Gala mundial del fútbol. La IFFHS y CIHEFE reunieron en el mismo acto a José Mourinho y Vicente del Bosque

Resumen

En el distinguido Hurlingham Club, en el londinense barrio de Fulham, la IFFHS celebró su Gala Mundial del Fútbol con total éxito gracias a la respuesta que dieron tanto los deportistas como los clubs homenajeados.  La IFFHS fue pionera a la hora de organizar para el mundo del fútbol este tipo de ceremonias, que en
Artículo
Download PDF

En el distinguido Hurlingham Club, en el londinense barrio de Fulham, la IFFHS celebró su Gala Mundial del Fútbol con total éxito gracias a la respuesta que dieron tanto los deportistas como los clubs homenajeados.

 La IFFHS fue pionera a la hora de organizar para el mundo del fútbol este tipo de ceremonias, que en sí se convierten en un merecido homenaje para aquellos que han destacado en las distintas facetas de es deporte. Posteriormente se han ido extendiendo estos actos y, por desgracia, con el calendario tan sobrecargado que se padece en la actualidad, es difícil encontrar la fecha idónea.

 Los premios de la IFFHS han alcanzado un prestigio muy merecido. De hecho, es la única organización que distingue mundialmente a árbitros, seleccionadores, máximos goleadores mundiales. Sus distinciones se pueden dividir en dos: aquellas que corresponden a datos estadísticos y aquellas que son el resultado de una votación entre los miembros de la IFFHS. Las primeras están libres de toda sospecha, ya que los resultados son puramente matemáticos y sólo barajando los datos objetivos se define al vencedor. Máximo goleador es el que más goles consigue, el vencedor del Ranking Mundial de Clubs es el que más puntos suma, y la Liga más fuerte del Mundo es la que clasifica mejor a sus clubs en el Ranking Mundial de Clubs. No se tiene en cuenta ni el dinero invertido ni las marcas deportivas patrocinadoras. Los trofeos para los mejores deportistas del año ya tienen otra interpretación, que se hace muy heterogénea, pues intervienen miembros de la IFFHS repartidos por los seis continentes futbolísticos. Esta diversidad entre los votantes garantiza el mayor mérito del vencedor.

 Inicialmente la Gala Mundial del Fútbol estaba prevista para enero de este año. La organización tuvo que posponer la celebración pues el calendario de competiciones impedía la presencia de varios de los distinguidos. De ahí que, tras barajar otras opciones, se decidiera la segunda semana de mayo en el mismo lugar.

 Era una gala bastante especial para el fútbol español, porque entre los distinguidos teníamos a Iker Casillas, Xavi Hernández, Pep Guardiola y Vicente del Bosque, además de los clubs FC Barcelona y Real Madrid CF. Inicialmente la respuesta de los dos clubs españoles fue muy positiva, pues en enero nuestro fútbol tiene un calendario más llevadero. Pero al final, el cambio de fecha y las circunstancias que vivían ambos clubs (la Gala se celebraría entre la jornada 37ª y 38ª del Campeonato Nacional de Liga) aconsejaron que los galardonados no se desplazasen.

 El acto se desarrolló en dos partes claramente diferenciadas. En la primera se hacía entrega de los galardones correspondientes al año 2009. Y en la segunda tuvieron su reconocimiento el mejor club del s. XX por cada uno de los 6 contientes futbolísticos.

Los detalles de los premios se pueden consultar en la página de la IFFHS en este enlace:

http://www.iffhs.de/?b3e36e62b0af12b04fb3417f7370eff3702bb0a35b0f

 Personalmente, lo que más atrae del acto en la reunión de los mejores protagonistas de la historia del fútbol junto con los que marcan la actualidad del deporte. El autobús que trasladaba a los invitados desde el hotel de concentración en Hammersmith hasta el Hurlingham Club era una nave del tiempo que permitía el encuentro de grandes de la historia como el francés Just Fontaine, el uruguayo Fernando Morena o el español Emilio Butragueño con jugadores como el capitán del Saprissa de Costa Rica, Víctor Cordero, o  su compañero Walter Centeno.

 Un encuentro que hay que destacar, por encima de todos, fue el del madridista Amancio Amaro con el capitán del Peñarol Néstor Gonçalves. Ambos recordaron la final Intercontinental de 1966 en la que Peñarol se impuso por calidad y experiencia al Real Madrid “Ye-ye” de Miguel Muñoz. Amancio mencionaba con admiración el magnífico plantel uruguayo, dirigido por un inmenso Pedro Rocha que marcaba los pasos con sus estiletes del Pacífico, el ecuatoriano Alberto Spencer y el peruano Juan Joya. Néstor Gonçalves ponía la raza charrúa.

 No faltó a la cita Just Fontaine, quien retiene el record de goles en una única fase final de la Copa del Mundo. Hijo de española, por casualidades de la vida acabó jugando en Francia, pues sus inicios futbolísticos fueron en el protectorado francés de Marruecos. También Fontaine tuvo la oportunidad de conversar con Golçalves. Coincidieron en un torneo amistoso en Casablanca en 1962. El Stade de Reims llevaba en su delantera a otro monstruo, Raymond Kopa, y los defensas de Peñarol sólo pensaban en poderlos frenar.

Llamaba la atención el suizo Massimo Busacca. Ciertamente se le ve mejor desenvuelto en un terreno de juego, juzgando un partido de máxima tensión, que rodeado de directivos y personalidades del fútbol. Es un hombre modesto que sabe llevar la gran responsabilidad que asume en los partidos decisivos. Un gran árbitro y una gran persona.

 Hablando con Fernando Morena mencionó sus gratos recuerdos de su estancia en el Valencia CF, junto al inolvidable Mario Kempes. De todas formas, separarle de Peñarol es como separar el alma del cuerpo. Por cierto, entre la delegación de Peñarol circulaba una camiseta del Club Atlético de Madrid, como augurio de quien al día siguiente iba a firmar los dos goles más importantes del año para su equipo.

 Vicente del Bosque también acaparó la atención del público, pese a que él prefiere mantenerse en una línea más discreta. No en vano, dirige una de las mejores selecciones del mundo, posiblemente la mejor selección española de la historia. Agradeció con breves palabras el premio recibido compartiéndolo con todo su equipo técnico y con los jugadores a los que les responsabilizó del mismo.

 Mientras Pep Guardiola se quedó en Barcelona velando el último partido de Liga contra el Real Valladolid, José Mourinho se desplazó a Londres en un vuelo particular. Su llegada fue espectacular, rodeado de cámaras. Su relación con el Real Madrid todavía era un rumor, pues faltaba confirmar el Scudetto y jugar la final de la Liga de Campeones. Pero Mourinho es un deportista y cuando recibió el premio de segundo mejor entrenador del año, por detrás del barcelonista, reconoció que Pep lo había hecho todo bien y era el justo vencedor. Sin emabrgo, no estaba contento con ese segundo puesto porque él debe aspirar siempre a ser el primero. Deportividad y competititvidad, las dos mejores cualidades de un caballero. A lo largo de toda la noche no mantuvo ningún contacto con los representantes del Real Madrid, evitando la posible foto que los medios estaban buscando.

 El FC Barcelona estuvo representado por el Sr. Perrin, auténtica personificación del seny catalán. Ya nos conocimos en la gala de Salzburgo, cuando entonces los premiados era Rijkaard, Ronaldinho y Márquez. Ahora venía a recoger el reconocimiento del club como primer clasificado del Ranking Mundial de Clubs. Compartió mesa con Emilio Butragueño y Amaro Amancio.

 En definitiva, fue todo un placer reunir a tantos grandes del fútbol. Compartieron sus experiencias y éxitos. Allá donde hubo y hay una gran rivalidad, en la Gala había un estrecha cordialidad porque, por eso tiene un éxito universal, el fútbol es un deporte.

 

 

 

Hazte Socio
Sobre nosotros

Jefe de documentación de la IFFHS

Publicado en: General

Nº 11

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales