarán los aficionados  a  porrazos  de  un  rato de Foot-ball“.

Y decimos supondría debido a que algunas voces autorizadas han sugerido, no sin cierto fundamento, que esta noticia podría hacer referencia en realidad a un encuentro de football-rugby y no de football-asociation, que es como era conocido el fútbol originariamente en Inglaterra.

A continuación exponemos, a la luz de los datos que poseemos, nuestra visión a cerca de esta cuestión sobre la que todavía existen muchas sombras, ya que como se comprobará más adelante no es posible emitir un juicio sobre la misma con una certeza absoluta.

Uno de los motivos aducidos es que el empleo de la expresión “a porrazos” implicaría que el juego anunciado sería rugby, debido a la dureza propia de este deporte.

Sin embargo, debemos tener presente que el fútbol era en sus inicios muy rudimentario, carente de táctica y técnica y se asemejaría a lo que hoy en día conocemos como fútbol de patio de colegio. En este sentido se expresa también el investigador onubense José Luís Domínguez, miembro de la Asociación Turística Cultural de Minas del Rey Salomón de Riotinto (Huelva), quien en su defensa de esta localidad como la cuna del fútbol español asegura que los trabajadores de origen británico practicaban el foot-ball “dándose entre ellos, patadas, pisotones y empujones por la disputa de ella (la pelota)”. Además sostiene que los vecinos del pueblo denominaban a estos partidos de foot-ball como “peleas“.

Por tanto, “a porrazos” y “peleas” parecen ser equivalentes y compartir el mismo sentido, lo que corroboraría que el foot-ball practicado en Jerez en 1870 se trataría del mismo juego practicado en la zona onubense, es decir, fútbol.

En segundo lugar, se ha argumentado que el deporte referido en la noticia podría no ser fútbol debido a que el fútbol tal como lo conocemos hoy tardó en aparecer en Jerez y a que no existen otras menciones al mismo hasta principios del siglo XX.

Pero a pesar de lo anterior, el único deporte de origen inglés del que no se ha documentado tradición en Jerez es el rugby, mientras que del foot-ball sí existen otras referencias en Jerez antes del siglo XX y muy cercanas a la de 1870. En concreto fueron recogidas por Ramón Molina Barrios en su libro Historias Xerecistas (1997) y obtenidas de publicaciones locales del mundo del vino conservadas en el Archivo Histórico de la casa González-Byass, recopiladas por el archivero D. Juan Guerrero García.

Las mencionadas referencias son las siguientes:

  • “nuevo deporte de extrañas reglas y complicadas palabras extranjeras” (1876)
  • divertimentos de empleados de firmas exportadoras inglesas radicadas en Jerez aficionados al goal” (1884)
  • La Sociedad jerezana atenderá el pago de los gastos de desplazamiento y estancia de los marinos ingleses desde Cádiz, para celebrar una exhibición frente a nuestros destacados sport-men” (1887)

La última cita aparece referida a la práctica de un juego de pelota. Alfredo Moreno Bolaños, en “Análisis de una cita periodística que cuestiona la cuna del fútbol en España” (Minas de Riotinto, 2007) afirma que los cronistas españoles de la época “denominaban coloquialmente al juego con los pies como juego de pelota, ya que balompié no era aún una traducción asimilada por los habitantes autóctonos“, lo que demostraría que hace alusión al fútbol.

Por lo tanto, sí existen otras menciones al foot-ball en Jerez antes del siglo XX y ninguna conocida al rugby.

También se ha defendido que la colonia inglesa instalada en Jerez desde mediados del siglo XIX no mantenía contacto directo con las nuevas costumbres sociales, y por ende deportivas, que surgían en Inglaterra.

Sin embargo, los empresarios vinateros afincados en Jerez viajaban con cierta asiduidad a su país de origen para supervisar sus negocios y pasaban largas temporadas en Inglaterra. En las crónicas de sociedad era frecuente leer noticias en las que anunciaba la salida o el regreso de algún distinguido miembro de esa colonia tras pasar la época estival en su país de origen. Así mismo, Pedro Nolasco González, dueño de las bodegas González-Byass tras un periodo en Inglaterra creó en Jerez el primer club de polo de España en 1870 y una de las primeras pistas de tenis en 1884.

Ambos aspectos vendrían a corroborar que los ingleses residentes en Jerez sí mantenían lazos y vínculos periódicos con su tierra natal por lo que sí estaban en contacto con las nuevas tendencias que allí se originaban.

De todo lo anterior podemos concluir que:

  • a) la expresión “a porrazos” no se refiere a rugby sino a fútbol.
  • b) que existen una serie de referencias a este deporte en Jerez antes del siglo XX y ninguna tradición rugbística.
  • c) que la colonia inglesa de Jerez mantenía frecuentes contactos con Inglaterra.

Dejamos para el final el argumento de mayor peso. Este sostiene que la noticia aparecida en 1 de Noviembre de 1870 no puede hacer referencia al fútbol ya que la separación definitiva entre football-rugby y football-asociation tuvo lugar un año después, es decir, en 1871. De este modo, la palabra football aludiría genéricamente al rugby, cuya práctica estaba más extendida.

Pero también es necesario considerar que en 1863 se produjo una primera separación entre ambos juegos que dio lugar a la Football Asociation, en torno al código de reglas de Cambridge. Es cierto que la mayoría de clubes no acataron las nuevas reglas y se separaron dando lugar a la Football Rugby Union pero otros sí lo hicieron, comenzando a disputar partidos de un fútbol similar al que se practica en la actualidad por diversas zonas de Inglaterra.

Por tanto, resulta prácticamente imposible determinar con total precisión si un partido de foot-ball disputado en estas fechas lo era siguiendo las reglas del rugby o las del fútbol. De este modo, el juego que se menciona en la noticia referida a Jerez en 1870, importado por los ingleses residentes la ciudad, pudo ser o bien rugby o bien foot-ball, aunque teniendo en cuenta las aclaraciones anteriormente expuestas es probable que se tratara de fútbol.

CONCLUSIÓN

Los miembros de la colonia inglesa de Jerez que disputaron el encuentro de foot-ball a porrazos (ya hemos demostrado que esta expresión no se refiere a rugby) en 1870 pudieron importarlo en una de sus frecuentes visitas a su tierra natal. Si optaron por las reglas del fútbol-rugby o del fútbol-asociación es algo que no podemos conocer aunque si nos atenemos a las referencias al foot-ball en la ciudad en años sucesivos y la nula existencia de noticias, referencias o tradición rugbística en Jerez, nos decantamos porque se tratase de un encuentro de fútbol como el que hoy conocemos.

Esta mención, y hasta que no se demuestre lo contrario con evidencias irrefutables, sería por lo tanto la más antigua referencia al fútbol conocida en nuestro país y Jerez la primera ciudad en la que practicó este deporte.

Pero, ¿ello debe restar importancia a la consideración de la zona de Riotinto como la cuna del fútbol español? En mi opinión, no. El fútbol en Jerez se desarrolló de manera más intermitente e informal que en Huelva, que durante años fue el único núcleo con actividad futbolística.

Desde estas líneas reivindicamos el eje Riotinto-Jerez como la cuna del balompié nacional. Ya fuese de la mano de rudos mineros o de esforzados trabajadores de la vid, esta región andaluza de fuerte implantación inglesa fue receptiva a los usos y costumbres importados por los ciudadanos de origen británico, entre los que destacó sobremanera el fútbol. Y es que si en Jerez nació, el fútbol en Huelva creció y adquirió personalidad propia.

Publicado en: General

Nº 6

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales