Precisiones acerca de la “cuna” y del “decano” del fútbol en México

Resumen

Etiquetas: , , , , ,

Últimas precisiones sobre la cuna del fútbol en México y el “decanato” dentro del fútbol mexicano
Abstract

Keywords: Mexico, Football, Pachuca, History, Oldest National Team, Origines

A few last clarifications about the the birthplace of Mexican football and the controversy about the oldest national team in Mexican football

Artículo
Download PDF

Reza  una  sentencia  de  autor  anónimo  que  “La historia es fácilmente manipulable, pero difícilmente podrá demostrarse aquello que se manipula porque tarde o temprano la verdad histórica saldrá a la luz”. 

Esta  frase  viene  al  caso  que  nos  ocupa,  porque  desde  1950  que  se  fundó  un  nuevo  equipo  llamado  Club  de  Fútbol  Pachuca  A.C.,  para  participar  en  la  recién  creada  Segunda  División  Profesional,  luego  de  29  años  de  ausencia  tanto  a  nivel  local  como  en  el  medio  nacional,  los  directivos  en  turno  del  equipo  hidalguense, pero  sobre  todo  desde  1995  bajo  la  dirección  de  Jesús  Martínez  Patiño,  según  comprobaremos  aquí,  han  tratado  de  imponer  a  la  afición  mexicana  como  “verdad  mediática” la  mentira  histórica  de  que  la  ciudad  de  Pachuca  es  la  “Cuna”  del  fútbol   y  que  el  equipo  Pachuca  es  el  “Decano”  del  fútbol  en  México, con  base  en  dos  argumentos  erróneos  y  sin  ofrecer  el  menor  razonamiento  y  explicación  lógica  de  lo  que  entienden  por  “Cuna”  y  por  “Decano”.

Pero  de  acuerdo  con  el  divulgador  y  filósofo  John  Wilson,  “Es sencillamente un disparate decir que algo es verdadero cuando  quien  lo  asevera  no sabe lo que significa ni cómo verificarlo”.

Esto  quiere  decir,  que  una investigación no puede llevarse a cabo si primero no se precisa,  define y explica aquello que nos proponemos conocer, develar o descubrir. En este caso precisar,  definir y explicar qué es el Association Football, es decir, cuáles son el significado y el carácter esencial del término fútbol de asociación, así como precisar,  definir y explicar qué debe entenderse con el concepto  o  analogía  “Cuna del fútbol de asociación” en cualquier país, de acuerdo con sus propiedades, funciones y relaciones  de  causalidad  con  el  fútbol  de  asociación.

Sólo así es posible postular cuál fue y dónde estuvo esa “Cuna” en la que los “Padres” creadores o adoptivos “encunaron” al Association Football inglés en México, y no atribuirle la calidad de sinónimos del  concepto  “Cuna”  a dos acontecimientos  que  fenecieron  en  menos  de  dos  horas  y  pertenecen a una categoría distinta, tales  como  la más remota “cascarita” o partido reglamentario y la formación o fundación del equipo más antiguo  de  los  que  se  tenga  noticia.

Es decir, ningún hecho, fenómeno o situación de la realidad puede abordarse sin una adecuada conceptualización del problema y la precisión del significado y extensión de sentido formal y lógico de los términos que orientarán la búsqueda, porque el investigador que se plantea un problema no lo hace en el vacío, como si no tuviese la menor idea del mismo, sino  que siempre parte de algunas ideas o referentes históricos previos, como lo haremos con el origen, el significado y la esencia del Association Football inglés, lo cual es prioritario y fundamental para la búsqueda del referente o sujeto lógico que le corresponde  a  “Cuna” en cualquier país.

Es  por  ello  que  intentaremos  hacer  una  resumida  pero  sustancial incursión por la historia  del  fútbol  de  asociación  inglés,  que  nos  permita  lograr  un  acercamiento  a  la  definición  de  estos  enunciados  propositivos,  adjetivos  o  figuras  literarias  que  se  trasladan  y  aplican  en  el  fútbol  de  México,  para  poder  tener  un  mejor  juicio  acerca  de  su  significado,  cuya  ignorancia  o  manipulación  ha  dado  lugar  a  dos  escabrosos  asuntos  por  parte  de  intereses, objetivos  y  fines  personales  y  de  grupo,  que  no  son  ni  históricos  ni  deportivos.

Como  señala  (Víctor Martínez Patón. Presidente del  Centro  de  Investigaciones  Históricas  y  Estadísticas   del  Fútbol  Español  (CIHEFE), “Para desenmarañar la cuestión hemos de definir en primer lugar con precisión qué designamos con el término “fútbol”  (o  balompié), para poder precisar posteriormente cuándo empezó  a  practicarse aquello a lo que designamos con tal nombre. Porque aquí es donde surge precisamente la confusión” .

En  México,  es  poco  conocido  que  el  8  de  diciembre  de  1863, en  la  Free  Mason’s  Tavern  de  Londres,   de  la  calle  Long  Acre  81,  en  el  barrio  londinense  de  Great  Queen  Street,  fue  creado  el reglamento  de  13  reglas  que  dio  formalidad  y  unidad  de  normas  al  juego  denominado  originalmente  en  inglés  Association  Football  o  juego  de  balón  con  los  pies  de  asociación,  el  cual  fue  organizado  e  institucionalizado  como  deporte  oficial  en  la    sociedad  civil  y  entidad  deportiva  denominada  Association  Football  o  Asociación  de  juego  de  balón  con  los  pies  de  Londres,  Inglaterra,  fundada  el  26  de  octubre  de  1863,  para  diferenciarlo  de  otros  juegos  de  pelota  en  los  que  predominaba  el  uso  de las  manos  y  eran  muy  rudos, como el Rugby, y  que  se  practicaban  de  manera  libre, desorganizada,  ocasional,  sin  reglas  definidas  y  por  simple diversión. (www.thefa.com/about-football-association/history).

Association  Football  o  Asociación  de fútbol  de  Londres,  es  una  entidad  deportiva  o  “Cuna”,  en  el  sentido  de  albergue  del  fútbol  de  asociación,  que  desde  entonces  quedó  establecida  en  la  Free  Mason’s  Tavern,  (actualmente  Connaugth  Rooms) y  cuya  primera  junta  directiva  (los “padres”)  tuvo  como  primer  presidente  a  Arthur  Pember,  secretario,  Ebenezer  Cobb  Morley,  tesorero,  F.M.  Campbell,  y  vocales,  J.F.  Alcock,  Jass  Turner,  E.  Wawn  y  H.T.  Steward.

“En inglés los nombres de la federación y del nuevo deporte eran respectivamente ‘Football Association’  (Asociación  de  fútbol) y ‘Association Football’  (fútbol  de  asociación), cuya apariencia tan similar ha provocado dificultades hasta el punto de que creo que nunca en España  (ni  en  México) se ha traducido bien el nombre del deporte: lo de ‘fútbol asociación’ es simplemente una mala traducción que, entre otras cosas, en español no significa absolutamente nada.

“En España llamamos ‘fútbol’ a un deporte creado el 26 de octubre de 1863 en Londres, concretamente en la Taberna de los Masones (Freemasons’ Tavern). Lo llamamos ‘fútbol’ por abreviación del sintagma ‘fútbol de la asociación’, siendo la ‘asociación’ a la que se refiere el nombre precisamente la que habían previamente creado los reunidos en la taberna y que no es sino la federación inglesa de fútbol. (la  Football  Asssociation,  the  FA). Así pues cuando hablamos coloquialmente de ‘fútbol’ nos referimos al fútbol de la asociación”.  (Víctor Martínez Patón.  2011.  Presidente del CIHEFE).

El actual Presidente de The FA, Asociación de Fútbol de Inglaterra, David Bernstein  (2013), durante  la  celebración  de  los  150  años  del  fútbol  de  asociación  y  de  la  Asociación  de  Fútbol  de  Inglaterra,  y  que  tuvo  lugar  en  la  sede  de  la  misma  el  26  de  octubre  de  2013,  declaro  que:

“Es increíble pensar cómo el juego (Association  Football) se ha desarrollado a partir de esa primera reunión en la taberna de los masones (la  casa) en octubre de 1863. Los padres fundadores (de la  entidad  deportiva  denominada  Asociación  de  fútbol  o  “cuna”  y  creadores  del  deporte  o  “recién  nacido  bebé-fútbol”  de asociación) tenían la previsión real para poner orden y organización en el juego”.

Esto  quiere  decir  que  Association  Football,  o  juego  de  balón  con  los  pies  de  asociación,  hace  referencia  al  hecho  de  que  sólo  empezó  a  existir  oficialmente  hasta  que  varios  equipos  de  Inglaterra  que  practicaban  el  juego  de  balón  con  los  pies  (conocido como  Dribling  Football)  de  manera  libre,  ocasional,  sin  reglas  unificadas,  de  manera  desorganizada  y  por  diversión,  convinieron  en  asociarse  en  una  entidad  deportiva  (the  Football  Association  o  Asociación  de  fútbol  de  Londres)  para  practicarlo  como  deporte  institucionalizado, en  forma  organizada  y  de  manera  regulada  por  dicha  entidad.

Por  su  parte,  el  ex  presidente  de  la  FA, Greg  Dyke,    durante  la  misma  ceremonia  del  26  de  octubre  de  2013,  declaró  lo siguiente:

Es importante reconocer el pasado y lo que los Padres fundadores del fútbol hicieron  (reglamentar  el  juego  de  balón  con  los  pies  (Association  Football),  asociar  a  los  equipos  que  lo  practicaban  y  encunarlos  en  una  entidad  deportiva  o  “Cuna”,  la  Football  Asociation)) y lo que se ha logrado  (su  crianza,  crecimiento,  desarrollo  y  evolución), porque aquí es donde empezó todo  (www.thefa.com/News/2013/oct/150-anniversary).

Dentro  de  éste  marco  de  referencias  históricas  y  lingüísticas,  tanto  el  nombre  de  la  asociación  de  fútbol  (Football  Association)  como  el  nombre  del  reglamento  (Rules  of  the  Association  Football), y  el  nombre  del  juego  en  la  práctica  (Association  Football),  hacen  referencia a  su  característica  esencial,  es  decir,  que  se  trata  de  un  juego-deporte  de  asociación  o  asociado,  que  tuvo  su  origen  formal  y  existencia  legal    hasta que se reglamentó, fue organizado en una liga mediante  la  asociación  de  varios  equipos  de  un  país, y  empezó  a  practicarse  en  forma  institucionalizada  y  regulada  en  el  seno  de  una  entidad  deportiva  oficial, la  Asociación  de  Fútbol  de  Londres,  Inglaterra.

Debemos  señalar  que  la  Football  Association  (The F.A.)  de  Inglaterra,  reconoció  oficialmente  que  Londres  es  la  ciudad  que  “vio  nacer”  al  fútbol  de  asociación  en  su  casa,  la  “Taberna  de  los  masones  libres”  de  la  calle  Long  Acre  81  en  el  Barrio  Great  Queen,  es  decir,  su  lugar  geográfico  de  nacimiento,  pero  que la  “Cuna  del  Fútbol  de  Asociación  Inglés”  es  específicamente  la  entidad  deportiva  denominada  Asociación  de  Fútbol  (Football  Association), porque  fue  aposento  y  albergue  donde,  el ya “nacido” “bebé-fútbol” inglés, fue organizado,  “encunado” y  “criado”  por  sus  “Padres”  y  la  “familia”  futbolística  (directiva  y  delegados  de  los  equipos  asociados.

El  concepto  y  criterio  de  “Cuna”  que  sostenemos  con  sentido  de  albergue  en  la  etapa  inicial  de  organización  y  desarrollo  del  fútbol  de asociación,   es  compartido  por  Greg  Dyke,  ex  presidente  de  la  FA,  quien  el  26  de  octubre  de  2013  durante  la  celebración  de  los  150  años  de  la  Asociación  de  Fútbol  de  Inglaterra  y  del  fútbol  de  asociación  declaró  también  que:

“Hoy, una placa de conmemoración  está  ubicada  en el Grand Connaught Rooms, antes  Freemason’s  Tavern,  (la  casa) sitio de fundación de la FA (Asociación  de  Futbol,  la  “Cuna”) en 1863 . Un lugar permanente de la cuna del deporte  (el  fútbol  de  asociación) más popular del mundo.

“La casa del fútbol está marcada. (no  el  sitio  de  la  primera  “cascarita  o  juego, campo  Limes  Field  del  Barrio  de  Londres,  Barnes  0  Richmond  0  el  19  de  diciembre  de  1863;  ni  el  sitio  de  la  fundación  del  equipo  más  antiguo,  Sheffield  Football  Club  de  1957). Es importante reconocer el pasado y lo que los Padres Fundadores del fútbol hicieron  (reglamentarlo,  darle  nombre  y  apellido  y  organizarlo,  es  decir, encunarlo  en  una  entidad  deportiva) y lo que se ha logrado  (su  desarrollo  y  difusión  mundializada) porque aquí es donde empezó todo”.

Cabe  acotar  que  antes  de  que  se  fundara  la  Association  Football  o  Asociación  de  Fútbol  de  Londres  en  1863,  ya  se  habían  realizado  infinidad  de  “cascaritas”  y  partidos  formales  entre equipos  de  colegios,  universidades  y  de  club  que  practicaban  el  dribling  football  o  dribling  game  (  juego  de  balón  con  los  pies  que  tenía  las  características  y  reglas  del  que  se  rebautizaría  como  Association  Football), que  ya  existían  más  de  quince  equipos  fundados,  entre  ellos  el  Sheffield  Football  Club de  1957,  reconocido  por  la  FIFA  y  por  la  FA  como  el  equipo  más  antiguo  del  mundo,  y  que  a  ninguno  de  los  lugares  o  sitios  donde  tuvieron  lugar  tales  acontecimientos  se  les  reconoció  como  cuna  del  fútbol  inglés  y  nadie  ha  reclamado  que  lo  merecieran  dado  que  aún  no  se  jugaba,  estricta  y  precisamente  hablando,  el  fútbol  de  asociación,  pues  lo  hacían  de  manera  libre, ocasional,  sin  reglas  unificadas,  por  diversión,  y  en  forma  desorganizada,  es  decir,  no  institucionalizada  como  deporte.

Entonces,  es la asociación de varios equipos  de  un  país,  la organización de  estos  en  una liga de fútbol,  un  reglamento  unificado  y el funcionamiento institucional  y  social  de la misma (promover la afición y el desarrollo  de  la práctica deportiva organizada del fútbol de asociación)  lo  que  en  Inglaterra  le  otorga  a  la  Asociación  de  Fútbol  de  Londres  el  derecho  natural  y  legal  de  ser  reconocida  como  la  “Cuna  del  fútbol  de  asociación  Inglés”.

Y  la incursión por la historia permite observar cómo el fútbol  de  asociación  inglés se expandió a fines del siglo XIX por intermedio de los comerciantes, ingenieros, obreros y funcionarios británicos que protagonizaron las incursiones económicas de su país por el resto del mundo,  de  tal  manera  que  a  principios del siglo XX este deporte ya estaba extendido por Europa y gran parte del mundo donde la mayoría de los países,  de  manera  similar  que  en  Inglaterra,  ya habían formado su asociación  o  liga  de  fútbol  (Argentine  Association  Football  League,  Uruguayan  Association  Football  League  y  Sao  Paolo  Association  Football  League),  es  decir,  sus  respectivas  “Cunas”, para transformar  al  simple  juego  libre,  llanero  o  no  institucionalizado  de  balón  con  los  pies  (football), en una práctica deportiva institucionalizada  que  le confiriera  su  carácter  esencial  de  asociado  (Association  Football  o  fútbol  de  asociación).

Nuestro  concepto  o  criterio  de  “Cuna”  en  el  sentido  de  albergue,  y  de  hito  histórico  atribuido  al  partido  más  remoto  y  a  la  existencia  del  equipo  más  antiguo,  también está  respaldado  por  Antonio  Bálmont,   miembro del CIHEFE,  Centro  de Investigación  de  Historia  y  Estadísticas  del  Fútbol  Español,  quien  en  2011  publicó  un  artículo  en  la  revista  oficial  “Cuadernos  de  fútbol”  en  el  que  puede  leerse:

“Aunque en Jerez se hubiese jugado antes al fútbol que en Huelva  (la  “cuna”  del  fútbol  en  España) esta provincia seguiría siendo la que ejerció un papel más relevante y trascendental para el desarrollo, consolidación y difusión del balompié en nuestro país. Y es que en ningún momento se ha cuestionado la hegemonía de Huelva como el principal foco de arraigo y expansión del fútbol español  (como  la  cuna  del  fútbol  en  España)   porque de lo que estamos debatiendo es del lugar en el que se jugó por primera vez al foot-ball. Uno de los hitos relevantes de nuestra historia futbolística”.

Es  importante que la  afición  mexicana  esté  informada  de  que  la  difusión  e  introducción  del  Association  Football  o  fútbol  de  asociación  inglés  en  los  países  de  Europa  y  América  tuvo  una  pauta  idéntica, y  que  según  señalo  David Bernstein  el  26  de  octubre  de  2013: “Todo el fútbol organizado en el mundo se remonta a ese importante acontecimiento”.

Este  marco  histórico  de fuentes  de  información  secundarias,  bibliografía  y  testimoniales  acreditados  acerca  del  nombre  completo  y  el  carácter  esencial  del  fútbol  de  asociación,  así  como  del  concepto  cuna  del  fútbol,  es  el  que  en  México  se  desconoce  o  ha  sido  omitido  intencionalmente,  sobre  todo  por  quienes  como  los  actuales  directivos  del  club  de  fútbol  Pachuca  y  sus  ideólogos,  han  venido  utilizando  la  historia  del  fútbol  de  asociación  en  territorio  mexicano,  más  con  intereses  y  fines  políticos,  mercantilistas  e  ideológicos  que  con  objetivos  históricos  y  deportivos. 

Dentro  de  este  contexto,  cabe  señalar  que  entre  mayo  de  1889  y  junio  de  1902,   periodo  en  el  que  posiblemente  fue  introducido  el  conocimiento  del  reglamento  del  fútbol  de  asociación  por  inmigrantes  británicos,  el  inicio  de  la  práctica del juego  de  balón  con  los  pies  de  asociación  en  México  se  llevó  a  cabo  de  manera  libre,  ocasional,  informalmente  y  por  diversión,  exclusivamente  entre  los británicos  residentes  en  Real  del  Monte  y  Pachuca,  Hidalgo;  Orizaba,  Veracruz,  Puebla  y  la  ciudad  de  México,  y  que  los encuentros  eran  poco  frecuentes  pues  se  realizaban,  cuando  mucho,  uno o dos al año,  con  el  propósito  de  divertirse  y  fortalecer  los  vínculos  de  la  comunidad  británica  en  territorio  mexicano.

En  este  sentido,  lo  que  practicaban  los  equipos  existentes  en  el  periodo  de  1889-1902,  tales  como:  el  Pachuca  Football  Club  (1892),  Reforma  Athletic  Club  (1894),  British  Club  (1901),  Mexico  Cricket  Club  (1901)  y  Orizaba  Athletic  Club  (1901  o  1902)  no  era,  estrictamente  hablando,  el  fútbol  de  asociación  en  México,  ya  que  el carácter  esencial  del  juego-deporte  inglés  es  el  de  ser  asociado,  debido  a  que  varios  equipos  de  un  país  hayan  convenido  en  asociarse  en  una  sociedad  civil   y  organizar  el  juego  en  una  entidad  deportiva  o  liga,  para  jugar  precisamente  al  juego  de  balón  con  los  pies  de  asociación,  es  decir,  organizado,  institucionalizado  como  deporte  y  regulado  formalmente  por  dicha  liga  o  asociación.

Por  lo  tanto,  ni  Real  del  Monte,  ni  Orizaba,  ni  la  ciudad  de  Pachuca  pueden  ser  consideradas  la  “Cuna”  del  fútbol  de  asociación  inglés  en  México,  dado que  en  ninguna  de  esas  poblaciones  se  jugaba  al  fútbol  “de  asociación”,  estrictamente  hablando,  ni  se  asociaron  varios  equipos  de  diferentes  ciudades  o  estados  de  la  República  para  fundar  una  liga,  organizar  al  fútbol  e  institucionalizarlo  como  deporte  regulado  por  un  código  de  reglas  unificado  antes  del  19  de  septiembre  de  1902,  fecha  en  que  los  “Padres”  adoptivos del  fútbol  de  asociación  en  México,  Percy  C.  Clifford,  Robert  J.  Blackmore,  O.M.  Sharp  (jugadores  del  Reforma  Athletic  Club)  y  Roland  Norman  Penny  (jugador  del  equipo  de  football  del  Mexico  Cricket  Club)  fundaron la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  de  la  ciudad  de  México  y  asociaron  al  Pachuca  Athletic  Club  del estado  de  Hidalgo  y  al  Orizaba  Athletic  Club  del  estado  de  Veracruz,  con  la  función  social  de  promover  el  arraigo,  el  crecimiento,  el  desarrollo  y  la  difusión  del  fútbol  “de  asociación”  en  el  país,  es  decir,  la  Auténtica  y Única  Cuna  del  Association  Football  Inglés  en  México.

Las  evidencias  de  que  los  “investigadores”  e  “historiadores”  que  pretenden  favorecer  a  Pachuca  saben,  pero niegan  u  omiten  intencionalmente, que  la  ”Cuna  del  fútbol  de  asociación  inglés  en  México”  es  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football, son  abundantes  y  han  quedado  plasmadas  en  sus  publicaciones,  pero  nunca  se  han  atrevido  a  aceptarlo  de  manera  consciente  y  pública  a  nivel  nacional  por  los  intereses  creados  que  tienen  tras  de  sí.  Aunque  de  manera  inconsciente,  se  traicionan  a  sí  mismos.

Nuestro  punto  de  vista  acerca  del  carácter esencial  del  fútbol  de  asociación,  es  decir,  que  es  asociado,  lo avala,  sin  proponérselo,  Juan  Cid  y  Mulet,  quien  en  su  obra  de  1960  “El  libro  de  oro  del  fútbol  mexicano”  de  cuatro  tomos  sostiene  que:

“Con  el  nombre  antes  o  al  final  de  su  membrete,  el  fútbol  no  deja  de  ser  asociación  (asociado),  porque  tal  es  la  característica  que  lo  distingue  ‘asociarse’,  convivir  mutuamente  para  practicar  el  fútbol “  (Cid  y  Mulet.  1962. P. 604).

Así  opina, inconscientemente  también,  Carlos  Calderón  Cardoso en  el  capítulo  cuatro  de  Los  Orígenes  del  Fútbol  en  México,  publicado  en  Cuadernos  de  Fútbol  del  CIHEFE  en  2013, cuando  afirma  que:

“En  la  instalaciones  de  éste  último  (Club  Reforma),  es  donde  quedó  conformado  el  calendario  que  marcaría  el  inicio  del  fútbol  asociado  en  nuestro  país”.  No  el  origen  del  fútbol  en  México,  o  mexicano,  como  asegura  en  la  mayoría  de  sus  escritos.

Con  esta  especificación  que  hace  Calderón  acerca  del  “inicio  del  fútbol  asociado”  deja  claro,  inconscientemente,  que  la  esencia  del  fútbol  es  esa,  ser  asociado,  y  que  la  cuna  del  fútbol  de  asociación  o  asociado  en  México  es  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  de  la  ciudad  capital,  tanto  porque  allí  se  asociaron  los  equipos  existentes  en  el  país,  lo  cual  le  confirió   un  carácter  nacional  (fútbol  de  México, o  en  México) como  porque  en  ella  tuvo  comienzo  el  juego  ya  como  deporte,  y  precisamente,  ya  con  su  carácter  esencial  de  fútbol  de  asociación,  (no  antes  de  que  se  organizara  en  la  liga), así  como  la  primera  etapa  de su largo proceso  de  arraigo,  crecimiento,  desarrollo  y  difusión  oficial.

Además,  Juan  Cid  y  Mulet  (1962. p.10),  señala  que  “el  futbol  de  México,  ha  alcanzado  si  no  una  notable  fama  internacional,  si,  por  lo  menos,  plena  madurez,  pero  para  llegar  a  esto,  ha  sido  necesario  recorrer  un  largo  camino,  cuyas  facetas  vamos  enseguida  a  presentar  al  lector,  con  lo  cual  da  a  entender,  después,  que  se  trata  de  “un  conocimiento,  lo  más  exacto  posible,  de  cuál  ha  sido  el  proceso  de  desarrollo  de  una  actividad  deportiva” (1962. p.9,)  que  hoy  absorbe  la  atención  de  todo  México”.  Y  que  para  normar  el  criterio  del  lector,  empezará  por  “la  historia  del  fútbol  mexicano,  que  comprende  la  época  de  1902  a  1912”es  decir,  la  etapa  inicial  del  proceso  de  arraigo,  desarrollo  y  progreso  del  fútbol  de  asociación  que  sostenemos  en  nuestro  concepto  de  “Cuna”.

Y  así  lo  confirma  con  el  mismo  sentido  Carlos  Calderón  Cardoso,  cuando  afirma,  en  el  capítulo  tres  de  Los  Orígenes  del  Fútbol  en  México,  publicado  en  Cuadernos  de  Fútbol  del  CIHEFE,  en  2013,  categóricamente, que :

“Ahí  arrancó  la  época  inglesa  del  fútbol  organizado  en  México  (1902-1912) Así  comenzó  a  desarrollarse  el  fútbol  en  México”,  no  mexicano,  como  también  sostenemos,  porque  es  inglés.

Y  lo  mismo  hace  Javier  Bañuelos  Rentería  en  Té,  Whisky  y  Fútbol.  Balón  a  Tierra.  1998.  P  15:

“Así  comenzó  a  desarrollarse  el  fútbol  en  México, hasta  que  otros  temperamentos  y  otras  costumbres  llegaron  a  la  liga”. 

Tanto  Juan  Cid  y  Mulet  y  Carlos  Calderón  Cardoso  como  Javier Bañuelos  Rentería,  se  refieren  a  una  etapa  inicial    del  fútbol  de  asociación  u  organizado (como  proponemos),  y  que  según  Rentería,  al  igual  que  Cid  y  Mulet,  abarca  de  1902  a  1912  (como  también  proponemos)  ya  que  los  “otros  temperamentos  y  costumbres  que  llegaron  a  la  liga” a los  que  se refiere  Rentería, lo  hicieron  hasta  1910  con  la  participación  del  México  Football  Club,  integrado  en  su  mayoría  por  mexicanos,  y  más  aún  en  1912,  cuando  a  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  se  le  cambió  el  nombre  por  el  de  Asociación  de  Aficionados  de  México  en  la  Liga  de  Football,  a  la  cual  ingresó  el  equipo  del  Club  España  sumándose  al  México  y  empezó  el  fin  de  la  época  británica  con  la  partida  de  muchos  integrantes  de  esta  comunidad  a  sus  lugares  de  origen  u  otros  países,  y  porque  los  españoles  empezaron  a  dominar  en  el  fútbol  del  torneo  nacional  y  a  promoverlo  en  la  provincia  mexicana.

A  nuestro  parecer,  las  siguientes  citas  de  Juan  Cid  y  Mulet  -que  aparecen  en  la  página  603  y  604  de  su  obra  El  Libro  de  Oro  del  Fútbol  Mexicano-  son  determinantes  y  concluyentes  para  comprobar  que  sí  estaba  consciente  de  que  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  de  la  capital  mexicana  es  la  Única  y  Auténtica  Cuna  del  Association  Football  Inglés  en  México,  pero  no  le  convenía  decirlo  literalmente  en  su  tiempo:

“Queremos  distinguir  esa  primera  organización  liguera  ‘mexicana’  (…)  sin  quitarle  un  ápice  del  mérito  que  le  pertenece  como  organización  modelo  del  fútbol  nuestro (…) Lo  cierto  es  que,  ésta  primera  ‘Liga’  (Cuna  decimos  nosotros),  será  la  base  y  fijará  las  normas  para  las  futuras”.

No  menos  concluyente  es  la  declaración  de  Carlos  Calderón  Cardoso,  en su editorial de mediotiempo.com/editoriales/pachucalacunadelfutbol, del  3  de  junio  de  2007, en  el  sentido  de  que:

“El  campeonato  de  fútbol  mexicano  nació  de  cinco  conjuntos  en  1902,  la  llamada  Liga  Amateur  de  Association  Football,  que  en  línea  directa  es  lo  que  hoy  en  día  conocemos  como  primera  división”, o  Liga  MX, como  también  proponemos,  y  la  cual  está  bajo  la  autoridad  de  la  Federación  Mexicana  de  Fútbol  (de)  Asociación  A.C.

De  todo  lo  anterior  se  puede  inferir  y  queda  claro  -eso  creemos-  que  es la organización de una liga de fútbol, la asociación de varios equipos  de  diversos  estados a ella y el funcionamiento institucional,  legal y social de la misma (promover la afición y desarrollar la práctica deportiva organizada del fútbol de asociación), lo que en México le otorga a la Liga Mexicana Amateur de Association Football el derecho natural  y legal de ser reconocida oficialmente -dicho sea con propiedad y precisión, en castellano-, como la auténtica y única “Cuna del Association Football Inglés en México”, y no, del fútbol mexicano, como dicen, ya que el juego es inglés,  y  además fue dirigido  y  practicado  casi exclusivamente por los británicos,  desde  la  fundación  de  la  liga  en  1902  hasta  el  fin  de  la  época británica  en 1912.

Por  lo  que  respecta  al  término  Decano,  hay  que  decir  que  el fútbol de España tiene el dudoso honor de haber auspiciado entre todos sus miembros y desde hace muchas décadas un título honorífico del cual nadie se hace responsable por no estar registrado, ni definido, y aún menos constar como oficial en sitio alguno.

“Decano” procede del latín “decanus” y significa literalmente ser el líder de un grupo de diez,  pero  desde  hace  mucho  tiempo  en  España  se  aplicó  el  título  honorífico  de  “Decano” al egresado  universitario registrado  o asociado  a  un  Colegio que tuviera más años  ejerciendo su profesión.  Y  aunque  no  tiene  razón  de  ser  porque  sólo  es  aplicable  a  personas,  el  término  fue  trasladado  al  deporte español  donde  es habitual,  erróneamente, que se otorgue  el  título honorífico  de  “Decano” al club  o  equipo  que  simplemente  compruebe  ser  el  más  antiguo,  sin  tener  en  cuenta  la  continuidad  desde  su  fundación  o  registro  en  una  liga  o  federación.

Si buscamos con atención,  tanto en los Estatutos y Reglamentos  de  la  Federación  Española  de  Fútbol  como  en  los  del máximo organismo nacional en cuestiones de fútbol  en  México, la Federación  Mexicana  de  Fútbol  Asociación  A.C., comprobaremos que la figura del Decano no existe, como tampoco existe en estas bases una referencia al mejor jugador, entrenador, gestor, club o máximo goleador.

¿Quién dicta  entonces  las normas para ser  equipo  Decano  y  quien  lo  elige en México? Nadie lo sabe, ni la FEMEXFUT  se hace responsable porque no le compete  (aunque  sí muestra su complacencia  ante la  proclama  del   club  Pachuca), y ni los demás  equipos  de  la  actual  Liga  MX han hecho una  solicitud oficial indicando como debe ser elaborada y otorgada esta distinción.

Entonces, ¿por qué autonombran  sus  actuales  directivos  y  seguidores  al  Club  Pachuca  como Decano  del  fútbol  en  México,  y con base a qué atributos  o  interés?

En  el  caso  de  México, los directivos  actuales  del  Club  de  fútbol  Pachuca  y  sus  seguidores  autonombran  “Decano”  a  su  equipo por  ser el  equipo  de fútbol  más  antiguo  del  que  se  tiene  noticia  periodística  hasta  hoy, dado  que  en  el  periódico  The  Two  Republics  de  noviembre  de  1892,  aparece  una  nota  que  avala  que  en  ese  año  ya  había  un  equipo  denominado  Pachuca  Football  Club  que  iba  a  tener  una  reunión  para  reorganizar  su  plantilla,  entre  otras  cosas.

Además,  argumentan  que  es  unos de los primeros  cinco  equipos asociados a nivel nacional  en  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  de  1902,  y  el  único  que  sobrevive,  supuestamente,  de   aquellos  fundadores  y  pioneros  de  su  práctica  organizada,  aunque  algunos  como nosotros,  por  ejemplo, no  compartimos  esa  versión  particular  en   absoluto,  pues  aparte  de las  apreciaciones  sobre  el  significado  del  Decano, hay otras más importantes que afectan a la trayectoria,  supuestamente  continua, del  club  Pachuca y que se deberían valorar.

Sostenemos que  el  actual  Club  de  fútbol  Pachuca,  no  tiene  ninguna  relación  con  aquel  Pachuca  Football  Club  de  1892  ni  con  el  Pachuca  Athletic  Club  de  1895,  ni  con  el  Club  de  Fútbol  Pachuca  que  se  fundó  en  1960,  es  decir,  que  ninguno  de  esos  equipos  tuvo  la  continuidad  ni  la  función  social  y  deportiva  que  pretende  atribuirle  el  historiador  y  empleado del  Grupo  Pachuca,  Carlos  Calderón  Cardoso, en  la  oficiosa  historia  particular    denominada  “Pachuca,  la  cuna  del  fútbol”  de  2001,  financiada  por  el  propio  club  y  el  gobierno  del  estado  de  Hidalgo.

En  principio,  debemos señalar que aunque  ya  hay  noticia  de  un  Pachuca  Football  Club  en  diciembre  de  1892, se desconoce en qué fecha    y  por  quién  fue constituido  mediante  acta  fundacional  y  registrado  legalmente  pues  no  existe  documento  que  lo  certifique,   no  hay  datos  de  cuándo empezó a  jugar  ni  contra  quienes; ni  se  sabe  qué ocurrió con  el  equipo entre 1893 y  mediados  de 1895. 

Hay  noticia  del  periódico  The  Mexican  Herald  del  9  de noviembre  de  1895  acerca  de   que  en  octubre  de  dicho  año  se  fusionó  con  el  Pachuca  Cricket  Club  y  el  Velasco  Cricket  Club  en  la  asociación  deportiva  Pachuca  Athletic  Club, pero  se  desconocen  sus  actividades  entre  diciembre  1895  a  1900.

En “Pachuca, la cuna del fútbol”  de  2001,  Carlos  Calderón Cardoso expone con suficiencia de detalles la historia del club, que  entonces  aseguraba que  había  sido  fundado  en  noviembre  de  1900:

 “El minero regresó a Pachuca y entusiasmado informó a sus compañeros que el fútbol había llegado a México, y se propuso formar un equipo entres los ‘hijos de la oscuridad’ que pasaban casi todo el día bajo tierra. La idea gustó sobremanera, por lo que mineros y técnicos se apuntaron en la lista de Blamey… La lista de hombres que quedaron para la posteridad fue la siguiente: James Bennetts, John Benetts, William Blamey, W. Bray, George Camphuis, Charles Dawe, John Dawe, W. Gould, Thomas Patton, Richard Sobey y C. William Thomas. Ante el aplauso de los asistentes, el conjunto quedó formalmente constituido  (¿sin  acta  fundacional  registrada?) con el nombre de Pachuca Athletic Club, un sábado por la tarde del mes de noviembre de 1900, en la ciudad de los vientos” (Ibid.: 21).   

Pero  de  acuerdo  con  el  trabajo  de  tesis  para  obtener  el  grado  de  doctorado  de  Gabriel  H.  Angelotti  Pasteur  (2005):

“En esta obra se busca tejer toda la trayectoria de la institución partiendo desde aquel pasado mítico (de cuando los “ingleses” llegaron a estos territorios) hasta la actualidad. La importancia de la investigación queda reflejada en las innumerables fuentes consultadas, locales y nacionales, archivos, museos, hemerotecas y fototecas. El único agravante de la obra es que todas las afirmaciones vertidas no están acompañadas de la cita de fuente correspondiente, dejando entre los lectores, especialmente los más exigentes, un cierto aire de incertidumbre”. (Angelotti  Pasteur  H.  Gabriel.  2005).

El  asunto  que  más  nos  importa  es  que  el  solitario  equipo  Pachuca  Athletic  Club  de  1900  (según  Cardoso)  no  pudo  encontrar  más  adeptos  al  fútbol  en  el  distrito  Real  del  Monte  y  Pachuca,   y  se  vio  obligado  a  afiliarse  a  la  Liga  Mexicana  Amateur  de  Association  Football  de  la  ciudad  de  México  donde  sufrió en los dos primeros  torneos  de 1902-1903  y  1903–1904  al  quedar  en  penúltimo y  último  lugar.

No  obstante,  en  el  siguiente  torneo  de 1904-1905 obtuvo el  primer  campeonato de cinco (dos Ligas más en 1917-1918 y 1919-1920 y dos Copas Tower en 1907-1908 y 1911-1912). Pero  finalmente, luego  de  participar  en  la Copa Centenario de 1921, el  equipo  llamado  Pachuca  Athletic  Club   desapareció de  las  competencias  oficiales  de  carácter  nacional  y hasta el momento nadie  puede  explicar  a  ciencia  cierta  (ni  Carlos  Calderón  Cardoso,  que  se  ha  dedicado  a  investigar  exclusivamente  lo  relacionado  con  el  club),  si  continuó  existiendo  como  equipo  local  ni que aconteció con el Pachuca Athletic Club  en  la  ciudad  hidalguense  de  1921  a  1933,  es  decir,  durante  12  años  más  que  ya  suman  19  con  los  7  anteriores  a  1900.

En  los  años  1930  ya  eran numerosas las prácticas deportivas que se ejercitaban en la  ciudad  de  México  y  se habían extendido a diversos sectores de la sociedad. Es  de  extrañar,  que  si  continuó  existiendo  el  Pachuca  Athletic  Club  en  la  capital  hidalguense,  hayan  sido  los obreros de la empresa minera  Real del Monte y Pachuca quienes solicitaron a las autoridades apoyo económico para fomentar las actividades físicas entre los trabajadores y así combatir muchos de los males que acosaban a los trabajadores, siendo el más importante el alcoholismo.

La siguiente misiva, (Documento 3,  Citado  por  Gabriel  Angelotti  Pasteur), escrita en el año de 1928 por el representante del Sindicato Industrial de Trabajadores Mineros del Estado de Hidalgo, da cuenta de tal situación:

“Tomando en consideración el decaimiento espiritual que embarga a la clase trabajadora y principalmente a los mineros, por falta de lugares de recreo, pues en la actualidad el noventa y cinco por ciento de los mineros, el tiempo libre que le deja el desempeño de sus labores, lo ocupa en su mayoría a la embriaguez y lo que es más en frecuentar constantemente las casas de asignación, en perjuicio de su organismo, de la familia y hasta la sociedad entera; por lo tanto, se estima necesario e indispensable que la juventud actual deba buscar la forma más eficaz para evitar este mal, propugnamos la formación de clubes deportivos”.

Pero los trabajadores tuvieron que esperar hasta 1934 para que se fundara un “Centro Social y Deportivo”. La  existencia de esta institución resultaría trascendente, debido a que fue la única vez en la historia que el club de fútbol se adhirió a los lineamientos del asociacionismo, en boga por aquellos tiempos. El centro social estaba directamente ligado a la empresa minera de Real del Monte y Pachuca la cual solventaba los gastos para la adquisición de materiales (balones de básquetbol, fútbol y béisbol, implementos para boxeo, entre otros) y abonaba los sueldos del personal administrativo y deportivo contratado.

“Con la creación de esta institución, el fútbol retornaría de nuevo a la ciudad de Pachuca, recuperando su propio nombre e identidad e, incluso, siendo manejado por un ex jugador inglés, el mítico fundador del equipo, “el manco” Blamey. (lo  cual  se  sabe  ahora  que  es  falso) Aunque el ‘Pachuca’ de esos tiempos sólo participó en torneos regionales, pero cuando lo hacía en campeonatos estatales y nacionales, adoptaba el nombre de (club de fútbol del) Estado de Hidalgo” (Calderón, 2001: 75).

¿Qué  pasó  exactamente  entre  1921  y  1934  que  se  creó  el  centro  deportivo  de  los  mineros?,  y  entre  1934  y  1949 ¿ hubo  algún  equipo  denominado  Pachuca?  Nada  se  sabe  en  concreto  y  fundamentado.  Fue hasta 1950, con la creación de la Segunda División  Profesional de fútbol en México, cuando un “Club Pachuca” regresó a las competencias nacionales,  pero  descendió en  1951 y  desapareció  nuevamente  en  1952.

En 1960,   tras  ocho  años  más  de  ausencia  de  un  equipo  llamado  Pachuca, Don Germán Corona del Rosal, fundó la actual franquicia del Club de Fútbol Pachuca, A. C.  (Asociación  Civil,  no  Athletic  Club).

Desde entonces y hasta mediados de 1990, la trayectoria de la institución se caracterizó por la discontinuidad, marcada por vaivenes deportivos y organizativos, que por años mantuvieron al equipo al margen de las competencias oficiales.

Tuvieron épocas con ascensos (1966-67, 1991-92, 1995-96, 1998), de mediocridad  con descensos (1951-1952, 1973, 1992-1993, 1997) y desapariciones (1974, 1977,  y  1979). Es  decir  15  años  más,  que  sumados  a  los  19 anteriores  dan  un  total  de  34  años  sin  que  hubiera  un  equipo  llamado  Pachuca  Athletic  Club  o  simplemente,  o sin  que  se  tuvieran  noticias  de  ello.

Además, en su errática trayectoria  a  partir  de  1950, el club en numerosas ocasiones cambio el color de la vestimenta, el campo de juego, su escudo representativo, sus autoridades y, aun, de nombre,  aunque todas las denominaciones elegidas siempre conservaron la referencia toponímica al lugar de origen, es decir, a la ciudad de Pachuca, habiendo adoptado los siguientes nombres: Pachuca Athletic Club, Club Deportivo Atlético Pachuca, Garzas Blancas del Pachuca de U.A.H., Pachuca Fútbol Club, Club Pachuca y el actual Club de Fútbol Pachuca.

El texto de Calderón Cardoso prosigue narrando lo acontecido en el club a mediados del siglo XX, las crisis del equipo, los cambios administrativos, el traspaso del club al gobierno, luego a la universidad, posteriormente a un particular y nuevamente al gobierno, dando cuenta de todas las decepciones deportivas de ese  periodo.

El trayecto propuesto en la narrativa sigue una línea evolutiva en el tiempo histórico, con una trama por momentos predecible: un inicio enigmático, un desenlace y, en este caso, un final feliz  que  empieza  el año de 1994  que  el club Pachuca cambió radicalmente.

“Sin embargo, este argumento  (la  línea evolutiva en el tiempo histórico  que  maneja  Calderón) no es tan convincente como se supone. Entre el originario Pachuca Athletic Club (que fue un equipo integrado por un grupo de mineros, posiblemente amigos o familiares) y el actual <club> de Fútbol Pachuca, perteneciente a la empresa Promotora de Fútbol Pachuca  (al  Grupo  Pachuca) y que representa a una institución deportiva en la cual laboran más de 150 personas, incluyendo a los jugadores del primer equipo, hay diferencias tan notables que podríamos exponerlos como dos instituciones totalmente diferentes”  (Angelotti.  2005).

Klauss Heinemann, un sociólogo especializado en el estudio de organizaciones deportivas, define esta situación como el paso de una institución de orden “tradicional” (caracterizadas por el trabajo voluntario, el reparto de los costes entre los miembros, la orientación no lucrativa y, además, de responder con lentitud a los cambios de orden cuantitativo o cualitativos de la sociedad), a otra, orientada al mercado. Caracterizando a esta última, no sólo por su política de estímulos, sus mecanismos de formalización y de supervisión sino, además, por su “potencial de innovación”, debido a que este tipo de empresa tiene que existir en competencia con otras instituciones.

La fuerza de la innovación, la actualización de conocimientos, las nuevas tecnologías y las constantes renovaciones de los productos son imprescindibles para cumplimentar sus objetivos (Heinemann,  Klauss. 1998: 76-80).

En el año de 1995, el entonces Gobernador del Estado de Hidalgo, el Sr. Jesús  Murillo Karam, personalmente eligió en calidad de Presidente del club Pachuca al empresario local Jesús Martínez Patiño. A partir de ese momento la institución experimentaría una serie de cambios significativos, los cuales fueron acompañados por importantes éxitos en el ámbito deportivo. El antiguo club Pachuca, definido por un ex Presidente como “un club muy familiar”, fue transformado radicalmente, convirtiéndose en una gran empresa comercial, en un negocio.

“La reestructuración del equipo fue paulatina. Jesús Murillo Karam -por entonces gobernador del Estado de Hidalgo por el PRI- sabía que el gobierno a su cargo no podía mantener vitaliciamente el plantel, por lo que optó buscar detenidamente a un grupo de empresarios locales que por amor al equipo pudieran sortear los gastos económicos que se avecinaban y, no sólo eso, sino crear una estructura en todo el estado que impulsara el deporte en todos los niveles, desde el amateur hasta el profesional. Tras una ardua búsqueda -no podía ser de otra manera- en julio de 1995 el gobierno del Estado eligió acertadamente a la nueva administración del club Pachuca.

La directiva, encabezada por Jesús Martínez Patiño como Presidente, se encargaría desde entonces de los asuntos de la institución” (Calderón. 200. p. 112 ).

Cuando la nueva administración inició sus labores el club permanecía en la segunda  división. Pero esa misma temporada, 1995-1996, y tras la adquisición de jugadores de renombre internacional, el Pachuca realizaría una importante campaña consagrándose campeón y consiguiendo el tan ansiado ascenso a la Primera  División. Como debe suponerse, esta meta constituía uno de los mayores anhelos de los simpatizantes y de los pachuqueños en general, acontecimiento que fue festejado con toda algarabía en la ciudad.

Aunque la alegría duraría muy poco, pues en la temporada siguiente, 1996-1997, nuevamente el Pachuca descendería a la Segunda División. Estos altibajos, comunes en la historia de la institución, se terminarían en la campaña 1997-1998, cuando se logra  nuevamente el ascenso a la Primera División de manera definitiva, permaneciendo en esta categoría hasta la actualidad.

En los años siguientes, el club obtendría los logros deportivos más importantes de su historia, consagrándose campeón en los Torneos “Invierno 1999″, “Invierno 2001″, “Apertura 2003″, y logrando el primer título internacional, la Copa de Campeones de la Confederación Centroamericana de Fútbol (Concacaf) 2002.

De manera simultánea a los éxitos deportivos la institución fue cambiando su antigua fisonomía de “club familiar” al de “empresa”, convirtiéndose en una de las organizaciones futbolísticas más vanguardistas del país. Su perfil empresarial y su proyección hacia otros rubros económicos, quedan evidenciado en los proyectos emprendidos en los últimos años.

La Universidad del Fútbol es la obra más excelsa de la actual administración. Esta institución educativa, única en su género en toda América y una de las pocas del mundo, hasta principios de 2004 contaba con 500 estudiantes en cuatro carreras (Administración de Empresas, Psicología, Educación Física y Comunicación Social) siendo el eje educativo de estas disciplinas la capacitación en los deportes.

A esta iniciativa se sumarían numerosos proyectos económicos como la construcción de una plaza comercial, la “Tuzo Plaza” (donde operan diversas tiendas de servicio: “Tuzopanadería”, “Tuzotaco”, “Tuzomanía”) y un gimnasio de primer nivel, bautizado como “Gimnasio Azteca, Ricardo Salinas Pliego”, en honor al Presidente de T.V. Azteca empresa “hermana” que coincidentemente tiene tantos años como la nueva administración del club Pachuca.

Además, se realizarían tres Congresos Internacionales de Fútbol, con la asistencia de importantes personalidades de este ámbito. Después se inauguró un hotel cinco estrellas y un centro de convenciones, el “Radisson Pachuca Tuzos”, ubicado en una importante zona de la ciudad.

En el ámbito de las comunicaciones, la iniciativa institucional se ha preocupado en utilizar todos los medios tecnológicos disponibles. En la actualidad el club Pachuca cuenta con dos páginas en Internet www.tuzos.com y www.universidaddelfutbol.com; una revista informativa de publicación mensual, “Corresponsal Tuzo”; una Carpeta de Prensa, que lleva 12 ediciones consecutivas; dos programas de televisión para la audiencia local, “Aquí el fútbol” y “Cuna del Fútbol mexicano”; tres programas de radio, “Zona Tuza”, “A nivel de Cancha” y “club Tuzo” y, más  tarde, un programa televisivo de alcance internacional, “Tuzoccer, el mundo del Pachuca”, emitido por la  cadena Fox Sport para toda América, siendo el único equipo de todo México que posee este tipo de cobertura informativa.

Sin embargo, y pese a estas alteraciones (fundaciones y refundaciones), se  pretende  alojar  en  la memoria colectiva  de  los  pachuqueños una narrativa lineal continua. Pero  el antiguo club de corte familiar, característico del periodo intermedio que va desde 1950 a 1990, fue transformado en una moderna institución, una empresa privada, en un negocio.

Lo institucional, lo organizativo, el escenario, el público o espectadores, la situación social, la realidad de los jugadores (capital económico, social y cultural), sus intereses, la finalidad de la competencia, la vestimenta, entre muchos otros factores son notablemente distintos. Pese a estos aspectos, a la distancia que separa  a  estas  dos  entidades  en el tiempo y, mucho más, a la lejanía en significado y función, Calderón  Cardoso  las presenta  como unidas.

“Una crónica ‘aplanada’ donde los huecos históricos son ‘rellenados’ con anécdotas. En este trayecto institucional, la directiva actual emerge como depositaria de este legado histórico, logrando revertir la discontinuidad en un presente cargado de éxito y prosperidad deportiva”  (Angelotti.  2005). 

El  afán  por  designar  al  Club  Pachuca como Decano del fútbol  en  México  es algo rotundamente absurdo puesto que es una figura ficticia y totalmente artificial trasladada, creada como imitación a figuras existentes en otro tipo de sociedades que no es necesaria en este el  fútbol  mexicano, y que suscita controversias y disputas estériles entre aquellos clubs que entran o han entrado en este juego por diversos intereses.

Dentro  de  este  contexto,  y  teniendo  en  cuenta  cuál es la comunidad  a  la  que  pertenece  un  equipo,  es  decir,  si  a la  comunidad  del fútbol en  México; o  si  a  la  comunidad  de  la  liga  o  la  FEMEXFUT, pues no son lo mismo aunque haya quienes las confundan,  podemos  llegar  a  las  precisiones  siguientes.

Respecto  a  la primera,  la  comunidad  del  fútbol,  en  general,  o  sea los equipos  o  clubes  asociados,  federados  o  no  que  practican  el  juego,  Pachuca  Football  Club  (1982-1895)  es  el  equipo  solitario,  llanero  o  no  institucionalizado, con  nombre,  más  remoto  del  que  se  tiene  noticia  periodística,  nada  más  que  eso. Pero  no  es  el  primero  que  se  haya  formado  ni  el  más  antiguamente  fundado,  ya  que  no  existe  el  acta  fundacional  que  lo  constituya  legalmente. Y  Reforma  Athletic  Club  es el  equipo  asociado  (1902-1914 )  y  no  asociado  ni  federado  a nivel  nacional (desde  1914  a  2018)  más  antiguo,  constituido  legalmente  mediante  acta  fundacional,  la  misma  razón  social  y  la  misma  función  deportiva.

Y  por  lo  que  toca  exclusivamente  a  la  segunda,  la  comunidad  de  la  Liga  o  Federación,  o  sea,  la  asociación  civil  o  institución  deportiva  privada,  organizada  con  base  en  clubes asociados, con  razón  social  y  una  función  deportiva  vigente; el  América  sería  el  Decano  del  fútbol  de  asociación  en  México,  dado  que  en  1917  se  registró  o  afilió  a  la   Liga  Mexicana  Amateur  de Association  Football  (1902-1912)  y  ha  continuado  perteneciendo  a  las  posteriores  (Asociación  de  Aficionados  en  la  Liga  de  Association  Football  (1912-1917);  Liga  Mexicana  (1917-1923),  Federación  Central  de  Fútbol  de  México  (1924-1928)  Liga  Mayor  de  Fútbol  (1929-1950),  Primera  División Profesional  (1950-2005),  y Liga  MX  (2005-2018)  de  manera  ininterrumpida.  Y  por  otra  parte,  el  Guadalajara  sería  el  equipo  más  antiguo  no  federado  (1908-1932)  y  federado  (1932-2018)  de  México.

En  conclusión,  el  actual  club  de  fútbol  Pachuca  (1995-2018)  no  es  ni  el  equipo  más  antiguamente  fundado  ni  el  Decano  del  fútbol  en  México,  ya  que  el  solitario  equipo  de  amigos  Pachuca  Football  Club  de  1892  carece  de  acta  fundacional,  lo  mismo  que  el  Pachuca  Athletic  Club  de  1895  y  el  1900  integrado  por  mineros,  y  el  Club  de  fútbol  Pachuca  A.C.,  fue  fundado  por  el licenciado  Alfonso  Corona  del  Rosal  hasta  1960,  luego  de  sumar  37  años de  ausencia,  como  una  asociación  civil  con  razón  social  y  función  deportiva  diferente,  además  que  tuvo  otras  desapariciones  en  1974, 1977,  y  1979.

“La historia es fácilmente manipulable, pero difícilmente podrá demostrarse aquello que se manipula porque tarde o temprano la verdad histórica saldrá a la luz”,  tal  como  en  la  reciente  investigación  periodística  de  fondo  acerca  del  “Modelo  Pachuca”, metafóricamente  conocida  como  “Pachuca  Gate”.

Bibliografía

Angelotti  Pasteur.  H.  Gabriel. (2005) La dinámica del fútbol en México. La construcción de identidades colectivas en torno al Club de Fútbol Pachuca en nuestros días. Tercera parte. El origen del fútbol, signo distintivo de los pachuqueños. Colegio de Michoacán, A. C.  Centro de Estudios Antropológicos.  (México). Calderón  Cardoso,  Carlos  (2001)  Pachuca,  la  cuna  del  fútbol.  Gobierno  del  Estado  de  Hidalgo.  Hidalgo

Gutiérrez,  Irma Eugenia (1990: 29) “Sistema Político en Hidalgo”, Seminario Ciudad de México: 15 Años de políticas públicas, la izquierda a debate. UNAM,  México. DF.

Heinemann, Klaus (1998: 76-80) Introducción a la economia del deporte.  Editorial Paidotribo. Colección: 1ª Edición.

http://www.efdeportes.com/ Revista Digital – Buenos Aires – Año 10 – N° 84 – Mayo de 2005.

http://www.cihefe.es/cuadernosdefutbol/2011/01/el-futbol-no-nacio-en-china/ Enero de 2011 por Víctor Martínez Patón (Presidente del CIHEFE).

Documento 3.  Ramo: Sindicato, Sección: Centro deportivos, Año: 1934, Caja: 1, en: Archivo de Minería de Real del Monte y Pachuca.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: active

Nº 96

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales