Tres británicos pioneros en la Región de Murcia

Resumen

John Gray Watson, Manuel José Pelegrín Dunn y Bernard Haslip Brunton fundaron los primeros clubes de fútbol en Águilas, Lorca y Cieza.
Artículo
Download PDF

El fútbol fue introducido por ciudadanos británicos en varias localidades españolas en las últimas décadas del siglo XIX. Sin embargo, en muchas de estas poblaciones se desconoce el nombre de las primeras personas que practicaron este deporte, o que fundaron el primer club.

En la Región de Murcia han quedado grabados los nombres de tres británicos que pasado a la historia porque fundaron los primeros equipos de fútbol que existieron en sus ciudades de residencia. Se trata de John Gray Watson  (Águilas), Manuel José Pelegrín Dunn (Lorca) y Bernard Haslip Brunton (Cieza).

John Gray Watson (Águilas)

John Gray Watson (conocido en Águilas como Juan Gray) fundó los dos primeros clubes de fútbol que existieron en la localidad de Águilas: el Águilas Football Club (1900-1907) y el Club Deportivo Aguileño (1910-1921). Estos dos equipos pueden ser considerados como los más potentes del fútbol murciano en las décadas de 1900 y 1910, a tenor de su trayectoria y de los resultados cosechados.

Juan Gray había nacido en Aberdeen. Se cree que llegó a Águilas procedente de Cartagena entre 1892 y 1893, atraído por la gran riqueza económica que se había generado en la ciudad a finales del siglo XIX. Es muy probable que antes de la llegada de Gray, los ingleses que residían en Águilas ya jugaran al fútbol, aunque de forma esporádica y desorganizada. En un principio, Gray se dedicó a la compraventa de todo tipo de productos (lagartos, huevos de pájaro…) etc. Más tarde, tras comprobar el gran desarrollo económico de la ciudad, fundó la primera Casa de Banca de Águilas. En apenas unos años se convirtió en un hombre rico, respetado y plenamente integrado en la localidad.

Durante algunos años los ingleses organizaron partidos de fútbol entre ellos ante la indiferencia de los lugareños. Fue entre 1896 y 1897 cuando los aguileños comenzaron a practicar este deporte, impulsados por Gabriel García Mora, un joven de la localidad que había residido durante un tiempo en Aberdeen para aprender inglés. Poco después los españoles retaron a los ingleses en el campo en el que éstos jugaban habitualmente. Durante algún tiempo, ingleses y españoles disputaron partidos de fútbol entre ellos con cierta frecuencia hasta que se decidió crear un equipo de fútbol representativo de la localidad en el que jugaran los mejores jugadores de ambas comunidades.

La responsabilidad de organizar este club recayó en Juan Gray, quien en 1900 fundó el Águilas Football Club. Gray fue presidente, entrenador y mecenas del equipo desde 1900 a 1907, año en que desapareció el Águilas Football Club al no encontrar oponentes a los que enfrentarse. Gray también participó en la fundación del segundo equipo que existió en la localidad: el Club Deportivo Aguileño, aunque en esta ocasión dejó a la presidencia a Joaquín López Morales; no obstante, siguió ejerciendo como entrenador y mecenas. Tal fue su versatilidad que en varias ocasiones actuó como árbitro.

Juan Gray dejó un legado que aún disfrutan los aguileños: el campo de fútbol de El Rubial. El Club Deportivo Aguileño disputaba allí sus partidos desde 1913. El 23 de junio de 1915 Juan Gray compró las tierras mediante escritura pública. El 17 de abril de 1917 se constituyó la Sociedad del Vallado con el objetivo de realizar una serie de mejoras en el campo de El Rubial, entre ellas el cercado de la instalación y la construcción de un palco. Gray aportó los terrenos, mientras que otros ochos socios entregaron dinero en efectivo. El escocés dejó escrito en su testamento que aquel terreno se dedicaría a actividades deportivas mientras hubiera un solo aguileño que quisiera practicar deporte. Ha pasado casi un siglo, y aún a día de hoy, El Rubial acoge los partidos del equipo más representativo de Águilas.

John Gray Watson regresó a Gran Bretaña, dónde falleció a principios de la década de 1930. No dejó descendencia.

Manuel José Pelegrín Dunn (Lorca)

Manuel José Pelegrín Dunn “Mannie”, de padre lorquino y madre inglesa, ha pasado a la historia por haber sido el introductor del fútbol en Lorca y el fundador del primer equipo que existió en la ciudad: el Lorca Football Club. Mannie había nacido en 1857 en la localidad inglesa de Newcastle-Upon-Tyne. Era hijo de Manuel José Pelegrín, un lorquino que había sido designado cónsul en Newcastle y de Isabella Agnes Dunn. Los Pelegrín-Dunn eran una familia acomodada que poseía en Newcastle una sociedad que se dedica a la exportación e importación de carbón.

Manuel José Pelegrín se trasladó a Lorca a mediados de la década de 1880 para conocer a su familia paterna, entre cuyos miembros se encontraba su tío Francisco Pelegrín (quien había sido alcalde de Lorca hasta 1881) y para interesarse por la situación de algunas propiedades familiares relacionadas con la minería. Finalmente fijó su residencia en Lorca, ciudad en la que emprendió algunos negocios relacionados con la minería, y en la que contrajo matrimonio con su prima, Ascensión Ellún Pelegrín, en 1886.

Tras adquirir relevancia social en la ciudad, “Mannie” decidió organizar partidos de fútbol entre los jóvenes que mostraron interés por aprender este deporte desconocido. Aquella propuesta del emigrante inglés debió tener una cierta aceptación ya que se ha podido constatar que a mediados de la década de 1890 se jugaba al fútbol en Lorca con una cierta regularidad.

Posteriormente, “Mannie” fundó el primer equipo de fútbol de la localidad: el Lorca Foot Ball Club. Las primeras noticias sobre su existencia se remontan al año 1901 en que disputó un partido ante el Águilas Football Club, si bien se conserva una fuente original que indica que el Lorca Foot Ball Club se organizó a finales del siglo XIX. De este modo es probable que antes de 1901 el Lorca Foot Ball Club disputara algún partido, del que no ha quedado constancia, ante algún equipo formado por representantes de la colonia inglesa que llevaba a cabo los trabajos de construcción del ferrocarril. El primer uniforme del club fue blanquinegro, pues así vestía el Newcastle United, el equipo más representativo de la ciudad natal de “Mannie”.

Una de las motivaciones de “Mannie” para sacar al club adelante era la presencia de sus hijos Manuel José y Mariano Patrick, quienes se convirtieron en jugadores del Lorca cuando aún eran adolescentes. Mannie continuó como presidente, entrenador y mecenas durante la primera década del siglo XX, en la que el Lorca concertó muy pocos encuentros al no disponer de rivales a los que enfrentarse, pues en 1904 las relaciones con el Águilas Football Club quedaron rotas. Así pues, la única manera de poder practicar el fútbol con regularidad era organizar partidos entre los componentes de la sociedad.

Hacia 1912 hay un parón en la actividad futbolística. En noviembre de 1914 se refunda el Lorca Foot Ball Club, nombrándose una directiva presidida por Antonio Morata, en la que no figura “Mannie”, quien a partir de entonces derivó su actividad hacia el arbitraje (consta su presencia como colegiado en algunos partidos disputados en 1916).

En junio de 1916 presentó la “Guía del Referee”, una traducción de la obra Referees Chart publicada por The Football Association Limited. El libro, editado por “Mannie” y Juan Martínez Flores, incluía diagramas explicativos de la regla del fuera de juego y un glosario de términos que se utilizaban habitualmente en el fútbol de la época.

En 1918, en atención a sus conocimientos, fue nombrado entrenador del Lorca Foot Ball Club. Manuel José Pelegrín Dunn “Mannie” falleció en Lorca el 25 de julio de 1919, a la edad de 62 años.

Bernard Haslip Brunton (Cieza)

La introducción del fútbol en la provincia de Murcia sigue una lógica evolución geográfica que va desde la costa hasta el interior. A finales del siglo XIX se jugaba con regularidad en Águilas y en Lorca. Sin embargo no será hasta finales de la década de 1910 y principios de la siguiente cuando el fútbol arraigue en el norte de la región.

Las primeras noticias sobre la práctica del fútbol en Cieza datan del mes de noviembre de 1919. No está claro quien es el introductor de este deporte en la ciudad, pero si se conoce que fue el Consejo de los Exploradores la primera entidad que impulsó su práctica. El primer terreno de juego conocido estaba situado en el Paraje de las Delicias, a las afueras de la localidad.

El historiador ciezano, Alfredo Marín Cano atribuye la fundación del primer equipo de la localidad: el Club Deportivo Cieza al ingeniero inglés Bernard Haslip Brunton. Brunton había nacido en Londres en 1871. Hacia 1895 se trasladó a Murcia para trabajar en las obras de fundación de la empresa Hidroeléctrica del Segura. Las primeras noticias de su vinculación con Cieza datan de 1910. En este año aparece en el periódico murciano El Liberal, una solicitud de Bernard Haslip Brunton, para circular con un automóvil de su propiedad.

Parece ser que Brunton se afincó en Cieza tras contraer matrimonio con Carmen Trigueros Gómez, una vecina de esta localidad. Pese a que conocía el reglamento del fútbol debido a su origen inglés, no hay constancia de que tratara de fomentar su práctica durante la década de 1910.

El interés repentino de Brunton por organizar un club de fútbol debió de responder a una causa muy concreta: su hijo Arturo era uno de los jugadores más destacados en los partidos que disputaban los jóvenes ciezanos entre sí. Con el paso del tiempo aquellos futbolistas sintieron la necesidad de formar un club que representara a la localidad para enfrentarse a equipos de otras poblaciones, pero no disponían de la capacidad organizativa suficiente como para llevar a cabo este proyecto. En ese momento entra en escena Bernard Haslip Brunton, quien (bien a petición de aquellos jóvenes, o bien por iniciativa propia) funda el Club Deportivo Cieza en 1923.

Arturo Brunton fue titular indiscutible en el Club Deportivo Cieza hasta que a principios de 1924 tuvo que marchar a Inglaterra. Parece ser que tras la partida de su hijo, Bernard Haslip Brunton se desvinculó del club, ya que su nombre no figura en ninguna de las relaciones de directivos del Club Deportivo Cieza que se publicaron en la prensa murciana.

El Club Deportivo Cieza tuvo una progresión meteórica. Cuando Arturo Brunton regresó a España catorce meses más tarde, encontró un panorama completamente diferente: el equipo jugaba sus partidos en un campo de fútbol distinto, el número de aficionados había crecido desmesuradamente, y  el Club Deportivo Cieza, reforzado con futbolistas de otras localidades, participaba en la segunda categoría del fútbol regional. Pocos meses más tarde sería campeón, logrando el ascenso a la máxima división del fútbol murciano.

El nivel de la plantilla era mucho más alto, lo que determinó que Arturo Brunton desapareciera de las alineaciones y muy probablemente abandonara la práctica del fútbol. Varios años más tarde sus padres trasladaron su residencia a Blanca. Bernard Haslip Brunton falleció en 1954, a la edad de 83 años

Publicado en: General

Nº 7

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales