El centenario de la federación regional catalana

Resumen

Redoblamos nuestro artículo de este mes para celebrar al igual que el centenario de la federación nacional española el de una de las regionales más importantes de nuestro país, la catalana. Y es que junto con el cisma federativo español entre la FECF y la UECF existía en Cataluña un cisma parecido entre la Federación
Artículo
Download PDF

Redoblamos nuestro artículo de este mes para celebrar al igual que el centenario de la federación nacional española el de una de las regionales más importantes de nuestro país, la catalana.

Y es que junto con el cisma federativo español entre la FECF y la UECF existía en Cataluña un cisma parecido entre la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball y la recién formada Foot-ball Association.

Este cisma federativo regional no puede entenderse al margen de los movimientos para la UECF, y por ello su solución tuvo un camino muy similar y ocurrió en las mismas fechas, tanto en su origen como en su solución.

Al terminar la temporada 1911-12 el organismo rector del fútbol catalán era la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball, fundada el 9-12-1906 como una asociación nueva y completamente diferente de la anterior y ya desaparecida Asociación de Clubs (fundada el 12-11-1902 como una federación española). Nada pues tenían que ver la una y la otra, ni por supuesto estas a su vez con la Federación Gimnástica Española y su reunión celebrada en Barcelona el 11-11-1900.

En esos momentos Hans Gamper, uno de los promotores de la Federación Española de Clubs de Football, se mostraba muy contrario a la gestión que del fútbol se estaba haciendo y por ello se propuso montar una federación a la que finalmente se daría en llamar Unión Española de Clubs de Foot-ball. De forma paralela y dado que la Federación Catalana estaba íntimamente unida a la FECF se decidió igualmente a fundar una nueva federación catalana, a la que se llamó Foot-ball Asociación Cataluña.

Hasta tal punto la fundación de la UECF y de la FAC eran parte de una misma estrategia que la primera se fundó el 12-12-1912 y la segunda al día siguiente, respetando escrupulosamente la jerarquía entre la nueva federación nacional y la regional. De la fundación de la segunda se daba noticia en La Vanguardia (14-12-1912):

Bajo la presidencia del delegado del FC Barcelona se reunieron anoche los representantes de quince clubs entre seniors y juniors, acordando la constitución de la nueva federación que se llamará Foot-ball Asociación Cataluña.

Quedaron aprobados los estatutos y la forma en que se compondrán las categorías de jugadores para luchar por el Campeonato de Cataluña, que empezará a celebrarse el 12 de enero próximo.

La comisión organizadora la constituyen los delegados de los clubs Barcelona, Gimnástich, TBH, Sarriá y Cataluña.

Casi un mes después, el 10-1-1913, se elegía junta directiva y a Francisco de Moxó como presidente. Se daba así la noticia en El Mundo Deportivo (16-1-1913):

El viernes último reuniéronse en uno de los salones del Ateneo Barcelonés, los presidentes  de los clubs federados a la novel entidad «Foot ball Asociación Cataluña», estando presentes los clubs: «Catalá S. C.», «F. C. Barcelona», «Avenç N. R.», «Badalona F. C.», «Gimnástich A. E. P.», «Catalunya S. C.», «Sarriá S. C.», «T. B. H.», «Sparta F. C.», «Palamós F. C.», «Olot Deportivo», «Manresa F. C.», «Catalonia F. C.», «Mataró F. C.», «Athlétic F. C.», «Vilasar F. C.». Abierta la sesión por el presidente de la comisión organizadora, el delegado del «F. C. Barcelona dio cuenta de las gestiones practicadas, que merecieron la unánime aprobación y se procedió a la elección de Junta directiva que quedó constituida en la siguiente forma:

Presidente, D. Francisco de Moxó.

Vicepresidente, D. H. Gamper.

Tesorero: D. A. Peris.

Secretario: Dr. S. Mundi.

Vocales: D. J. Casades, D. S. Patxot y don J. Balaguer.

Inmediatamente los señores allí presentes tomaron posesión de sus cargos y se nombró una comisión formada por los Sres. Peris, Mundi y Casades, para que, en unión del Sr. Gamper, fueran a visitar al Sr. Moxó para darle las gracias por haber aceptado la presidencia, dispensando su autorizada protección a la novel entidad.

Seguidamente tomáronse acuerdos de importancia para la organización del campeonato de este año que principiará el próximo domingo y otros actos que se irán conociendo oportunamente. Para solemnizar la inauguración, se combinaron cuatro equipos inter-clubs, para que el domingo próximo pasado dieran una muestra de fraternidad, como así lo efectuaron. Levantose la sesión para ir a poner un telefonema al presidente de la «Unión Española de Clubs de Foot-ball», saludándole en nombre de diez y seis clubs y 3.800 asociados que se adherían a la entidad de su presidencia.

A los efectos que aquí nos interesan nos bastará con decir que en esta temporada ambas federaciones tuvieron plena fuerza y vigor, hasta el punto de que se disputaron dos campeonatos regionales que ganaron el España FC y el FC Barcelona respectivamente.

Terminada la temporada 1912-13 se celebró la junta general de la Federación Catalana. En esta, celebrada el 26-6-1913, los presentes acordaron ponerse en comunicación con la FAC con el objetivo de solventar los problemas existentes. Así, se les envío la siguiente carta que fue publicada en El Mundo Deportivo (17-7-1913):

Atentos al acuerdo que se adoptó en la última asamblea general celebrada por esta Federación, tenemos el honor de dirigirnos a Vd. para expresarle que los clubs adheridos a la misma, verían con mucho gusto que se estableciese la unión entre todos lo existentes en Cataluña. Aunque harto comprendemos que no está en su mano el poder resolver este asunto por su propia voluntad, conocidos sus sentimientos conciliadores considerámosle propicio al bien que todos ansiamos, por lo que nos permitimos expresarle que habríamos de ver con satisfacción se dignase, de acuerdo con sus compañeros de Junta, convocar a los clubs adheridos a esa entidad a una Asamblea para consultarles su opinión, confiando en que ésta habrá de estar acorde con la nuestra y que merced a la feliz intervención de Vd. y a nuestra decidida voluntad, puesta al servicio de causa tan hermosa, cesarán las diferencias que pudieron producirse algún día y señalaremos con el acto de fraternidad a que aspiramos llegar dentro de poco, los más bellos derroteros para el próspero florecimiento del foot-ball en nuestra amadísima región.

Fdo. Masferrer y Doménech, presidente y secretario de la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball.

La semana anterior (10-7-1913) se encabezaba el rotativo barcelonés con un artículo titulado “Hacia la unión (?)”, cuyo texto íntegro era el siguiente; aunque aparecía sin firma todo parece indicar que el redactor era Narciso Masferrer:

Si escribiésemos para nosotros mismos, si el número de nuestro periódico de hoy no estuviese destinado a ir a parar a otras manos que las nuestras, o si pudiésemos lograr que imperase nuestra voluntad, resueltamente habríamos escrito “¡Hacia la unión!” Pero el cronista, que se mete en muchos sitios y que ha recorrido los campamentos donde se hallan establecidos los ortodoxos y los heterodoxos, a pesar de que tiene hoy la misma fe en su voluntad, porque es sincera y honrada, que en épocas inolvidables de titánicas luchas, luchas nobles pro sport, abriga sus dudas y de ahí que las interprete ese signo maldito de interrogación que sustituye al de exclamación que queríamos estampar.

No es menester hacer historia. Un hábil político emigrado de las filas de una entidad muy respetable, se las compuso como mejor pudo y supo para conseguir una formidable mayoría en una famosa Asamblea. De tal modo y manera logró pintar las cosas que consiguió satisfacer sus ambiciones, pero estas provocaron un cisma fenomenal del que el mismo maquiavélico enredador debió arrepentirse, pues pronto abandonó el puesto que había conseguido, con objeto de no ser un obstáculo para que las corrientes volvieran a juntarse y pudiera reclamarse la paz, que ansiaban todos los que e buena fe practican o simpatizan con el foot-ball.

Nosotros, que tenemos demostrado que solemos estudiar las cosas y que cuando nos lanzamos por un camino, lo hacemos resueltamente, posponiendo las más caras afecciones y las amistades más íntimas a la prosperidad y fomento del sport y al bienestar de los que practican y lo propagan, combatimos en el periódico y en una junta general el que frente una Federación, fuese a establecerse otra.

Hemos ido viendo como se desarrollaban los sucesos, nos hemos lamentado de los míseros resultados que ha dado la campaña última, cuyos campeonatos no han logrado atraer al público a los campos de foot-ball porque los partidos no revestían ningún interés, salvo uno de triste recordación, y hemos pedido en diversas ocasiones que ese estado de cosas, cesase por el bien y por los prestigios de que debe de ir rodeado el foot-ball.

En la última junta general de la FCCF los delegados de los mismos clubs que hace nueve meses provocaron el cisma, con una buena fe que nadie puede negarles, comprendiendo que la situación no debía prolongarse por más tiempo, acordaron que verían con mucho gusto que se procediese a la unión de todos los clubs bajo la enseña de la ya vieja entidad catalana, dispuesta sin duda alguna a rejuvenecerse cambiando de hábitos, adquiriendo vestidura nueva, pero conservando el nombre antiguo que es lo menos que podía desear, y noble era que lo pidiese. En la tercera sesión de esa asamblea se ha elegido la Junta directiva y en ella figuran elementos de todos los matices, cuyos nombres podrán discutirse, pero que nos consta que hállanse bien dispuestos a procurar y conseguir una perfecta armonía y esta actitud suya es tanto más meritoria por cuanto una vida no es raquítica, cuentan con crecido número de clubs, con fondos existentes en caja y con esa misma Junta o con otros hombres que no les faltan, pueden capear el temporal y llegar a puerto, porque la voluntad no falta tampoco.

La FAC acaba de nacer a la vida, tiene por eje principal un club (al que hemos tratado siempre tan desinteresadamente, con tanto cariño, que sin estar por encima de nosotros, nada ni nadie, nos han atribuido el ser órganos suyos en la prensa) y en derredor del cual viven compactos una porción de clubs a él sinceramente afectos, que no moverían ninguno de sus miembros sin que la cabeza que los dirige imprimiera su voluntad a nervios y músculos. Pero la existencia de la FAC no es próspera, su vida es lánguida desde su nacimiento y vivirán con honor pero no alcanzarán la gloria.

El «Barcelona», el club Campeón no ganará nada viviendo en el ostracismo y poco menos que en el retraimiento, dentro de la vida regional en sus relaciones con la vida nacional e internacional ya sabemos a donde ha llegado. Esa situación se hace insostenible y debe despejarse. Trátase ahora de ir primeramente a la unión de todos, olvidando lo pasado y haciendo firme propósito de no incurrir en ninguna otra lucha de emboscada que no sea la-noble y franca del campo del juego.

Reuniose la FCCF y acordó solicitar la entente.

Reúnase la FAC y acepte el parlamentar.

Reúnanse los plenipotenciarios de una y otra y acuerden la unión, estatutos nuevos, conducta nueva, Junta nueva y adelante por el bien de Cataluña sportiva.

Unidos podremos imponer nuestra fuerza a las entidades nacionales, uniéndonos, tal vez ante el acto de civismo nuestro, contribuyamos a la unión de las federaciones nacionales. Hagamos labor de atracción que es lo que incumbe hacer a los que de verdad se interesan por el fomento del deporte.

Si algunos a las razones, anteponen intereses particularistas, habrá que señalarse ante la pública opinión, a cuyo efecto El Mundo Deportivo abre hoy un proceso en donde anotaremos las declaraciones de unos y otros, de tirios y troyanos para que al fin, sin prejuicio nuestro de ningún genero, resplandezca la verdad, y la opinión pública, que no se equivoca nunca, juzgue sinceramente, falle en justicia y sepamos a que atenernos en este desdichado pleito que urge terminarlo con un fuerte abrazo.

La semana siguiente con toda probabilidad vuelve a ser Masferrer quien en El Mundo Deportivo (24-7-1913) continuaba con un artículo titulado esta vez “La unión se impone”:

Desde hace quince días nuestros redactores han ido inquiriendo para satisfacer los anhelos naturales de su director, lo que las gentes opinan respecto de la conveniencia o no conveniencia de fundir en una sola, las dos federaciones existentes.

Rara es la persona, amante del foot-ball, que no se haya inclinado, -al ser consultada en el sentido expuesto-, por la fusión de ambas entidades, reconociendo que la temporada pasada ha constituido una época completamente perdida y estéril para el foot-ball.

Lo propio en el campo de la FCCF que en el de la FAC se sienten legítimos afanes de unión y concordia. En el de la FCCF se han olvidado ciertos hechos lamentabilísimos que dieron lugar a la escisión y por unánime acuerdo se encaminan a una franca reconciliación.

En los cuarteles de la FAC no se han podido olvidar tan fácilmente hechos memorables y se sienten recelos y temores de que de nuevo se inicien complots políticos que pudieran dar nuevamente al traste con la concordia que se sueña, de ahí las dudas y las zozobras, de ahí la tardanza en contestar a la petición de mano formulada por la antigua federación, dudas y zozobras que muchos footballistas encuentran justificadas.

Uno de los puntos principales que motivaron la separación del «Barcelona», de la FCCF fue la intransigencia de ciertos elementos de querer admitir en los teams nacionales a jugadores extranjeros y este asunto de importancia suma, que estudiamos en su día colocándonos resuelta y favorablemente al lado del «Barcelona», es el primero que debe ser objeto de estudio, por las personas encargadas de la confección del nuevo reglamento, como lo será por parte de los delegados que concurran a la Asamblea general de la Real Unión Española de Clubs de Foot-ball, enmendando un rarísimo error, un pecado de noble hidalguía en que incurrimos, negando que los jugadores extranjeros pudiesen jugar con nosotros, porque muy torpe tendrá que ser quien no adivine que la Unión Internacional compuesta de internacionales (verdad de Pero Grullo que conviene hacer resaltar), jamás admitirá en su seno a entidades que sistemáticamente se nieguen a dejar jugar en sus teams, en sus campeonatos, en los partidos internacionales a jugadores que pertenecen a otras naciones que no sea la nuestra.

El foot-ball es un juego internacional, indiscutiblemente el que mayor desarrollo alcanza dentro del mundo deportivo a la hora de ahora y no se puede, ni se le debe negar la entrada en nuestros teams a un jugador extranjero que traslada su residencia a Barcelona, con el hecho de que no ha vivido un par de años en nuestra ciudad.

Resuelto este punto, sin el cual no puede haber avenencia ni con los de dentro ni con los de fuera, estudiado de la manera más equitativa cuanto afecta al “profesionalismo” y “amateurismo, cosa no difícil de aclarar porque dentro de Sociedades deportivas de otra índole, se deslindaron perfectamente los campos, sin detrimento de la dignidad de unos y otros, y llevando a la dirección de la entidad federal a personas que antepongan al amor decidido que profesan a su club, el de la justicia e imparcialidad con que deben ser zanjadas las cuestiones, incluso las que le afecten directamente, el problema que se trata de resolver tendrá solución rápida y satisfactoria, y entre todos habremos hecho un gran bien al deporte en general y al foot-ball en particular.

Si conforme lo esperamos, dentro de pocos días los clubs de la FAC aceptan la entente cordiale, entendemos que los plenipotenciarios que se designen no pensarán al reunirse que van a discutir y firmar un nuevo «tratado de París». Ni súplicas ni imposiciones: Avenencia. Inspirándose en el bien de todos realizarán una obra que se impone y en la que ha de presidir siempre la cultura que han de tener los de arriba para imponerla a los de abajo.

Seguía así El Mundo Deportivo de la misma fecha (24-7-1913) respecto de la asamblea de la FAC del 21-7-1913:

Por lo que se refiere a la más o menos probable fusión, entre las federaciones catalanas, diremos que el lunes por la tarde celebró sesión la Junta directiva de la Foot-ball Asociación Cataluña, sin que a ella asistieran individuos tan caracterizados en la misma y de temperamento tan conciliador como los Sres. Moxó y Gamper.

Que en dicha sesión, lejos de accederse ala indicación que nos pareció muy razonable de la FCCF de que se convocase a todos los clubs adheridos a la F. A. C. para conocer su parecer respecto a la unión, se tomaron acuerdos que dilatan la solución de un problema que no admite medias tintas, ni encubiertas diplomatiquerías.

Después hemos sabido que entre antiguos amigos ha habido pourparlers, como hemos Sabido que personas que debieran ser discretas han pecado de todo lo contrario en su incomprensible afán de aliarse con quienes eran no hace mucho sus más implacables enemigos.

Lo que ignoramos es lo ocurrido anoche en la sesión de Junta directiva de la FCCF, si se debió leer alguna misiva de Moxó a Masferrer y si éste en su afán de información, partirá para San Sebastián a ven como pelan la pava el Ferry con la Pardiñas. Lo que resultaría gracioso es que la FAC no se quisiera casar con la FCCF y en cambio el travieso Ferry se fugase con la Real Unión Española de Clubs de Football.

Lo que fuere sonará.

Resulta curioso comprobar cómo el mismo día 21-7-1913 la FAC había respondido a la FCCF y cómo sin embargo pareció oportuno a la redacción de El Mundo Deportivo no hacerse eco de esta carta; o a la FCCF ocultar durante unos días la carta que habían recibido. La siguiente (EMD, 31-7-1913):

Consecuentes con la norma que se trazó la Foot-ball Asociación Cataluña, al constituirse, de laborar pro sport, debemos hacer constar la satisfacción que nos ha causado la bien pensada y escrita comunicación que la FCCF de su digna presidencia nos remitió el diez de los corrientes.

Como Vds. deseamos ardientemente que todos los footballistas de Cataluña se unan en fraternal abrazo y desde luego pueden ustedes creer que no encontraran por nuestra parte, nada más que facilidades, si tienen la amabilidad de puntualizar cómo podría llevarse a cabo la deseada unión ya que nadie mejor que Vds. está tan al corriente de si han desaparecido las causas que nos obligaron a separarnos.

Pueden Vds. creer que será grande nuestra alegría si consiguen unir a los footballistas catalanes para que juntos, comprendiendo los amplios horizontes que señala la palabra exótica sport, laboren por esta hermosa tierra que por ser emporio de la cortesía y de la hospitalidad, merece que sus hijos la hagan fuerte no solamente de cuerpo sino también de alma.

Rogamos a Dios que les conceda muchos años de vida y acierto en sus gestiones.

Barcelona, 21 de julio de 1913. El Presidente F. de Moxó. El Secretario Luis Balagué.

Y comentaba el redactor:

Anoche [30-7-1913] se debió reunir la Junta directiva de la FCCF para tratar de este importante asunto y por las impresiones que hemos podido recoger entendemos que la contestación será la de que la Federación ansía la unión sin condiciones para poder cumplir los anhelos de los que sienten de verdad el sport y lo aman con entusiasmo.

Por las noticias publicadas la semana siguiente sabemos que a su vez la FCCF envió una nueva carta a la FAC, de la que lamentablemente ignoramos su literalidad. Nos da noticia nuevamente El Mundo Deportivo (7-8-1913):

Para tratar de la comunicación enviada por la Federación Catalana, está convocada para mañana la Junta consultiva de la FAC, la cual se espera acordará entablar las negociaciones, para llegar a la deseada unión.

Pero la noticia principal publicada ese día era el acta de la reunión celebrada en San Sebastián el 30-7-1913 en virtud de la cual se firmaba la paz entre la FECF y la UECF, consistente en la desaparición de las dos y la creación de una nueva, la RFEF. De esta acta, que hemos reproducido íntegramente en nuestro artículo anterior, es necesario destacar aquí los siguientes puntos:

3º. Aceptar con carácter provisional una división regional de Federaciones autónomas que comprenda cuatro grandes grupos, que ulteriormente podrán establecer entro de cada región Subdelegaciones regionales o Subfedearciones, y que comprendan las siguientes provincias:

A)    Región Norte: Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra y Rioja.

B)    Región Centro: Castilla y Andalucía.

C)    Región Este: Cataluña, Valencia, Alicante y Murcia.

D)    Región Oeste: Santander, Asturias y Galicia.

4º. Invitar por circular mancomunada a los clubs españoles de dichas regiones, legalmente constituidos para que elijan dos delegados por cada región, que en representación asistan a la reunión que tendrá lugar en Madrid el día 1º de Septiembre próximo, a las tres de la tarde, en el domicilio del Real Aero Club de España, Ventura de la Vega núm. 4. Dichos delegados, cuyos poderes no podrán ser transferibles, deberán ser portadores de la lista de individuos que componen la Directiva regional elegida y de la lista de los Clubs que intervinieron en su elección, así como del reglamento que para su gobierno adoptan, el cual no es precios sea común a todas las regiones.

En consecuencia la unión de las dos federaciones catalanas debía tener lugar necesariamente de la misma manera que se iba a producir la de las dos españolas: por la desaparición y la creación de una nueva: la Federación Regional del Este.

Del mismo modo entresacamos estos dos párrafos de la circular enviada a todos los clubes españoles:

Las bases de unión y de paz, firmadas por la Real Federación y la Real Unión en esta fecha nos imponen el grato encargo de dirigir a ese Club la presente circular invitándole a ponerse, sin pérdida de tiempo, al habla con los demás clubs de la región a que corresponde el que usted preside, dentro de la división provisional que hemos acordado, para imprimir la mayor urgencia a los trabajos que para llegar a la constitución legal de esa región ha de efectuarse, y que habrán de estar terminados antes de fines del mes de Agosto.

Con objeto de no herir susceptibilidades, queda encargado de convocar a la reunión correspondiente el club más antiguo de cada región, y en la imposibilidad de conocer en este momento cuál es dicho club, rogamos a usted tenga la bondad de buscar el medio de facilitar esta labor utilizando, por ejemplo, la valiosa cooperación de la prensa de esa localidad.

En la región este el honor de convocar la reunión para fundar la nueva federación este correspondió al FC Barcelona, que no tardó en proceder en consecuencia. Ignoramos la fecha, pero el club envió al resto de clubs catalanes la siguiente convocatoria:

La Junta directiva del FC Barcelona por encargo y en cumplimiento del acuerdo tomado en 30 de Julio del corriente año, por las dos federaciones nacionales RFECF y RUECF tiene el honor de invitar a los clubs de foot-ball de Cataluña, Valencia y Murcia, a que manden delegados representativos de los mismos en número de dos, como máximo, a la reunión que tendrá lugar el 23 de los corrientes, a las 9 y media de la noche en el local que el FC Barcelona posee en Barcelona, Rambla de las Flores, 18, 1°, para constituir la Federación de Levante y nombrarles dos delegados que en representación suya han de concurrir a la Asamblea que tendrá lugar en Madrid, el 1° de septiembre próximo. Los delegados han de ir provistos del nombramiento firmado por el presidente y secretario de su club respectivo.

Así pues la nueva Federación del Este se constituyó el 23-8-1913. Así contaba la reunión El Mundo Deportivo, 28-8-1913:

A las diez y media de la noche D. Joaquín Peris de Vargas, vicepresidente 1º del FC Barcelona, el club decano de Levante, abrió la sesión congratulándose de la presencia en la casa del Barcelona de tantos delegados. Se congregaron estos en número de cuarenta y ocho. Propuso que por sus años y por méritos propios presidiese nuestro querido director señor Masferrer y así fue aprobado.

El Sr. Masferrer explicó el objeto de la reunió, y después de breves frases de los señores Torres Ullastres, que actuaba de secretario, y de otros delegados, quedó acordado la constitución de la Federación del Este.

Suspendida por breves momentos la sesión para que los delegados se pusiesen de acuerdo para la elección de cargos, fueron designados por aclamación al reanudarse los señores siguientes:

Masferrer, del Gladiator; Torres Ullastres, del Barcelona; Torrens, del Universitari; Madico, del Español; Sánchez, del Salud; Boronat, del Barcino; y Berrondo del Hispania de Valencia.

En la junta están representados cuatro clubs juniors y tres seniors.

Inmediatamente después se trató de la labor que habrán de realizar los delegados de nuestra Federación en la Asamblea madrileña. Con gran alteza de miras se estudió el esquema de reglamento que la comisión organizadora de la Federación Nacional ha hecho circular entre los clubs y todos los delegados estuvieron unánimes en la orientación que nuestros representantes deberán tratar de dar a la nueva Federación, conviniéndose por último dar un voto de confianza al Comité Directivo para que esté dé instrucciones concretas y terminantes a los delegados que vayan a Madrid.

Al ir a procederse al nombramiento de delegados el Sr. Peris (D. Aparicio) propuso que la votación fuese secreta y sin previo acuerdo entre los delegados a fin de que éstos pudieses libre y espontáneamente designar a quienes prefiriesen, pero esto no fue aceptado y por aclamación fueron designados los señores Torres Ullastres y Torrens para que vayan a Madrid a tomar parte en la constitución de la Federación única.

Se habló por último de la organización de un partido al que pudiese intitularse “Partido de la Paz” y se levantó la sesión, en la que se laboró grandemente y con entusiasmo por la prosperidad del foot-ball.

El designado Partido de la Paz se disputó el 31-8-1913, y el 8-9-1913 tuvo lugar un Banquete de la Paz, ambos para celebrar el fin de las disidencias entre las ya desaparecidas FCCF y la FAC. De este banquete se dio noticia extensa en El Mundo Deportivo (11-9-1913):

Digno remate de la nunca bastante ponderada unión futbolística, en buena hora iniciada por la antigua Federación Catalana de Clubs de Foot-Ball, fue, sin discusión de ningún género, el fraternal banquete de la paz deportiva habido el lunes pasado por la noche en el Mundial Palace, y al cual asistieron más de setenta comensales, representativos de todas las fuerzas del foot-ball catalán.

Que la paz futbolística en Cataluña es un hecho palpable, cierto e imperecedero, nos lo demostraron, sin lugar a dudas, todos los clubs barceloneses en el famoso Gran Partido de la Paz. Que la Paz Futbolística Nacional hase firmado, tras unánimes deliberaciones sostenidas en la Corte por los delegados de las regiones en que se halla dividida España, demuéstralo asimismo la constitución de la Real Federación Española de Clubs de Foot-Ball… Que esta unión es sincera, única, espontáneamente pedida por las fuerzas vivas del foot-ball, y jamás establecida por la diplomacia, que casi siempre otorga o rechaza a capricho o mandato de conveniencias particulares de directores, jefes o poderes, nos lo ha asegurado de manera tangible el banquete de delegados celebrado en Madrid, y el simpático acto de la misma índole habido el lunes en Barcelona.

Tras animado departir en el transcurso del banquete entre jugadores, periodistas, aficionados y directores, inició los discursos el señor Torres Ullastres, delegado de la Federación del Este en la Asamblea Nacional Constitutiva, con una detallada explicación de lo que fue dicha asamblea constituyente, las actuaciones suya y de su compañero señor Torrens en la misma, y el resultado hermoso y grande, que de ella ha resultado en pro del deporte español.

Hablaron luego en términos plausibles acerca de la paz los señores Puig de Bacardí, presidente del Universitary Sporting Club, Sánchez y Sampere.

El señor Elías Juncosa, redactor de sport de La Veu de Catalunya, habló en nombre de todos los periodistas que allí estaban congregados, y por último, nuestro querido director y expresidente de la Federación del Este, don Narciso Masferrer, pronunció un ingenuo discurso relativo al acto, a su actuación en la unión, de respuesta a todo lo manifestado por los oradores que le precedieron en el uso de la palabra, de gracias a los futbolistas, prensa, delegados, amigos y significados elementos madrileños que han demostrado de hecho, palabra y escritos la cooperación que están dispuestos a prestar constantemente al cada día más floreciente progreso deportivo barcelonés, discurso que fue acogido con nutridos aplausos por parte de los comensales, a quienes satisfizo extraordinariamente la peroración última, con la cual han desaparecido para siempre las separaciones entre antiguos amigos, algunos elementos periodísticos y no pocos futbolistas.

Como final de tan hermoso acto el señor Torrens dio lectura a las numerosas adhesiones recibidas al Banquete de la Paz, entre las cuales figuraba el siguiente telefonema, dirigido desde Madrid por el señor Ferry, actual vicepresidente de la Real Federación Española de Clubs de Foot-ball, cuyo texto dice:

Lamento muy de veras no hallarme entre ustedes, ruego salude en mi nombre futbolistas catalanes. Viva Federación Catalana. Viva Federación Española.-Ruiz Ferry.

Este telegrama, así como las demás cartas y tarjetas de adhesión, fueron recibidos con una salva de aplausos por los asistentes al banquete.

Bien entrada la noche del lunes, día 8 de Septiembre, dio final la fiesta del Banquete de la Paz.

El Sr. Masferrer era ya expresidentes de la Federación del Este porque esta ya había desaparecido. Se había fundado el 23-8-1913 y desapareció el 6-9-1913. Tan solo dos semanas duró la federación regional catalana que pudo dar la paz futbolística de la región. Lo contaba así El Mundo Deportivo (11-9-1913):

Reunida el sábado pasado por la noche en el local del Barcelona la Junta directora de la Federación del Este, procediose a levantar acta de cuanto manifestaron los delegados que asistieron a la Asamblea nacional, entre cuyas órdenes y acuerdos figuran las siguientes:

a. División de España futbolística en diez regiones.

b. Orden de disolución de cuantas entidades directoras del foot-ball provincial o regional existían antes de la constitución de la nueva RFEF.

c. Constitución de la nueva primera entidad futbolística regional.

En su consecuencia se acordó disolver la «Federación del Este» y remitir un oficio comunicando dicho acuerdo a todos los clubs adheridos a la misma, y refiriendo, mediante la copia del acta de la Asamblea constitutiva de federación nacional, los motivos por los cuales se procedía a tal extremo.

Antes de firmarse el acta de disolución, hízose constar en la misma los siguientes importantes extremos:

1. Que quedaba nombrada una Comisión encargada de distribuir en forma cuanto dinero sobrase de la liquidación de fondos obtenidos por varios conceptos en la federación.

2. Que figurase en acta el agradecimiento y satisfacción que sentía la Federación del Este, en nombre de los futbolistas a quienes representa, por los muchos agasajos, distinciones y deferencias que todos los delegados de las distintas federaciones y la presidencia de la Asamblea constitutiva han tenido con los delegados de la F. del E.

3.° Que constara preeminentemente el unánime voto de gracias que los elementos de la Directiva conceden a sus compañeros señores Torres Ullastres y Torrens, delegados por la Asamblea general, por las acertadas gestiones llevadas a cabo en Madrid.

Y con ello diose fin a la última Junta de la «Federación del Este».

En consecuencia procedía la fundación de la nueva Federación Catalana, según los acuerdos de la RFEF y de la Federación del Este. Para lo que en primer lugar debía procederse a la desaparición formal de las antiguas FCCF y FAC. Ya antes incluso de la creación de la Federación del Este habían tenido varias reuniones entre ambas en que decidieron la desaparición de ambas y la creación de una nueva federación. Así las de 18 y 20 de agosto (EMD, 21-8-1913):

En las noches del lunes y del miércoles se han reunido en el Ateneo Barcelonés los delegados de la FCCF y de la FAC, habiendo acordado en principio disolver ambas entidades y fundar una nueva federación catalana de clubs de foot-ball.

Los delegados hanse dedicado al estudio de un proyecto de estatutos y reglamentos redactado por el Sr. Torres Ullastres, que a cuantos lo conocen les ha parecido en su mayor parte muy aceptable.

Pero el día 20-9-1913 fue la fecha elegida por las dos asociaciones para celebrar sus reuniones de disolución (EMD, 25-9-1913):

La reunión de la FCCF: el sábado por la noche se reunieron en e local de la federación catalana los delegados de los clubs adheridos a la misma.

Se dio cuenta de las gestiones practicadas por la junta directiva para conseguir la ansiada unión entre todos los clubs existentes en Cataluña y lectura de los estatutos por los que deberá regirse la nueva entidad, quedando aprobados con la conformidad de todos los presentes.

La asamblea de la FAC: el sábado por la noche reuniéronse en el local de la federación futbolística Foot-ball Asociación Cataluña los presidentes de las sociedades adheridas al a misma, con objeto de discutir y aprobar los estatutos por que se regirá la nueva y única federación regional de foot-ball.

El Sr. Torres Ullastres, quien en ausencia de D. Francisco de Moxó y de Sentmenat ocupó la presidencia en la Junta general, explicó en primer término las gestiones realizadas en este asunto de unión, y leyó después los nuevos estatutos de la novel federación.

A excepción de varios delegados que se reservaron el derecho de presentar a la Asamblea constitutiva de la federación catalana de clubs de foot-ball, las modificaciones que creen convenientes, tanto los estatutos, en general, como los trámites seguidos, fueron unánimemente aprobados por todas las representaciones de los clubs de foot-ball que formaban la antigua FAC.

Y finalmente el 23-9-1913 tuvo por fin lugar en los locales de la Carrea de los Arcos la reunión fundacional de la Federación Catalana de Clubs de Foot-ball:

Anteanoche, con la asistencia de número considerable de delegados de los clubs más importantes de Cataluña, se constituyó la nueva Federación Catalana de Clubs de Foot-ball.

Presidió el Sr. Masferrer, acompañado en la mesa por los Sres. Peris y Balaguer de la FAC y Green, Doménech y Boronat de la FCCF.

Discutiéronse tres artículos de los Reglamentos, interviniendo en el debate los señores:

Sánchez, Carbó, Torrens, Peris (A.), Giral, Doménech y Boronat, aprobándose acto continuo sin enmienda alguna y por unanimidad.

A continuación se procedió a la elección de cargos, uno por uno, resultando elegido para el cargo de presidente nuestro querido director Sr. Masferrer, quien en un discurso sincero, convincente y elocuente como suyo, expresó el sentimiento que embarga su ánimo al no poder aceptar el honor que se le dispensaba por no permitírselo ni el estado delicado de su salud ni sus numerosas ocupaciones.

Todos los delegados allí presentes le instaron para que aceptara el cargo, que Masferrer consideraba como un señaladísimo voto de gracias, pero no hubo forma de convencerle y se procedió a la elección de nuevo presidente recayendo la votación, muy acertadamente por cierto, en nuestro querido amigo D. Narciso Deop. Para vicepresidente fue elegido D. José Madico. Secretario y vicesecretario fueron designados nuestros queridos compañeros de redacción D. Francisco Doménech y D. Dionisio Sánchez respectivamente; tesorero, D. Enrique Poch, y contador, D. José Boronat.

La sesión terminó confiriéndose a propuesta del Sr. Torrens votos de gracias a los delegados de las fenecidas federaciones que han colaborado en la obra de paz realizada y muy especialmente para el Sr. Masferrer.

Antes de separarse los delegados nuestro director dio tres hurras en honor de la novel Federación, para la que deseamos las mayores prosperidades.

Cataluña ha tenido un total de cinco federaciones regionales, pero la actual es precisamente esta, la fundada el 23-9-1913. En consecuencia en los próximos días se cumplirá el centenario de la paz futbolística en Cataluña, una paz ganada y conseguida gracias al esfuerzo común de todo el fútbol español, que sabía de los evidentes y grandes beneficios de estar unidos bajo una única entidad rectora.

Hazte Socio

Presidente del CIHEFE

Publicado en: General

Nº 46

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales