I Trofeo Internacional de Fútbol “Ciudad de Palma de Mallorca”.

Resumen

Con el nombre de I Trofeo Internacional de Fútbol “Ciudad de Palma de Mallorca” se presentaba en 1969 el que por ahora ha sido el mayor torneo estival de fútbol internacional de Mallorca. Durante la temporada 68/69, el R.C.D. Mallorca volvía a recuperar la Primera División. Los días posteriores a conseguir el ascenso, el Gobernador
Artículo
Download PDF

Con el nombre de I Trofeo Internacional de Fútbol “Ciudad de Palma de Mallorca” se presentaba en 1969 el que por ahora ha sido el mayor torneo estival de fútbol internacional de Mallorca.

Durante la temporada 68/69, el R.C.D. Mallorca volvía a recuperar la Primera División. Los días posteriores a conseguir el ascenso, el Gobernador Civil presidió la presentación y el sorteo del I Trofeo Internacional de Futbol “Ciudad de Palma de Mallorca” que se disputaría los días 8, 9 y 10 de agosto en el Estadio Luis Sitjar. El Alcalde de Palma tenia mucha ilusión depositada en el Torneo ya que éste debía representar “el primer paso hacia el definitivo enraizamiento de la competición en nuestro calendario deportivo-turístico”. El sorteo deparó que la primera semifinal fuera F.C. Barcelona-Hamburgo S.V. y la segunda semifinal fuera Standard de Lieja-R.C.D. Mallorca.

Para presenciar el torneo se pusieron a la venta entradas y abonos. Las entradas más caras para presenciar un partido de los cuatro que se iban a disputar era de 300 pesetas en Tribuna Cubierta, mientras que la más barata era en la General Goles equivalente a 100 pesetas. En cuanto a los abonos, estos oscilaban entre 900 y 300.

El primero de los tres equipos invitados que compareció en la isla fueron los alemanes del Hamburgo SV. El entrenador Knöpfle, del Hamburgo, atendió a los medios de comunicación a su llegada y dijo que era una gran honor participar en el torneo por la calidad de sus participantes. El Hamburgo se presentaba con los siguientes jugadores: (1) Ozcan; (2) Saadmann, (6) H. Schulz, (3) Tzurbjuan; (8) Zalezyk, (5) Holf, (4) Nofly; (7) Beyer, (9) Fock, (10) Hönig y (11) Dringeljtein, además del portero Suschkonsky, el defensa Scholl, el medio M. Schulz y los delanteros Rotchkey y Hellfritz. El jugador más importante del Hamburgo, Uwe Seeler, no pudo asistir al torneo ya que días antes sufrió un tiron.

El Barcelona aterrizo horas más tarde en Mallorca y al frente de la expedición estaba su entrenador Salvador Artigas, el cual ya advirtió a su llegada que había traído para diputar el torneo a los jugadores que más en forma estaban: los porteros Sadurni y Reina; los defensas Gallego, Torres, Eladio y Franch; los centrocampistas Rifé, Zabalza y García Castany; los delanteros Pujol, Pellicer, Fusté, Reixach, Mendoza, Bustillo y Zaldúa.

La primera semifinal disputada el 8 de agosto entre el Barcelona y el Hamburgo acabo en tablas en el marcador (2-2) en un Luis Sitjar abarrotado. Los blaugranas pasarían a la final por penaltis. Ese mismo día aterrizó en Mallorca el equipo belga del Standard de Lieja entrenado por M. Haus. El equipo belga estaba compuesto por los porteros Piot y Mathy; Beurcet, Jeck, Thissen, Blaise, Dewalcque, Van Moer, Pilot, Semmeling, Takac, Kostedde, Depirenx, Cvetler, Galic y Henrotay.

El día 9 se disputó la segunda semifinal entre el Mallorca y el Standard. El equipo dirigido por Haus derrotó al conjunto anfitrión y acedía a la final por 1-2 con goles de Van Moer y Dewalcque. Conesa anotaría para los bermellones. El Mallorca que acababa de ascender a Primera División estaba dirigido por Sergio Rodríguez el cual presentó la siguiente alineación para enfrentarse a los belgas: Gost; Doro, Sana, Victoriero; Robles, Parera; Terol (Proúgenes), Colom (Sarrachini), Cáceres, Conesa y Puig (Pérez).

En el último día del torneo, el Mallorca se impuso al Hamburgo (1-0) contra todo pronostico disputando una brillante y eficaz segunda parte. Cáceres fue el autor del único gol del partido. Justo despues, el Barcelona se impuso al Standard de Lieja (1-0) en la finalísima del torneo. Los de Salvador Artigas merecieron y consiguieron la victoria ante el poderoso equipo belga con un gol de Pujol en los instantes finales del partido.

El Trofeo Ciudad de Palma cumplió las expectativas y en los años posteriores se convirtió en un referente entre los torneos de futbol estivales por los grandes equipos que acudían cada año, además de ser habitualmente la presentación del R.C.D. Mallorca antes de empezar cada temporada.

Publicado en: General

Nº 53

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales