Las polémicas en torno a la historia del FC Barcelona (I). El nacimiento (generalmente mal explicado) del FC Barcelona

Resumen

Etiquetas:

Iniciamos una serie sobre las polémicas historiográficas en torno al FC Barcelona, con el proceso fundacional del club como primera cuestión.
Abstract

Keywords: FC Barcelona; Football; History; Regenerationism; Masferrer; Gamper

We start a new series on the historical controversies around FC Barcelona, with the foundational process of the club as first issue.

Artículo
Download PDF

Nacimiento01Si se formularan preguntas como “¿quién fundó el Barça?” o “¿cuándo se fundó el Barça?” mucha gente respondería rápidamente que Joan Gamper en 1899, algunos probablemente ampliarían la respuesta explicando que fue un club fundado por extranjeros que habían sido rechazados en otros clubes. Podría darse el caso que surgiera la cuestión del FC Barcelona como iniciativa protestante o incluso masónica (todo ello se ha publicado y divulgado, como veremos). De hecho, es una suerte de mantra muchas veces repetido: el club azulgrana tiene una impronta especial desde su nacimiento precisamente por haber sido fundado por protestantes extranjeros que habían sido rechazados en otros gimnasios. Dada la ingente cantidad de libros, artículos, documentales, programas de radio o televisión que se generan en torno al Barça es un discurso muy consolidado, especialmente en Cataluña. Pero no es cierto.

Gamper no fundó en solitario el Barça (fundó, y con ayuda de otros personajes con un papel cuanto menos tan importante como el suyo, uno de los cuatro FC Barcelona fundados entre 1893 y 1902), tampoco es cierto que fuera una iniciativa protestante o extranjera (participaron católicos españoles y fueron siempre mayoría e inspiradores del proyecto de 1899) ni, desde luego, una iniciativa masónica…

El FC Barcelona es hijo del círculo regeneracionista barcelonés vinculado a la Federación Gimnástica Española (entidad polideportiva de ámbito nacional creada en 1898) y liderado por Narciso Masferrer, algo que es poco conocido atribuyéndose todo el mérito a Gamper. Se ha construido una versión oficial de la fundación del FC Barcelona como simplificación de un proceso complejo y prolongado en el que participaron diferentes grupos de varias nacionalidades y religiones, un proceso ligado al regeneracionismo.

El periodista Narciso Masferrer y Sala (Madrid, 26 de abril de 1867-Barcelona, 10 de abril de 1941) fue el primer promotor del deporte en España con una visión global y ambiciosa.

Había nacido en Madrid de padres catalanes y estudiado en Francia y Alemania. En 1895, por motivos profesionales, se traslada a Barcelona. La llegada de Masferrer fue decisiva para dar forma a los proyectos del deporte catalán. Sería el impulsor que transformaría los titubeantes primeros pasos en realidades: clubes, federaciones, competiciones y prensa deportiva.

Masferrer padeció tuberculosis y llegó a estar desahuciado por los médicos. Al curarse se volcó en una actividad divulgativa y asociativa trepidante. Quería aprovechar la segunda oportunidad que le concedía la vida.

Narciso Masferrer fue (entre otras muchas cosas) fundador y director de la revista Los Deportes (1897), fundador y presidente de la Asociación Catalana de Gimnástica (1897), fundador y vicepresidente honorario de la Federación Gimnástica Española (1898), presidente de la Unión Velocipédica Española (1902, 1912, 1939), cofundador (1899) y vicepresidente (1909) del FC Barcelona, fundador de la Federación Española de Clubes de Fútbol (1909), presidente de la Federación Catalana de Fútbol (1913), fundador del Sindicato de Periodistas Deportivos (1911), etc.

Durante cincuenta y cuatro años la influencia de Masferrer en el proceso de institucionalización del deporte español fue omnipresente. Sin duda sus propios problemas de salud y la muerte prematura de su primera esposa y tres de sus hijos influyeron en su obsesión por la vida saludable y por la regeneración del pueblo español. El FC Barcelona es el fruto más exitoso y evidente del legado regeneracionista liderado por Masferrer y el núcleo del Gimnasio Solé, aunque la historia no les haya hecho justicia. De hecho, la influencia de la Federación Gimnástica Española en el proceso fundacional del Barça se acostumbra a obviar.

El nacimiento del Barcelona resume en una única asociación todo el proceso de aparición y consolidación del deporte moderno en España, pues en el mismo participan varios grupos diferentes (regeneracionistas autóctonos, ingleses y germanoparlantes) que compartían un espacio de reunión (el Gimnasio Solé, en la calle Montjuïc del Carme de Barcelona) y, por encima de todo, el deseo de practicar deporte al aire libre (Arrechea, 2012, 2015, 2016).

Los ingleses habían iniciado la práctica del foot-ball en Barcelona hacía 1875 con la inicial hostilidad o incomprensión de la población local, como podemos leer en esta crónica publicada en La Linterna de Gracia el 14 de marzo de 1875: “Desde hace algunos días han escogido unos ingleses para lugar de diversión un campo de la calle Aribau, frente al Hospital de S. Juan de Dios, donde con unas más que regulares pelotas juegan la mayor parte de las tardes. Hasta aquí nada hay de particular ni se acordaría seguramente nadie de ellos, si no atropellasen a los transeúntes que van tranquilamente a sus ocupaciones; pues hace poco dieron con la pelota en la cabeza de una criatura que iba con su madre, a quien dejaron casi sin sentido; y el martes próximo pasado uno de los jugadores insultó, llegando a las manos, a un joven que presenciaba sus juegos, solo por estar cerca del montón de ropa que se habían quitado de encima, pues que juegan en calzoncillos y mangas de camisa. Llamamos sobre el particular la atención de quien corresponda”.

En 1890 los ingleses de Barcelona ya tenían un equipo informal, que constituyeron formalmente en 1893 dándole la presidencia al cónsul británico (William Wyndham). Le dieron al club este nombre: Barcelona Foot-ball Club, aunque la prensa local lo tradujo como “Sociedad de Foot-ball de Barcelona”. Este primer Barcelona FC (en el que además de británicos había algunos españoles y franceses, algo poco frecuente en los English Clubs españoles) disputó varios partidos contra otros equipos de trabajadores británicos en la provincia de Barcelona hasta 1896, cuando el fútbol en la ciudad atraviesa una primera crisis y prácticamente desaparece hasta 1899. Con posterioridad este club fue conocido en la prensa como “Team inglés”, “Equipo inglés” o “Equipo de la colonia inglesa”.

En 1898 el suizo Hans Gamper llega a Barcelona como una escala para aprender español en casa de sus parientes, los Gaissert, y proseguir después viaje hacia Fernando Poo (Guinea Española) (Gamper Soriano, 2008).

Había jugado al fútbol en Suiza y Francia e intentó (junto a varios amigos suyos como Walter Wild) ingresar en el equipo que Jaime Vila estaba montando en el Gimnasio Tolosa (el Català FC). Fueron rechazados por ser extranjeros (o por ser protestantes, en esa época “extranjero” se utilizaba como sinónimo de protestante) y llamaron a una segunda puerta: el Gimnasio Solé. Allí fueron bien recibidos por Narciso Masferrer -que tenía la sede de sus numerosas asociaciones y de la redacción de la revista Los Deportes en el mismo gimnasio- y no tardaron en publicar el célebre anuncio para fundar el FC Barcelona el 22 de octubre de 1899: “Nuestro amigo y compañero Mr. Kans Kamper [sic], de la Sección de Foot-vall [sic] de la “Sociedad Los Deportes” y antiguo campeón suizo, deseoso de organizar algunos partidos en Barcelona, ruega a cuantos sientan aficiones por el referido deporte se sirvan ponerse en relación con el, dignándose al efecto pasar por esta redacción los martes y viernes por la noche de 9 á 11”.

Ese segundo FC Barcelona fue fundado en el Gimnasio Solé el 29 de noviembre de 1899. No fue casual. Masferrer y sus colaboradores más próximos de la Federación Gimnástica Española consideraban el fútbol como el deporte que mejor se podía adaptar a nuestro país, eran firmes defensores del sport al aire libre y se decidieron por el fútbol tras probar otros juegos de equipo como el gouret (el hockey actual) o el riscat (actual juego infantil del rescate o marro). Por ello los clubes barceloneses nacieron en gimnasios que también eran ambientes intelectuales, y Masferrer ayudó a Gamper y Wild (socios de la Federación Gimnástica Española) a consolidar el FC Barcelona. Este segundo Barça será, realmente, un fracaso: sólo reunió a diez jugadores (varios de los cuales no eran deportistas, de hecho, uno de ellos era el armero alemán Eduardo Schilling, de cuarenta y siete años) para su único partido frente al “Equipo inglés” (el primer Barcelona FC en puridad).

Ante este fracaso, y con la más que posible mediación de Masferrer y de la familia Solé, se produce (nuevamente en el Gimnasio Solé) el 13 de diciembre de 1899 la fusión del FC Barcelona de Gamper y Wild y el “Equipo Inglés” (recordemos: era el Barcelona FC de 1893). Nace ese día de facto el FC Barcelona actual por fusión de los dos FC Barcelona anteriores, su nacimiento de iure tendría lugar, cumpliendo con la Ley de Asociaciones de 1887, con la inscripción en el Gobierno Civil. Trámite que llevarán a cabo el presidente Paul Haas y el secretario Pere Cabot a finales de 1902 (incluso con una nueva acta fundacional para cumplir con los requisitos establecidos por la Ley), constando oficialmente inscrito el FC Barcelona en el Registro de Asociaciones el 5 de enero de 1903 (Arrechea, 2012, 2015, 2016).

El origen de la versión “oficial” sobre el nacimiento del FC Barcelona está en el libro Historial del F.C. Barcelona 1899-1924 publicado con motivo de las Bodas de Plata del equipo azulgrana. Este libro (obra del periodista Daniel Carbó Santaolaria “Correcuita”) ofrece una crónica de la fundación del club muy favorable a Gamper (presidente del club en 1924 y amigo del autor) y le atribuye todo el mérito sobre la fundación del club, además de considerarle el “introductor” del fútbol en Barcelona y prácticamente en toda España. Casi todas las publicaciones posteriores sobre historia del Barça lo han utilizado como fuente principal para explicar los primeros años del FC Barcelona hasta fechas muy recientes.

La hipótesis del Barça como iniciativa protestante nace en 2000-2001 cuando Agustí Rodes publica dos libros titulados Los Fundadores del FC Barcelona y Joan Gamper. Una vida entregada al FC Barcelona en los que, tras realizar una exhaustiva investigación en los archivos de las iglesias protestantes de Barcelona, concluye que los fundadores del FC Barcelona (Gamper, Wild, Witty, Parsons, etc.) eran protestantes y fueron rechazados por esa causa en el Gimnasio Tolosa fundando el nuevo club como refugio. Además de, supuestamente y siempre según el Sr. Rodes, otorgarle al FC Barcelona todos los valores propios de su religión (“la ética protestante”).

Estas obras de Rodes tuvieron un gran impacto y sus conclusiones han calado en la opinión pública y en la prensa.

Reconociendo al Sr. Rodes una enorme labor investigadora que reveló muchos datos biográficos inéditos de estos personajes, debemos discrepar de su tesis y defender la decisiva influencia de Narciso Masferrer y de la familia Solé (obviamente católicos) y de la Federación Gimnástica Española (de la que eran socios Gamper y Wild) en el nacimiento del Barça.

De hecho, los españoles siempre fueron amplia mayoría en el FC Barcelona, es completamente falso, como también se ha publicado con profusión (aunque hay que precisar que Rodes nunca lo afirmó), que en algún momento fuera un club sólo de extranjeros (Diaz Villanueva, 2012).

Los siguientes datos estadísticos lo prueban:

En la primera temporada (1899-1900) jugaron en el FC Barcelona dieciséis españoles, nueve británicos, tres suizos y dos alemanes.

En la segunda (1900-1901) veinticinco españoles, diez británicos, dos suizos y un alemán.

En la tercera (1901-1902) veintisiete españoles, trece británicos, tres suizos y dos alemanes.

En la cuarta (1902-1903) veintiséis españoles, diez británicos, cinco suizos, un alemán y un francés.

Sí que es cierto que algunos sectores del club liderados por Luis de Ossó y Serra (secretario y jugador, sobrino de San Enrique de Ossó, fundador de la Congregación de Hermanas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús) mostraron su malestar por el control de la directiva y de la comisión deportiva por parte de Gamper y otros extranjeros, lo que no consideraban lógico al ser una pequeña minoría.

Se ha interpretado este deseo por parte de Ossó de controlar el FC Barcelona como un deseo de expulsar a los protestantes, vinculándolo con su parentesco con San Enrique de Ossó.

La familia de Ossó procedía de Vinebre, en el sur de la provincia de Tarragona, como los Solé (propietarios del Gimnasio, sede del club y de todo el grupo regeneracionista de Masferrer, quien por cierto también estaba casado con una tarraconense) que eran de Benissanet. No parece casual que se conocieran en Barcelona y acabaran juntos en el Gimnasio Solé.

Luis de Ossó consiguió el control del club y la marcha de Gamper de la capitanía y de la directiva en diciembre de 1900. Aunque más tarde (1908) el FC Barcelona estaba a punto de desaparecer por falta de socios (tenía treinta y ocho) y Gamper regresó para salvar el club.

En 1924 Hans Gamper se encontraba en el cénit de su poder y fue el momento de escribir la historia de mano de Daniel Carbó.

Rodes ya puso sobre la mesa la supuesta influencia masónica entre los fundadores del FCB, aunque, probablemente, la falta de pruebas sobre la condición masónica de Gamper o Wild le hizo no enfatizar en demasía sobre la cuestión. Sí identificó como masones a Emilio Gaissert (el pariente de Gamper que le acogió en su casa al llegar a Barcelona), a los Noble (jugadores hispano-británicos de los inicios, emparentados con los Maragall por matrimonio) y a Samuel Morris (empresario inglés, padre de tres de los pioneros del fútbol en Barcelona).

Fue el periodista Xavi Casinos quien, en 2009, desarrolló la tesis del FC Barcelona como iniciativa de la masonería basándose en la condición masónica de Gaissert y en la existencia en la Biblioteca Arús de Barcelona (fundada con el legado de Rosendo Arús, Gran Maestre de la masonería catalana) de un cuadro y de un mandil con los colores azul y granate. Los colores azul y granate corresponden al Royal Arch, uno de los grados superiores de la francmasonería.

Nos parecen unas pruebas insuficientes para conceder a la masonería un papel destacado en el nacimiento del FC Barcelona, sobre todo cuando tenemos a través de Narciso Masferrer (1924) la explicación de los colores azul y granate: eran los colores del Basilea, club en el que Gamper había jugado y que además tenía las mismas siglas que el Barça (FCB). El tema de los colores del FC Barcelona ha generado diversas teorías, todas ellas menos consistentes que la ofrecida por un testigo de la fundación del club como Masferrer.

Debemos precisar que el lino tintado de esos colores (azul y encarnado) era mucho más caro que el blanco, por lo que en la elección de estos podría esconderse también una voluntad de ostentación económica y social, un signo de elitismo. El RC de Polo escogería idénticos colores.

Al asociarse, de forma bastante generalizada en ciertos sectores de la sociedad española actual, masonería y protestantismo con valores positivos y, en cambio, catolicismo y regeneracionismo con valores negativos, podemos explicar el éxito mediático y popular de estas teorías, así como el olvido, o incluso la visión crítica, que reciben en numerosos libros y artículos personajes clave en el nacimiento del FC Barcelona como Narciso Masferrer o Luis de Ossó.

Como hemos visto, el proceso fundacional del FC Barcelona fue complejo y prolongado en el tiempo. Atribuir todo el mérito de este a un único protagonista (Gamper) o a un colectivo concreto (protestantes, masones, extranjeros) es una simplificación difícil de sostener.

El FC Barcelona nace en un contexto de regeneracionismo y modernismo en la Barcelona de finales del siglo XIX y como fruto del deseo de algunos intelectuales de implementar el deporte al aire libre.

También nace por el mero afán de asociarse y practicar deporte de varios jóvenes de procedencias, nacionalidades y religiones diversas (aunque españoles y católicos en su inmensa mayoría) que coincidieron en un espacio físico (el Gimnasio Solé), un gimnasio que era también la sede de las diversas asociaciones impulsadas por Narciso Masferrer, así como la redacción de la revista Los Deportes y su despacho profesional, casi su casa (vivía al otro lado de la calle, en la calle del Carmen 23).

El Gimnasio Solé era, en 1899, un lugar en el que los protestantes y/o extranjeros eran bien recibidos (a diferencia de otros lugares de Barcelona como el Gimnasio Tolosa) y por ello los suizos Gamper y Wild (y pocos días después los británicos del “Equipo inglés”) fueron acogidos con normalidad y coadyuvaron en el proyecto de Masferrer para hacer del fútbol el deporte popular por antonomasia de Barcelona.

Pero una cosa era no ser rechazados por su nacionalidad o por su fe, y otra bien diferente (al menos para Luis de Ossó) era aceptar que dichos extranjeros (siendo clara minoría entre el conjunto de socios) controlaran la directiva y la comisión deportiva del club de forma permanente, lo que generaba tensiones y enfrentamientos personales.

No compartimos la interpretación, realizada por algunos, de dichos enfrentamientos o pulsos por el poder como conflictos religiosos, y menos aún como actos de “limpieza de sangre”, “inquisitoriales”, etc.

Ni aceptamos la imagen divulgada de Luis de Ossó como un personaje intrigante y negativo (casi un villano de cine o cómic, la némesis de Gamper), pues forman parte de una versión maniqueísta y oficialista de los hechos, una reconstrucción histórica efectuada a partir de 1924 por la parte vencedora en el enfrentamiento.

Fuentes

Arranz, J. (2014). Las aportaciones de la colonia industrial escocesa en la génesis del fútbol en Cataluña 1880-1906. Materiales para la historia del deporte, 12. Universidad Pablo de Olavide, Sevilla.

Arrechea, F. (2012, 1 de noviembre). 1899 ó 1902. ¿Cuándo se fundó el Fútbol Club Barcelona? Cuadernos de Fútbol, 37, CIHEFE.

Arrechea, F. (2015, 1 de noviembre). Orígenes, nacimiento y consolidación del FC Barcelona (1875-1903). Cuadernos de Fútbol, 70, CIHEFE.

Arrechea, F. (2016, 17 de julio). El verdadero fundador del Barça. Primera Plana, Marca, p. 39.

Arrechea, F. & Scheinherr, E. (2015). El Gimnasio Solé. Más que un gimnasio. Cuadernos de Fútbol, 71, CIHEFE.

Arroyo, F. (2009, 11 de mayo). Los colores del Barça son masónicos. El País.

ASDG. Archivo de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Subdelegación del Gobierno en Barcelona. Caja 181, Número de Asociación 3.709 “Fútbol Club Barcelona”.

ASDG. Archivo de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Subdelegación del Gobierno en Barcelona. Libro Registro de Asociaciones. Tomo II.

Cabot, P. (1903, 28 de junio). Foot-ball. Los Deportes, pp. 408-409.

Calatrava, E. (1900, 3 de marzo). Foot-ball. Iris, pp. 14-15.

Carbó, D. (1924). Historial del FC Barcelona1899-1924. Barcelona: Imp. Costa

Casinos, X. (2009) Passejades per la Barcelona maçònica. Barcelona: Ajuntament de Barcelona.

Closa, A., Rius, J. & Vidal, J. (2001). Un segle de futbol català, 1900-2000. Barcelona: Federació Catalana de Futbol

Closa, A., Pablo, J., Salas, J. A. & Mas, J. (Coord.)  (2015). Gran Diccionari de jugadors del Barça. Barcelona: Editorial Base.

Crónica General (1875, 14 de marzo). La Linterna de Gracia. Periódico de intereses morales y materiales, p. 2.

Díaz Villanueva, F. (2012, 11 de diciembre). Cuando el Barça no admitía catalanes. Alerta Digital.

Elias i Juncosa, J. (1901a, 16 de febrero). Sport. Lo foot-ball a Barcelona. Etapa passat y present. La Ilustració Llevantina, p. 1.

Elias i Juncosa, J. (1901b, 16 de octubre). Sport. La gimnasia. Direcció y reglamentació. La Federació Gimnàstica Espanyola. Sos principis. La Ilustració Llevantina, p. 1.

Elias i Juncosa, J. (1901c, 1 de noviembre). Sport. La Federació Gimnàstica Espanyola. La seva vida, Actes públics, Assemblees. La Ilustració Llevantina, p. 1.

Elias i Juncosa, J. (1910, 15 de marzo). El foot-ball en Barcelona. Los Deportes, pp. 69-74.

Escardó, J. (1903, 5 de julio). Foot-ball. Los Deportes, p. 423.

Escardó, J. (1906, 6 de enero). Los primeros partidos de football en esta capital. Los Deportes, pp. 868-869.

Federación Gimnástica Española (1902). Ferias y Fiestas populares de Ntra. Sra. de las Mercedes. Programa y Reglamentos de los concursos que la Federación Gimnástica Española ha de realizar en el Campo de Juego del Parque. Barcelona: Imp. José Cunill.

Gamper, J. (1903, 16 de agosto). Sobre el Decanato. Los Deportes, p. 518.

Gamper Soriano, E. (2008). De Hans Gamper a Joan Gamper: una biografía emocional. Barcelona: El Clavell.

Garcia Castell, J. (1968). Història del futbol català. Barcelona: Edicions Aymà.

Handicap (1894, 26 de mayo). Sporting-Notes. Barcelona Cómica, pp. 7-8.

Maluquer, A. (1949). Cincuenta años del F. C. Barcelona. Barcelona: M. Arimany.

Martínez Patón, V. (2011, 1 de febrero). Sociedades y equipos: criterios para un análisis histórico. Cuadernos de Fútbol, 18, CIHEFE.

Masferrer, N. (1902, 5 de enero). Parques Deportivos. Los Deportes, pp. 4-5.

Masferrer, N. (1924, 29 de noviembre). Fútbol. Constitución de una nueva sociedad. La Vanguardia, p. 19.

Miscelánea (1899a, 22 de octubre). Los Deportes, p. 968.

Miscelánea (1899b, 19 de noviembre).  Los Deportes, p. 1031.

Navarro, E. (1917). Álbum histórico de las sociedades deportivas de Barcelona. Barcelona: Imp. José Ortega.

Pujadas, X. & Santacana, C. (1995a). Història il·lustrada de l’esport a Catalunya, vol. I (1870-1931). Barcelona: Ed. Columna & Diputació de Barcelona.

Pujadas, X. & Santacana, C. (1995b). Reflexions per a un estudi sobre els valors del sportsman en els inicis de l’esport a Catalunya (1870-1910). Acàcia –Papers del Centre per a la Investigació del Moviments Socials–, Publicacions de la Universitat de Barcelona, 47-60.

Pujadas, X. & Santacana, C. (1997). L’esport és noticia. Història de la premsa esportiva a Catalunya (1880-1992). Barcelona: Col·legi de Periodístes de Catalunya.

Pujadas, X. & Santacana, C. (2003). El club deportivo como marco de la sociabilidad en España. Una visión histórica (1850-1975). Hispania. Revista Española de Historia, 214, 505-522.

Ramón, J. (1971). Historia del C.F. Barcelona. Bilbao: Editorial L.G.E.V.

Rodes, A. (2000). Los fundadores del Fútbol Club Barcelona. Barcelona: Edicions Joica.

Rodes, A. (2001). Joan Gamper: una vida entregada al fútbol. Barcelona: Edicions Joica.

Rodríguez Méndez, R. (1894). Revista de higiene. Revista de Medicina y Cirugía Prácticas, 34, pp. 413-421.

Serra, A. (1899, 12 de octubre). Educación Física. La Vanguardia, pp. 1-2.

Serra, A. (1900, 2 de abril). Macht a foot-ball. La Vanguardia, p. 4.

Sobrequés, J. (2015). Historia del FC Barcelona. Barcelona: Editorial Base.

Sporting Notes (1893, 20 de marzo). The Yorshire Evening Post, p. 3.

Torrebadella, X. (2012). Orígenes del fútbol en Barcelona (1892-1903). RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, 27, 80-102.

Torrebadella, X. & Arrechea, F. (2015). Los orígenes de una Ciudad Olímpica. La vida gimnástico-deportiva en la Barcelona decimonónica. Madrid: CIHEFE.

X. (1897, 7 de junio). El juego del foot-ball. La Ilustración Artística, p. 382.

Hazte Socio
Sobre nosotros

Miembro del CIHEFE

Etiquetado con:
Publicado en: active

Nº 102

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales