Paul Heubi, el suizo que enseñó a jugar al fútbol en Madrid

Resumen

Muchos son los lugares, algunos libros y algunas páginas web, en que podemos encontrar el nombre de Paul Heubi. En todos ellos se afirma que fue quien animó la Sociedad de Foot-ball, primer club madrileño de fútbol (1897) y quien les enseñó las reglas. Todos esos libros y webs sacan su nombre directamente o a
Artículo
Download PDF

Muchos son los lugares, algunos libros y algunas páginas web, en que podemos encontrar el nombre de Paul Heubi. En todos ellos se afirma que fue quien animó la Sociedad de Foot-ball, primer club madrileño de fútbol (1897) y quien les enseñó las reglas.

Todos esos libros y webs sacan su nombre directamente o a través de terceros del Libro de Oro del Real Madrid (1952), en que se le cita y precisamente con palabras del primer presidente madridista, Julián Palacios:

[...] El propio don Julián [Palacios] -fallecido en 1947- le explicaba al autor alguno de los pormenores de aquel Foot-ball Sky que él conoció siendo un chico: “no éramos más de treinta los socios, y solo pagábamos la cuota unos cuantos. El principal animador del club era un suizo llamado Paul Heubi. Era difícil reunir un equipo, y más de una vez tuvimos que jugar siete u ocho. Otras les prestábamos jugadores a los contrarios que en el fondo éramos nosotros mismos, porque solo existía el Sky [...]

Como en todo lo que tiene que ver con lo que Rosón llamaba la “edad de piedra” del fútbol madrileño, nada se ha añadido sobre este curioso sujeto que al parecer era suizo y fue quien enseñó a jugar al fútbol en Madrid. Así lo había dicho el propio Rosón en su historia de 1940:

A la sazón figuraba en las filas del Sky un suizo llamado Paul Heubi, que puede decirse que fue quien enseñó a jugar a los que después fueron magníficos elementos.

Junto con esas citas encontramos una de mucho valor que publicamos en nuestro artículo “La aguja del pajar”, la entrevista de los hermanos Giralt en El Imparcial (5-9-1928):

Antes de fundar el Madrid ya jugábamos al fútbol… Nosotros fuimos los introductores del fútbol en Madrid cuando éramos unos chiquillos de dieciséis años… Entonces fundamos el Skay (sic), que fue el primer equipo constituido en la Corte. Y jugábamos como podíamos: siete contra siete, catorce contra doce, cinco contra cinco o contra seis… Hasta que llegó un suizo, apellidado Polevi (sic), que es el que nos instruyó en el juego de una manera reglamentaria.

Así pues, dejando al margen la experiencia de la Institución Libre de Enseñanza, desconectada de los primeros clubs, parece confirmado que fue Paul Heubi el primero en enseñar a jugar al fútbol en Madrid.

Ahora bien, ¿quién fue Paul Heubi?

Paul Heubi, un suizo en Madrid

Hemos buscado mucho y con ahínco, y gracias al Google y tras meses de trabajo hemos podido entrar en contacto con algunos de los descendientes directos de Paul Heubi, y en concreto con su nieta Mary Heubi, residente en Canadá, quien tanto nos ha ayudado a reconstruir aun de manera escueta la biografía de su abuelo.

El ciudadano suizo Paul Aimé Heubi (Paul Heubi II), nació en 1878. Fue el mayor de los diez hijos habidos en el matrimonio de Paul Heubi I (1855-1917) y Berthe Neuschwander (1859-1914), que posan juntos en esta fotografía.

paul-heubi-01

Su padre es un personaje conocido en Suiza por ser uno de los primeros pedagogos, fundador entre otras de la escuela Brillantmont de Lausana, aún hoy abierta, y en cuyo despacho aparece en esta foto.

paul-heubi-02

Paul Heubi II era empleado de banca. Y sabemos que precisamente ese fue el motivo que le trajo a Madrid, pues fue contratado por la oficina del Credit Lyonnais en la capital de España. Probablemente llegó aquí en 1898, con veinte años, y aunque solo tenemos noticias de que seguía aquí al año siguiente es probable que estuviera más tiempo.

Ya antes de venir a España había trabajado en la sede de Lausana del Banco de Winterthur, y aunque ignoramos su completa trayectoria profesional sabemos que en el momento de su fallecimiento era subdirector del Banco Popular Suizo de la ciudad de Montreux.

Su infancia la había pasado en Lausana, donde en ese momento su padre era director del instituto. De allí marchó directamente a España, y a su regreso se casó con Marguerite Masson (1883-1973), con la que tuvo cuatro hijos: Violette (1911-1988), Madelon (1913-1990), Paul François (1917-2005) y Robert (1923-1941). Hijo de Paul François (Paul Heubi III) y Helen Allen (1930-2013) es Mary Heubi, quien como decimos nos ha aportado los datos conocidos.

Sabemos que Heubi nunca perdió su afición por el deporte, tan importante para el desarrollo del fútbol en Madrid. Y que a su regreso a Suiza fue presidente del FC Montreux-Sports, equipo actualmente en categoría regional.

Igualmente era un gran músico, y formaba parte de la Orquesta del  Conservatorio de Montreux.

Paul Heubi II murió joven, el 3-8-1927 a la edad de 49 años. Lo hizo inopinadamente en la estación de tren de Vevey, una población a diez kilómetros de Montreux. Precisamente en la necrológica publicada por el diario Le Matin (6-8-1927) encontramos un bosquejo de su vida:

El martes por la tarde murió en Vevey, en la estación de tren, Paul Heubi-Masson, subdirector del Banco Popular Suizo de Montreux.

El Sr. Heubi se encontraba en la estación de Vevey con su mujer y algunos amigos para ir a Lausana en tren cuando de repente se empezó a sentir mal. Llevado a la oficina del jefe de la estación murió al cabo de una hora tras una embolia. El Dr. Narbel, que vino de inmediato, solo pudo constatar la muerte del Sr. Heubi.

Paul Heubi, de 49 años, era un hombre muy querido. Hijo del Sr. Heubi, jefe de instituto en Lausana, había hecho primero estudios en esta ciudad y después una estancia en el extranjero, en España en particular. De regreso a Suiza se casó con la Srta. Masson, hija de Georges Masson. Trabajó mucho tiempo como cajero en el Banco Popular Suizo, del que fue nombrado subdirector hace algunos años.

Hombre muy deportivo, el Sr. Heubi había sido presidente central del club Montreux-Sports. Músico excelente, formaba parte de la Orquesta del  Conservatorio del Montreux, que ahora pierde un colaborador muy querido.

Por último no podemos terminar este artículo sin mostrar la joya que Mary Heubi nos ha facilitado: la foto de su abuelo. Este es Paul Heubi II:

paul-heubi-03

Hazte Socio
Sobre nosotros

Miembro del CIHEFE

Publicado en: General

Nº 48

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales