Portero delantero

Resumen

Etiquetas: , , , ,

En el presente artículo tratamos la figura de aquellos futbolistas capaces actuar tanto como jugadores de campo como bajo los palos, la mayoría de forma circunstancial. Aunque hubo especialistas, como "Con" Martin
Abstract

Keywords: Goalkeepers, History, Football, Outfield Players, Con Martin

In this article we focus on the figure of those footballers able of acting as outfield players as well as goalkeepers, generally forced by circumstances. Although there were specialists, like 'Con' Martin.

Artículo
Download PDF

Que un jugador ocupe distintas demarcaciones en el campo de juego es muy normal, ya sea a lo largo de su carrera deportiva, de un campeonato o de un único partido. Lo que ya no es tan habitual es que una de esas posiciones sea la de portero. Esta ha sido siempre una demarcación de gran especialización. El portero tiene reglas propias, disfruta de ciertas concesiones dentro de su área, incluso se viste diferente del resto de sus compañeros. Hay quien dice que los porteros están (estamos) todos locos. Hay quien no los considera dentro del juego del equipo, como cuando se hacen comentarios como “jugamos con un 4-4-2” o “el equipo jugó muy mal y solo le salvó el portero”. Lo dicho, no es habitual ver a un portero haciendo las funciones de jugador de campo ni tampoco a un jugador de campo ocupar la portería. A lo largo de la historia de la Selección Española, esto solo ha ocurrido en dos ocasiones.

El 18 de agosto de 1999, en un partido (el 435) amistoso frente a Polonia, el seleccionador nacional, José Antonio Camacho Alfaro (Cieza, Murcia; 8/06/1955) hizo debutar en la portería española a José Francisco Molina Giménez (Valencia; 8/08/1970). Molina entró al campo en el minuto 75 sustituyendo a José Santiago Cañizares Ruiz (Madrid; 18/12/1969). En realidad era su segundo partido como internacional. Su debut realmente había tenido lugar el día 24 de abril de 1996, en un partido (el 405) amistoso frente a Noruega en el Estadio Ulleval de Oslo. En el minuto 53, el seleccionador Javier Clemente Lázaro (Baracaldo, Vizcaya; 12-03-1950) había realizado 4 cambios de los 5 pactados en el partido. En el banquillo, junto a él, estaban, además de Molina, Rafael Alkorta Martínez (Bilbao, Vizcaya; 16/09/1968), José Luis Pérez Caminero (Madrid; 8/11/1967) y Sergi Barjuán Esclusa (Les Franqueses del Vallés, Barcelona; 28/12/1971). Los tres se encontraban con molestias o lesionados, y no estaba previsto que jugaran ese día. Cuando, en el minuto 76, se produjo la lesión del defensa Juan Manuel López Martínez (Madrid; 3/09/1969), Clemente no tuvo más remedio que echar mano del único jugador en condiciones que le quedaba. Molina hizo su debut como interior izquierda, e incluso estuvo a punto de marcar, con el número 18, que los utileros improvisaron con cinta aislante a partir de su número original, el 13.

El primer jugador español que ocupó posición de jugador de campo y de portero fue Marcelino Silverio Izaguirre Sorzabalbere (San Sebastián, Guipuzcoa; 31/08/1897 – 18/11/1935). Silverio fue integrante del equipo español que consiguió la Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920. El único partido (el 4) que jugó con la Selección Española fue el que la enfrentó a Italia el 2 de septiembre de 1920 en el Estadio Olímpico de Amberes. Silverio, que jugaba como extremo izquierdo, se vio obligado a ocupar la portería española cuando, en el minuto 78, Ricardo Zamora Martínez (Barcelona; 21/01/1901 – 8/09/1978) fue expulsado. En una salida del cancerbero español, el italiano Emilio Badini (Rosario, Santa Fe, Argentina; 4/08/1897 – 4/08/1956) le dio una patada en la rodilla. Zamora, sin soltar el balón le dio una bofetada en la cara y fue expulsado por el árbitro. Tenía 19 años y esta sería su única expulsión como internacional. La Selección Española se quedaba con solo 9 jugadores, ya que previamente había abandonado el campo en camilla Francisco Pagazaurtundua González-Murrieta (Santurtzi, Vizcaya; 20/10/1894 – 18/11/1958). Eran otros tiempos y Zamora se pudo situar junta a la portería para transmitir instrucciones a Silverio, eventual guardameta. En sus memorias, Ricardo Zamora explicaba este relato: “Ya que no era posible estar en la puerta, me quedé al lado de la meta, dando instrucciones a Silverio, que me obedeció aquellos diez minutos sin discutir una sola vez. Atendiendo a mis voces, iba y venía como yo le decía y, con estilo o sin él, despejó varias situaciones comprometidísimas. Pero faltando tres minutos me desobedeció, proporcionándome un susto que por poco pierdo la respiración. Venía el ataque italiano por su ala izquierda, a nuestra derecha, y de repente el centro, muy cerrado, era un peligro que caía ante la puerta, hacia la que corría Baloncieri. Le grité a Silverio que saliera a interceptar el balón, cogiéndolo con la mano derecha, y ya había pasado la pelota sobre su cabeza cuando él saltó, la dejó escapar con la derecha… la alcanzó con la izquierda y la devolvió tranquilamente. Fui a recriminarle por lo que yo creía torpeza y me contestó riéndose: Pero, ¡hombre! ¿No ves que soy zurdo?”

Sin embargo, para descubrir la auténtica figura del portero delantero tenemos que buscar en la puerta rival. Cornelius Joseph “Con” Martin (Rush, Dublín; 20/03/1923 – 24/02/2013) fue 36 veces internacional, 30 con Irlanda (Football Association of Ireland: FAI) y las 6 restantes con Irlanda del Norte (Irish Football Association: IFA). La IFA fue la federación de Irlanda del Norte hasta 1950. En aquel tiempo podían seleccionar cualquier jugador nacido dentro de la isla de Irlanda. De este modo muchos jugadores de la época formaron con ambas selecciones. Con Martin inició su carrera deportiva practicando “futbol gaélico” un deporte en el que se mezclan reglas del futbol y del rugby. Después dirigiría su carrera hacia el futbol, llegando a jugar en equipos como el Drumcondra (IRL), el Glentoran (IRN), Leeds United (ING) o el Aston Villa (ING). Se ganó el sobrenombre de “Mr Versátil” ya que llegó a jugar de medio centro, lateral derecho e izquierdo, volante izquierdo y delantero. Además, las capacidades adquiridas en la práctica del “futbol gaélico” le permitieron ser también un gran guardameta. De hecho, en 1946 el Manchester United quiso ficharlo para ocupar la portería de Old Trafford, pero Martin rehusó ya que prefería ocupar un puesto de campo. Esto no impidió que en su etapa en el Aston Villa jugara una temporada completa como portero tras la lesión de Joe Rutherford.

Con Martin jugó en 6 ocasiones contra la Selección Española. La primera de ellas (partido 66) fue el 23 de junio de 1946 durante una gira de la Selección Irlandesa por la península ibérica. En el primer partido de la gira, el día 16 ante Portugal, el portero titular de Irlanda, Ned Courtney, se lesionó y Martin ocupó la portería sin encajar ningún gol, por lo que mantuvo el puesto en el partido contra la Selección Española. Martin de nuevo dejó su puerta a cero y los irlandeses se llevaron la victoria por 1-0. Martin jugó el partido vestido de amarillo, por lo que fue apodado “el canario” por la prensa local. Los otros 5 partidos en los que Con Martin se enfrentó a la Selección Española (68, 70, 75, 88 y 102) lo hizo como jugador de campo. Incluso llegó a marcar un gol el 12 de junio de 1949 (partido 75) en la victoria de Irlanda por 4-1 en Dalymount Park, Dublín. Su hijo Michael Paul “Mick” Martin también fue futbolista. Fue internacional por Irlanda en 51 ocasiones y se enfrentó a España 3 veces.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: active

Nº 100

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales