La promoción de permanencia en 2ªB

Resumen

Desde 1987 la Segunda B ha estado formada por 4 grupos y la Tercera, primero por 17 y luego por 18. Esto ha obligado a utilizar distintas fórmulas para determinar quiénes descendían de una a otra categoría. Después de la mal llamada Liga de los play-offs, en 1987 se amplió la Segunda B a cuatro
Artículo
Download PDF

Desde 1987 la Segunda B ha estado formada por 4 grupos y la Tercera, primero por 17 y luego por 18. Esto ha obligado a utilizar distintas fórmulas para determinar quiénes descendían de una a otra categoría.

Después de la mal llamada Liga de los play-offs, en 1987 se amplió la Segunda B a cuatro grupos y la Tercera División a 17. Como de esta última categoría ascendían los campeones de cada uno de los grupos, era necesario que descendiesen 17 equipos de Segunda B a Tercera. Se estableció que descendiesen los cuatro últimos clasificados de cada uno de los cuatro grupos, más un equipo que sería el que menos puntos consiguiese de los que hubieran logrado la permanencia, resolviéndose la igualdad de puntos por la diferencia de goles, si fuese necesario.

Así, en la temporada 1987-1988 acabó descendiendo el Mestalla, del grupo cuarto, que consiguió 31 puntos, frente a los 32 del Arenteiro y los 33 del Badía y el Plasencia. Un año más tarde, Deportivo Aragón, Granada y San Sebastián de los Reyes acabaron con 32 puntos, mientras la Cultural de Durango quedaba fuera de peligro al sumar 33. El empate entre los tres primeros se resolvió en contra de los madrileños, que tenía una diferencia de goles de -15, frente a los -7 de los andaluces y los -3 de los aragoneses. La temporada 1989-1990 se saldó con el descenso del Atlético Marbella, con 31 puntos, librándose Pegaso y Teruel, con 33, y Eldense, con 34.

En la temporada 1990-1991 se introdujo una modificación en el sistema de ascenso de Tercera, consistente en la disputa de una fase de ascenso por los cuatro primeros de cada grupo, pero finalmente seguían siendo 17 los equipos ascendidos, de modo que los descensos de Segunda B no sufrieron ninguna modificación. Esa temporada, Izarra y Linense finalizaron con 31 puntos, librándose Cambados y Tomelloso con 32. Los descendidos fueron los navarros, con una diferencia de goles de -22 frente a los -9 de los andaluces. En la temporada 1991-1992 el damnificado fue el Gandía, con 30 puntos, salvándose Santurtzi y Maspalomas con 33 y Logroñés B con 34. Un año después, el descendido fue el Torrevieja, que acabó con 31 puntos, igual que el San Roque, pero con una diferencia de goles de -24, frente a los -11 de los onubenses. Tomelloso, con 32 puntos y Tudelano, con 33, también lograron la permanencia.

Pero el sistema de descensos utilizado hasta la fecha no tenía en cuenta las posibles diferencias de nivel entre los diferentes grupos y la Federación decidió resolver este problema instaurando la Promoción de Permanencia, que deberían disputar los clasificados en el puesto 16 de los cuatro grupos. Los encuentros de esta Promoción se jugarían a partido único en campo neutral determinado por la Federación, y consistiría en una primera eliminatoria en la que los dos vencedores lograrían la permanencia y una segunda que enfrentaría a los dos perdedores de la anterior, descendiendo a Tercera el que perdiese esta.

La primera Promoción, en la temporada 1993-1994 contó con la participación de Arosa, Valladolid B, Premiá y San Roque. En la primera eliminatoria el Premiá venció por 2-1 en la prórroga al Valladolid B en partido jugado en Tudela, mientras el San Roque derrotaba al Arosa por 3-1 en Ávila, ambos partidos jugados el 15 de Mayo de 1994. La eliminatoria definitiva se jugó en Ponferrada el 22 de Mayo, y en ella el Valladolid B mandó a Tercera al Arosa al vencerle por 2-1.

Un año después, fueron Fuenlabrada, Casetas, Gimnàstic de Tarragona y Cartagena los que participaron en la promoción. En la primera eliminatoria, el 28 de Mayo de 1995 el Fuenlabrada venció por 2-1 al Gimnàstic en Tudela y el Cartagena por 1-0 al Casetas en Cuenca. El 4 de Junio, en Teruel, el Gimnàstic venció por 2-1 al Casetas, que descendió así a Tercera División.

En la temporada 1995-1996 se introdujo la primera variación en este torneo y consistió en que las eliminatorias a partir de entonces se disputarían a doble partido, sorteándose el orden de campos, y teniendo en cuenta que los goles marcados en campo contrario valdrían doble en caso de empate. En esta temporada fueron Leganés B, Logroñés B, Sabadell y Benidorm los ocupantes de la decimosexta plaza de cada uno de los cuatro grupos. En la primera eliminatoria, el Logroñés B se salvó a costa del Sabadell, después de un empate a dos en su campo en el partido de ida y una victoria por 1-2 en el de vuelta. El Benidorm también logró la permanencia, después de vencer en casa por 2-1 al Leganés B y empatar a cero en tierras madrileñas. En la eliminatoria definitiva, el Sabadell viajó a Leganés después de haber empatado a uno en el partido de ida, pero venció por 0-2 en la vuelta y envió a los madrileños a Tercera División.

Un año después, el Huesca cayó ante el Getafe (2-1 en Alcoraz remontado por los madrileños con un 4-0 en la vuelta) y el Mar Menor ante el Polideportivo Almería (0-2 en tierras murcianas y empate a cero en Almería). El Huesca acabó cayendo a Tercera, tras empatar a uno en su campo contra los murcianos y perder por 5-0 en campo de estos.

En la temporada 1997-1998 Avilés Industrial y Mensajero cedieron sendos empates a cero en sus partidos de ida ante Zamora y Motril, pero en la vuelta los avilesinos vencieron por 1-3 en Zamora, mientras los canarios caían por 2-1 en Motril. La eliminatoria final se saldó con dos empates entre Zamora y Mensajero (2-2 en la ida y 0-0 en la vuelta), descendiendo los primeros por el valor doble de los goles en campo contrario.

En 1999 el Gimnàstic de Tarragona se convirtió en el primer conjunto en alcanzar las dos participaciones en esta competición, logrando la permanencia igual que cuatro años antes, tras eliminar esta vez al Caudal (0-0 en Mieres y 2-0 en Tarragona). En la otra eliminatoria de esta primera ronda el Aurrerá de Vitoria se deshizo del Algeciras (3-0 en la ida, 0-0 en la vuelta). El Caudal venció al Algeciras por 2-0 en el primer partido de la eliminatoria final y logró la permanencia tras perder por 1-0 en la vuelta. Los gaditanos tuvieron que hacer frente a dos enormes desplazamientos a Vitoria y Mieres, para acabar cayendo a Tercera División.

Un año después, Real Unión y Talavera se imponían como locales a Novelda y Avilés Industrial, por 3-0 y 3-1, respectivamente, y sufrían en la vuelta para lograr la permanencia, perdiendo los irundarras por 2-0 y los talaveranos por 1-0. En la ronda final, el Novelda vencía por 1-0 a los avilesinos y les enviaba a Tercera al empatar a uno en la vuelta.

En la temporada 2000-2001 por primera vez se resolvió una eliminatoria por penaltis, y fue entre dos conjuntos que repetían participación en la competición. Algeciras y Fuenlabrada empataron a un gol en ambos partidos, y después de la correspondiente prórroga en el partido de vuelta fueron los gaditanos los que se llevaron el gato al agua. En la otra confrontación de la eliminatoria, el Binéfar empataba a cero en su estadio ante el Conquense y perdía por 2-1 en el partido de vuelta. Finalmente, el Fuenlabrada cayó a Tercera División, después de haber empatado los cuatro partidos que disputó. En esta ocasión, sin embargo, no fue necesario llegar a los penaltis, ya que el empate de la ida en Binéfar fue sin goles, mientras en el de vuelta ambos conjuntos marcaron un gol.

Un año más tarde, el Melilla eliminó al Beasain (2-0 en su campo en la ida y 1-1 en la vuelta) y el Alcorcón a la Gimnástica de Torrelavega con dos empates, a cero en Santo Domingo y a uno en El Malecón. Los cántabros vencieron por 1-0 en la ida y lograron un empate a dos en Beasain, enviando así a los guipuzcoanos a Tercera División.

En 2003 el Langreo cayó ante el Linares (2-2 en la ida, 4-1 en la vuelta) y el Calahorra ante el Figueres (0-2 y 1-0). En la eliminatoria final, tras el empate a cero de la ida en Asturias, el Calahorra logró la permanencia tras vencer por 2-1 en La Planilla al Langreo.

Un año más tarde, el Betis B cayó ante el Alcalá (1-2 en Sevilla, 2-0 en Alcalá de Henares) y el Peña Sport no pudo con el Sabadell (1-1 en Tafalla, 3-1 en Sabadell). En la final el Betis B se convirtió en el único equipo que ha perdido los cuatro partidos disputados en la historia de esta promoción, tras caer por 1-2 ante el Peña Sport en Sevilla y luego por 1-0 en Tafalla.

La segunda tanda de penaltis en la historia de la competición se vivió en la temporada 2004-2005, entre Gramanet y Mirandés, que vencieron en sus respectivos campos por 1-0, logrando la permanencia los catalanes al imponerse en los lanzamientos desde el punto fatídico en la vuelta disputada en Miranda de Ebro. Por su parte, el Fuenlabrada disputó su tercera promoción de permanencia en Segunda B y se deshizo del Talavera (2-1 en la ida, 2-2 en la vuelta). Después de un empate a cero en Talavera en la ida, el Mirandés acabó cayendo a Tercera División tras volver a empatar, esta vez en su campo y a un gol.

En la temporada 2005-2006 se dio la curiosa circunstancia de que los cuatro partidos de la primera eliminatoria acabaron en empate. Baza y Amurrio empataron a uno en tierras andaluzas en la ida y repitieron resultado en la vuelta, decidiéndose la eliminatoria a favor de los alaveses en la tercera tanda de penaltis de la historia de la competición. Huesca y Castillo empataron a cero en campo del primero y a uno en el del segundo, logrando la permanencia los oscenses por el doble valor de goles en campo contrario. En la eliminatoria final el Baza hizo valer su superioridad venciendo por 0-1 en el partido de ida y sentenciando el descenso del Castillo con un 2-0 en la vuelta.

Después de once años con el mismo formato, en la temporada 2006-2007 se produjo una modificación en el sistema de competición. El número de grupos de Tercera aumentó a 18 y por tanto también lo hizo el número de equipos ascendidos de dicha categoría. Para compensar el ascenso adicional la Federación decidió suprimir la última eliminatoria de la fase de permanencia en Segunda B, descendiendo directamente los dos perdedores de la primera. Para estrenar este formato, el Playas de Jandía se enfrentó al Extremadura, derrotándole por 3-0 en Fuerteventura y arrancando un empate a uno en Almendralejo, mientras en un duelo de filiales, el Valladolid B derrotaba en su campo por 2-1 al Valencia Mestalla y empataba a uno en la vuelta. De este modo, Extremadura y Valencia Mestalla se convirtieron en los primeros descendidos con el nuevo formato.

Un año después, el Villajoyosa arrancó un empate a uno de Tajonar ante el Osasuna B, pero perdió en la vuelta por 0-1. Mientras tanto, Baza y Villa Santa Brígida fueron incapaces de marcar un solo gol en los dos partidos que disputaron ni en la prórroga del segundo, que se acabó resolviendo por penaltis a favor de los canarios en su propio campo. Así, Villajoyosa y Baza descendieron a Tercera División.

En la temporada 2008-2009, el Terrassa se impuso por 2-0 al Antequera en el partido de ida y repitió victoria, esta vez por 2-3 en la vuelta. Por su parte, en un nuevo duelo de filiales, Las Palmas Atlético y Sporting B empataban a cero en tierras canarias, para imponerse contundentemente por 4-0 los asturianos en Mareo. Con estos resultados, fueron Antequera y Las Palmas Atlético los que perdieron la categoría.

Finalmente, en la temporada 2009-2010, Espanyol B y Guijuelo empataban a dos en el partido de ida, imponiéndose en la vuelta los salmantinos en su campo por 1-0. Por su parte, el Roquetas derrotó al Toledo por 1-0 en la ida y arrancó un empate a uno del Salto del Caballo en la vuelta. Espanyol B y Toledo, al perder sus eliminatorias, descendieron a Tercera División.

En total, en 17 temporadas, han sido 59 los equipos que han disputado las eliminatorias de Permanencia en Segunda B con sus distintos formatos. Sólo uno, el Fuenlabrada, ha participado en tres ocasiones, salvando la categoría en dos de ellas. Otros siete han participado en dos ocasiones, logrando la permanencia en ambas cuatro de ellos (Sabadell, Gimnàstic de Tarragona, Valladolid B y Talavera) y consiguiendo la permanencia una vez y descendiendo otra los otros tres (Baza, Avilés Industrial y Algeciras). Ningún equipo ha descendido dos o más veces a través de la Promoción de Permanencia.

En los 88 partidos disputados se han marcado 181 goles, siendo el máximo anotador el Sabadell con 10 goles en seis partidos, y el más goleado el Huesca, con 12 goles en seis partidos. Ningún equipo ha sido capaz de conseguir más de dos victorias en la competición y sólo uno ha perdido más de dos veces: El Betis B, con cuatro derrotas, todas ellas en la edición de la temporada 2003-2004, como ya se ha comentado.

El máximo goleador de la historia de esta competición es Pepe Mel, autor de cinco goles en total; uno con el Benidorm en la temporada 1995-1996 y otros cuatro con el Getafe en la 1996-1997. Por detrás de él, con tres goles, figuran Ahumada (San Roque 1993-1994), Fuentes (Huesca 1996-1997) y Víctor Curto (Terrassa 2008-2009). Pepe Mel no es el único jugador que ha anotado goles con dos equipos distintos; otros 5 jugadores consiguieron hacer dos goles con dos equipos distintos: Barba con el Getafe en la temporada 1996-1997 y con el Fuenlabrada en la 2000-2001; Bariego con el Zamora en la 1997-1998 y con el Caudal un año después; Garrido con el Linares en la 2002-2003 y con el Amurrio en la 2005-2006; Raúl con el Logroñés B en la 1995-1996 y con el Terrassa en la 2008-2009 y Rubén Blaya con el Figueres en la 2002-2003 y con la Gramanet en la 2004-2005. Sólo dos jugadores consiguieron anotar tres goles en un solo partido: Ahumada en el Arosa 1 – San Roque 3 de la primera eliminatoria de la temporada 1993-1994 y Pepe Mel en el Getafe 4 – Huesca 0 de la primera eliminatoria de la temporada 1996-1997.

Hazte Socio
Sobre nosotros

Miembro del CIHEFE

Publicado en: General

Nº 17

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales