Los ases del fútbol y su juego de huecograbado mumbrú

Resumen

En estos tiempos en los que un chavalín cualquiera es capaz de hacer las más enrevesadas maniobras con un balón, merced a la gran difusión mediática del fútbol; nos encontramos con que quizá ésto no sea más que un reflejo actualizado, corregido y aumentado de lo que ya en los lejanos años 20 del pasado
Artículo
Download PDF

En estos tiempos en los que un chavalín cualquiera es capaz de hacer las más enrevesadas maniobras con un balón, merced a la gran difusión mediática del fútbol; nos encontramos con que quizá ésto no sea más que un reflejo actualizado, corregido y aumentado de lo que ya en los lejanos años 20 del pasado siglo ocurría. Casi desde sus inicios la figura del deportista y, en nuestro caso, del futbolista se ha ido revistiendo de un halo de admiración y emulación. Admiración por los logros y hazañas deportivas  y emulación, en el caso de los más pequeños de la casa, soñadora de llegar a ser como el ídolo. En gran parte esa figura mítica se creaba desde la prensa escrita de la época que, con un estilo mucho más florido y vibrante que el actual, ensalzaba y engrandecía las gestas deportivas como si de épicas conquistas se tratara. También el nuevo soporte publicitario, el cromo, contribuyó en gran manera a crear los nuevos mitos del balompié español.

Una de las mejores empresas de aquella época fue Huecograbado Mumbrú, de Barcelona, que editó varias colecciones del Campeonato de España (1925 y 1927-28), así como otras dedicadas a jugadores de  diferentes equipos de fútbol bajo distintos títulos: Deportistas, Los ases del fútbol, etc… Pero su esfuerzo mayor supuso la edición de una colección de 45 cromos repartidos en tres series de 15 cromos cada una. La colección titulada “Los ases del fútbol y su juego” pretendía mostrar las habilidades técnicas de  diferentes jugadores a través de escenas fotografiadas en partidos jugados por el futbolista en cuestión. En cada serie se presentaba a 3 jugadores diferentes, a razón de 5 cromos por jugador, lo cual hace un total de 9 jugadores representados. ¿Y quiénes eran esos “cracks” de los años 20? Esta es la lista: Zamora, Alcántara, Piera, Montes, Cubells, Travieso, Cros, Sancho y Samitier. No se puede obviar la abundancia de jugadores del F. C. Barcelona (no en vano la empresa productora estaba radicada en la Ciudad Condal) y el contrapeso ofrecido por los dos del Valencia F. C. y los solitarios Travieso y Cros. La figura de Zamora, presentada aquí como guardameta nacional, parece estar por encima del bien y del mal. El primer cromo siempre es un retrato del jugador, mientras que los cuatro restantes son acciones del juego. Los cromos son fotografías en blanco y negro, de tamaño 10’6 x 7’5, de orientación tanto vertical como horizontal. Los cromos están identificados por delante y por detrás llevan un pequeño párrafo sobre la escena del anverso y espacio para la inclusión de publicidad. Este es el listado de la colección:

 Serie A

1 Ricardo Zamora, el guardameta nacional

2 Zamora despejando un corner

3 Zamora en una de sus típicas “Zamoranas”

4 Zamora iniciando un plongeón

5 Zamora blocando el balón y esquivando

6 Alcántara

7 Alcántara en uno de sus formidables tiros a goal.

8 Alcantara shootando en Burdeos en el partido España-Francia

9 Alcántara en una media vuelta

10 Un inteligente pase de Alcántara.

11Vicente Piera, el extremo derecha internacional.

12 Piera, marcado, haciendo un pase por alto

13 Piera driblando al contrario

14 Un buen centro de piera

15 Piera shootando.

2-ases

Serie B

1 Montes, delantero centro del Valencia, F. C.

2 Montes burlando al contrario

3 Montes en un shoot

4 Montes en un remate

5 Montes, driblando un contrario

6 Cubells, interior izquierda del Valencia F. C.

7 Cubells, driblando un contrario

8 Cubells, rematando un corner

9 Cubells, shootando

10 Cubells, desbordando la defensa contraria, centra

11 Travieso, delantero centro del Athletic Club de Bilbao

12 Una extraordinaria entrada de Travieso

13 Travieso, intenta arrebatar a Serra el balón

14 Un excelente shoot de travieso

15 Itra impetuosa entrada de Travieso

cubells

Serie C

1 Manuel Cros delantero del C.D. Europa

2 Un buen pase de cabeza de Cros

3 Cros trata de sortear a Conrado

4 Cros en un remate de cabeza

5 Una buena entrada de Cros en una “melée”

6 Sancho

7 Sancho interceptando un pase de Cros.

8 Un pase de cabeza de Sancho

9 Un excelente shoot de Sancho

10 Sancho en un despeje

11 Jose Samitier el “Mago del balón”

12 Samitier cruzando un contrario

13  ¿Samitier rematando un corner?

14

15 Un sensacional shoot de Samitier

Dorsos

1 Dragón Japonés -  Evaristo Juncosa Pañella

2 Chocolates Orús – Zaragoza

3 Casa Campos – Valdepeñas

montes

 Finalmente, es interesante apuntar un detalle al respecto de los dorsos. El primero remite directamente a Barcelona, lugar donde estaban establecidos los Chocolates Juncosa, pero los otros dorsos hablan elocuentemente de cómo la colección consiguió rimper las barreras localistas de Cataluña y llegar hasta La Mancha, incluso. Una muestra más de la potencia de los cromos como vehículo publicitario y difusor de las nuevas estrellas deportivas y sus sobresalientes logros.

Publicado en: General

Nº 26

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales