Las polémicas en torno a la historia del FC Barcelona (IV). Hans Gamper. Las vidas y la muerte de un deportista.

Resumen

Etiquetas: , , ,

Dentro de nuestra serie sobre las polémicas historiográficas del FC Barcelona tratamos la figura de Hans Gamper.
Abstract

Keywords: FC Barcelona, Football, History, Hans Gamper

Within our series on historiographical controversies of FC Barcelona we deal with the figure of Hans Gamper.

Artículo
Download PDF

Gamper01HANS MAX GAMPER EN CUATRO DATOS

Nacido el 22 de noviembre de 1877 en Winterthur.

Fallecido el 30 de julio de 1930 en Barcelona.

Inscrito en el Consulado Suizo de Barcelona en 1899, con los siguientes datos (Arrechea, 2014):

  • Lugar de origen: Zúrich
  • Profesión: “employé de commerce”.

Presidente del FC Barcelona:  1908-09, 1910-13, 1917-19, 1921-23 y 1924-25.

Jugador del FC Barcelona: 1899-1904, 1913 (54 partidos, 123 goles). Ganó una Copa Macaya (1901-02) y una Copa Barcelona (1902-1903).

Cofundador y primer capitán del FC Barcelona y del FC Zürich.

Jugó además en el FC Basel, FC Excelsior y UA Lyon.

Practicó, asimismo, atletismo, ciclismo, hockey, golf, rugby…

UNO MÁS EN EL FC BARCELONA (1899-1908)

La versión oficial explica que fue el suizo Hans Max Gamper Haessig quien fundó el Fútbol Club Barcelona. Gamper llega a Barcelona en octubre de 1898 (según parece para aprender castellano en casa de sus parientes los Gaissert y como una primera escala hacia Fernando Poo, Guinea Española) y se instala en la ciudad para siempre.

Tenía veintiún años y una larga carrera a sus espaldas como futbolista y deportista en general (atletismo, ciclismo, rugby). Pronto encontrará a otros futbolistas extranjeros afincados en la Ciudad Condal y entablará amistad con ellos, deseoso de formar un equipo serio como los que había conocido (o incluso fundado) se pone en contacto con Jaime Vila del Gimnasio Tolosa con la intención de unirse a su grupo y formar una sociedad, pero Vila le rechaza rotundamente. La explicación tradicional a este rechazo fue por la condición de extranjero de Gamper, aunque hay que recordar que “extranjero” era, en la época, una forma de referirse a los protestantes (Arrechea, 2012, 2015, 2018a). Gamper era un suizo germanoparlante y protestante, no era de origen judío como en alguna ocasión se ha afirmado (Martialay & Salazar, 1997, p. 134).

Seguramente ofendido y dolido por este rechazo Gamper tarda pocos días en acudir a otro gimnasio barcelonés donde es bien recibido (Gimnasio Solé, sede social de las diferentes iniciativas de Narciso Masferrer). De hecho, allí, en torno a Los Deportes, ya se había creado una sociedad que celebraba entrenamientos y partidos de fútbol.

El 22 de octubre de 1899 Masferrer le publicaba a Gamper su célebre anuncio en Los Deportes convocando a todos los aficionados al “foot-vall” [sic], anuncio tradicionalmente presentado en la historiografía barcelonista como “el llamamiento para fundar el FC Barcelona”, algo que NO aparece en el mismo:

“Nuestro amigo y compañero Mr. Kans Kamper [sic], de la Sección de Foot-vall [sic] de la “Sociedad Los Deportes” y antiguo campeón suizo, deseoso de organizar algunos partidos en Barcelona, ruega a cuantos sientan aficiones por el referido deporte se sirvan ponerse en relación con él, dignándose al efecto pasar por esta redacción los martes y viernes por la noche de 9 á 11.”

Antes de publicar este anuncio, Gamper, que actuaba de corresponsal para el semanario deportivo de Zúrich Schweizer Sportblatt (hablando siempre de sí mismo en tercera persona y destacando sus triunfos personales, por ejemplo, en carreras de atletismo o ciclismo), ya había enviado a dicho medio la noticia de la fundación del club.

“Exclusiva” publicada el 25 de octubre de 1899 (p. 2), que ha pasado siempre desapercibida para los historiadores barcelonistas, más deslumbrados por la crónica del primer partido[1] (único partido en puridad) del FC Barcelona fundado el 29 noviembre.

Gamper02El 19 de noviembre se anunciaba en Los Deportes que Gamper y su amigo y compatriota Walter Wild trabajaban en la creación de una nueva sociedad, en lo que SÍ constituía un anuncio para fundar un club, pero ha sido menos divulgado, probablemente porque en el mismo Gamper compartía protagonismo con Wild y su autor era, obviamente, Narciso Masferrer:

“Nuestros amigos Wild y Gamper, llevan muy adelantados sus trabajos de organización de una sociedad de foot-ball. Esta tarde los teams formados efectuarán un partido en el Hipódromo. Los señores que quieran pertenecer a esta nueva Sociedad se les ruega pasen por esta redacción los martes y viernes de 9 a 11 de la noche para que puedan enterarse de los nobles propósitos de sus organizadores.”

El 29 de noviembre se constituyó un “Foot-ball Club Barcelona” en la célebre reunión del Gimnasio Solé. La Vanguardia del 2 de diciembre citaba que se había “constituido definitivamente en esta capital la sociedad Foot-ball Club Barcelona”, con una primera Junta directiva formada por Walter Wild, Hans Gamper, Luis de Ossó y Bartolomé Terradas.

El primer presidente del FC Barcelona fue el suizo Walter (Gualterio) Wild. Amigo de Gamper, monitor de gimnasia en la Sociedad Suiza, socio de la Federación Gimnástica Española y de la Unión Velocipédica Española (motores del regeneracionismo deportivo español) y miembro de la Iglesia Evangélica.

Gamper también informó en el Schweizer Sportblatt el 6 de diciembre de 1899 (p. 2) con entusiasmo:

Gamper03La lista comúnmente aceptada de doce socios fundadores de la entidad ese 29 de noviembre (Wild, Gamper, Ossó, TerradasOtto Künzli, Otto Maier, Enrique Ducay, Pedro Cabot, Carles Pujol, Josep Llobet, John Parsons y William Parsons) fue difundida por Masferrer en 1924, no aparece en la prensa de 1899 y plantea dudas por diversos motivos, especialmente por la presencia de los hermanos Parsons, que se unirían al club el 13 de diciembre tras la fusión con el “Equipo Inglés” (el Barcelona FC de 1893). Consideramos probable que Masferrer mezclara en 1924 sus recuerdos de las reuniones del 29 de noviembre y del 13 de diciembre de 1899 (Arrechea, 2018a).

Efectivamente, otra reunión se convocaba el 13 de diciembre en el Gimnasio Solé “para tratar de la fusión entre el Foot-ball Club Barcelona con el team inglés”, y proceder a la elección de los nuevos miembros de la Junta (en puridad, insistimos, se trató de la fusión de los dos FCB, el “inglés” de 1893 y el de Gamper y Wild de reciente creación), siempre bajo la protección de Narciso Masferrer y de la familia Solé, propietarios del gimnasio. El FC Barcelona formaba parte plenamente de la Federación Gimnástica Española y del entramado asociativo de Masferrer, tal y como puede leerse en este anuncio de la Fiesta Federal de la FGE publicado en Los Deportes el 3 de diciembre de 1899:

Gamper04La presidencia de este nuevo FCB continuaba a cargo de Walter Wild y la dirección técnica del equipo a cargo del primer capitán, Hans Gamper; mientras que el vicepresidente era John Parsons y el vicecapitán William Parsons, que provenían del team inglés. De Ossó y Terradas seguían como secretario y tesorero y Adolfo López se incorporaba como vocal.

Se acordó que los colores que usaría la nueva sociedad serían “el azul oscuro y encarnado a rayas perpendiculares y en el pecho el escudo de Barcelona” (aunque en La Vanguardia, suponemos que, por error, se dijo “negro y encarnado “).

El origen de estos colores ha sido debatido y circulan las más variopintas versiones, Narciso Masferrer dejó escrito que eran los colores del Basilea, club del que Gamper había sido capitán (Arrechea, 2018b).

Queda probado que Gamper tuvo gran importancia como jugador en estos primeros años del FC Barcelona, con 123 goles en 54 partidos, pero como directivo o cofundador fue sólo uno más con una importancia similar a o inferior a Narciso Masferrer, Francisco Solé, Manuel Grau Solé, Luis de Ossó o Walter Wild.

A finales de 1900 en la ciudad de Barcelona ya se contaban unos ocho equipos de fútbol. En este sentido se vaticinaba en la prensa que el fútbol sería en 1901 uno de los sports de moda.

En el Barça sin embargo se vivía una primera crisis institucional con el enfrentamiento entre los españoles liderados por Ossó y los extranjeros (protestantes) de Gamper, un conflicto que ha sido reinterpretado en clave religiosa (Rodes, 2000, 2001). El enfrentamiento se saldaría con un paso atrás del suizo.

EL PRESIDENTE Y HOMBRE FUERTE DEL FC BARCELONA (1908-1925)

En 1908 Gamper decidiría regresar a la directiva del club para salvarlo de la desaparición, el FCB tenía treinta ocho socios y se estaba barajando la opción de disolver la entidad.

El fútbol atravesaba una crisis general y muchos de los clubes pioneros de la ciudad de Barcelona desaparecieron en esa época. Gamper, con una gran vitalidad, conseguiría inaugurar un terreno de juego propio en la calle Industria.

Son varias las épocas en las que Gamper regresaría a la presidencia, en cada una de ellas acumularía poder y popularidad, coincidiendo con éxitos deportivos del club. También sería Gamper copartícipe o coadyuvador del paulatino acercamiento del FC Barcelona como institución hacia el catalanismo moderado de la Lliga Regionalista.

Su popularidad en la masa social del barcelonismo sería inversamente proporcional a la inquina que despertaba en otros sectores o lugares.

Toda suerte de comentarios y rumores sobre su figura se difundieron, aunque pocos alcanzaron el nivel de agresividad en la prensa del semanario sensacionalista madrileño El Duende, del polémico Adelardo Fernández Arias (pionero en lo que hoy llamaríamos “prensa rosa”, cuyos comentarios hirientes se saldaron en varias ocasiones con duelos), quien el 19 de abril de 1914 publicaba:

“Gamper (vaya) dicen que se ha enamorado de Sawyers, y quiere a toda costa que aprenda español. Para conseguirlo le ha ofrecido un contrato y un seguro” (L´Hereu, 1914).

Sawyers era un jugador del equipo inglés Middlesex Wanderers, que jugó cuatro amistosos en Barcelona en abril de 1914. Hemos visto en pasados artículos (Scheinherr & Arrechea, 2017) comentarios homófobos similares dedicados a otros futbolistas en la prensa de la época, también en la catalana[2].

Además de su agresividad y sensacionalismo general, Fernández Arias recibía sobornos de la embajada alemana en Madrid (Gómez Aparicio, 1974), por lo que su inquina hacia Gamper podía también tener motivaciones políticas por el talante aliadófilo (pese a ser ciudadano de un estado neutral) del mismo en el contexto prebélico europeo.

Al margen de ello, la cuestión de la homosexualidad en los ambientes gimnásticos de finales del siglo XIX está muy estudiada en otros países, no así en España donde apenas se están dando los primeros pasos[3].

Según dichos estudios, se daba la contradicción de ser los nuevos gimnasios higiénico-médicos lugares en los que regenerar vicios y (supuestas) enfermedades como el onanismo, la pusilanimidad o (específicamente) la homosexualidad, y, al mismo tiempo, ser espacios en los que se practicaba un culto al cuerpo y clubes sociales eminentemente masculinos (cuando no misóginos), no ajenos a una cierta subcultura homoerótica (Torrebadella & Vicente-Pedraz, 2019).

También en torno al homoerotismo de la “Muscular Christianity” de Thomas Arnold y su Escuela de Rugby se han realizado interesantes aportaciones en los últimos años, que no pueden aislarse del estudio sobre los ambientes gimnasiarcas de la época (Cercós, 2007; Cercós & Calvo, 2013).

Y es que, el recurso constante (retórico o no) por parte de los defensores del sport al pasado clásico grecolatino, con sus Juegos Olímpicos y su estética, acarreaba también sospechas desde ámbitos conservadores y católicos sobre el retorno de la sodomía, asociado por algunos al “amor ático a la gimnasia” (Selva, 1870, p. 206).

A pesar de las precauciones con las que esta cuestión era abordada en la prensa de la época, podemos encontrar descripciones inequívocas de figuras gimnasiarcas tan destacadas como la que Ramón Manuel Garriga realizó en 1894 del Dr. Eduardo Tolosa Alsina (recordemos, propietario del primer gimnasio de Barcelona al que acudió Hans Gamper):

“De baja estatura, cutis aterciopelado como el de una joven valenciana, más bien grueso que delgado, ojos grandes y expresivos, tez blanca, de constitución delicada y maneras afeminadas, parece que la naturaleza ha errado al dotarle de sexo masculino y que él también ha errado al escoger la carrera de Gimnasia, tan contraria a sus condiciones físicas.” (Garriga, 1894, p. 1).

En los años veinte del siglo pasado el FC Barcelona de Hans Gamper viviría una auténtica Edad de Oro con jugadores como Zamora, Samitier, Alcántara, Sancho, Plattkó, etc., títulos, más de diez mil socios y un nuevo estadio en Les Corts.

En 1920 Gamper fue nombrado responsable de fútbol del renovado Comité Olímpico Catalán (delegación regional del Comité Olímpico Español desde 1913) y colaboró con la selección española de fútbol en la gestión de campos de entrenamiento durante los JJOO de Amberes, actuando de facto como primer delegado federativo de La Roja (Arrechea, 2009).

En 1924, con motivo de las Bodas de Plata del Barça, llegaría el momento de escribir la primera historia del club de la mano del periodista Daniel Carbó “Correcuita”. Coincidiendo con el momento de máxima popularidad de Gamper, esa primera historia del club sería una hagiografía de su vida y obra, presentándole como fundador del club en solitario y prácticamente como introductor del fútbol en España.

Desgraciadamente, 1924 también resultaría ser el “canto del cisne” del modelo de club consolidado en los años previos, con Gamper como presidente y “padre fundador”, una directiva vinculada a la alta burguesía barcelonesa y al catalanismo cultural y político y una época triunfal en lo deportivo y social.

En 1923 el general Primo de Rivera había dado un golpe de estado e instaurado una Dictadura y el 14 de junio de 1925 se produjo el abucheo a la Marcha Real en Les Corts en un Barça-Júpiter disputado como homenaje al Orfeó Català. El gobierno se planteó la disolución del club, finalmente se decretó su clausura durante seis meses. Gamper tuvo que exiliarse a Suiza y dejar la presidencia, sectores de la burguesía catalana afines a la monarquía y al régimen, encabezados por Arcadio de Balaguer y Costa (barón de Ovilvar desde 1930), asumirían el control del FCB.

En cualquier caso, parece cuestionable presentar a Gamper como alguien radicalmente contrario al régimen de Primo de Rivera, ya que al menos en los inicios de la Dictadura (1924) fue miembro de la comisión del Somatén Nacional del distrito segundo de Barcelona (ver La Vanguardia, 20 de mayo de 1924, p.10):

Gamper05Probablemente su actitud hacia el nuevo régimen pudo tornarse más crítica con los años, pero los hechos no acostumbran a ser tan blancos o negros como muchos (desde ópticas contrarias) proclaman. El FC Barcelona no volvería a jugar un partido hasta el día de Navidad de 1925.

LOS AÑOS DIFÍCILES (1925-1930)

El exilio de Gamper duró muy poco tiempo (unos quince días). Su esposa Emma, sus hijos Marcel y Joan Ricard (brillantes deportistas), sus amigos o sus negocios (“Gamper y Mir”) estaban en Barcelona y no tardó en regresar, aunque de forma discreta y acercándose a Les Corts como mero espectador.

Eso cambió en mayo de 1929 cuando fue nombrado, junto a Enrique Peris de Vargas y Joan Soler Brú, para la ponencia que debía preparar el archivo histórico del club (ver Gaceta Deportiva, 23 de mayo de 1929, p. 11). En esos años se suceden las noticias y rumores sobre su regreso a la presidencia del club.

Gamper06El 30 de julio de 1930 Gamper se quitaría la vida[4], los motivos nunca han quedado claros (“Crack” del 29, alejamiento del Barça, depresión…). Varios medios de la época lo relacionaron de forma directa con otro suicidio acaecido horas antes: el del empresario suizo residente en la Ciudad Condal Juan Frey Gohl (Johannes Frey[5]), así leemos en El Liberal el 31 de julio de 1930:

“Ha sido comentadísimo hoy en los centros deportivos de la ciudad la muerte de D. Juan Gamper, que por reveses de fortuna se suicidó esta mañana en su domicilio. Todos los periódicos de la noche publican extensas informaciones y biografías, según las cuales, llegó a Barcelona en el año 1898 y en el 99 fundó el Fútbol Club de Barcelona, defendiendo sus colores como delantero centro hasta el año 1903. Pocos años después fue elevado al cargo de presidente de dicho club, actuando en el mismo hasta el año 1909. Asimismo, ha sido muy comentado el hecho de que ayer se suicidara también un conocido industrial llamado Juan Frey, con el que el señor Gamper tenía estrechas relaciones comerciales.”

Estudios recientes también vinculan ambos suicidios (Tomás & Porta, 2016):

“El día antes, en otro lugar de Barcelona, un amigo suizo de Gamper llamado Juan Frey Gohl también se había suicidado. Los dos compañeros se habían puesto de acuerdo para llevar a cabo juntos tan dramática decisión”.

La Vanguardia, 31 de julio de 1930, p. 1.

La Vanguardia, 31 de julio de 1930, p. 1.

EL LEGADO

La muerte de Gamper produjo una enorme conmoción en la ciudad y su funeral constituyó una muestra de dolor popular.

El club le otorgó varios homenajes y un busto suyo se colocó en el estadio, pero con los años su figura cayó en un cierto olvido. En su propia familia no se hablaba de él (tal y como han explicado los nietos en numerosas ocasiones) y los sucesos políticos y sociales que desembocarían en la Guerra Civil y en la dictadura del general Franco no resultaban propicios para la reivindicación de una figura vinculada al catalanismo, extranjero, protestante y suicida.

Sin embargo, cuando se anunció la construcción de un nuevo estadio, durante cierto tiempo se dio como seguro que su nombre sería “Estadio Juan Gamper”. Incluso una publicación como Solidaridad Nacional (Diario de Falange Española Tradicionalista y de las JONS) sacó un número especial con ocasión de la “Colocación de la primera piedra del Estadio Juan Gamper” en 1954. Posteriormente ese nombre sería vetado y el estadio sería inaugurado sin nombre, como el Nou Camp (nuevo campo) y así quedaría.

Y aunque el veto inicial surgiera desde el régimen (el general Moscardó, delegado nacional de Educación Física y Deportes, escribiría una carta a Miró Sans desaconsejándolo) (Garcia Luque, 2007), tampoco debe olvidarse que en 1965 los socios del club fueron consultados sobre el nombre con el que bautizar al estadio y la opción “Estadio Juan Gamper” existió y fue derrotada por otras como “Estadio del CF Barcelona” o “Estadio Barça”. Sí salió adelante en 1966 el trofeo de verano “Joan Gamper”.

En los últimos años la figura de Gamper ha sido reivindicada con fervor, realizándose nuevas hagiografías, al nivel de la de Correcuita en 1924, ahora en diferentes formatos (programas de televisión, películas, artículos, libros), casi siempre con participación de su propia familia. Gamper es presentado nuevamente como padre fundador del Barça en solitario y como un personaje idealizado, constantemente amenazado por diferentes enemigos interiores (Luis de Ossó y su supuesta persecución integrista hacia los protestantes) o exteriores (la Dictadura de Primo de Rivera), excluyendo matices o argumentos que puedan cuestionar las hipótesis previas.

Debemos reivindicar una investigación histórica más rigurosa e independiente, pues no creemos que sea un buen homenaje a nadie el recurrir a tópicos y lugares comunes, tan habituales en la historiografía azulgrana.

Como respetamos a Gamper como persona, como deportista y dirigente (y, sobre todo, respetamos la verdad), nosotros no lo hacemos.

Gamper08AGRADECIMIENTOS

Dr. Xavier Torrebadella Flix (Universitat Autònoma de Barcelona)

Catterina Abbati (Área de Historia del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de la Confederación Helvética)

FUENTES

Arrechea, F. (2009). Hans Gamper, ¿delegado de la selección española en Amberes? Cuadernos de Fútbol, 4, CIHEFE.

Arrechea, F. (2012). 1899 o 1902. ¿Cuándo se fundó el Fútbol Club Barcelona? Cuadernos de Fútbol, 37, CIHEFE.

Arrechea, F. (2014). Los suizos y el FC Barcelona (primera parte). Cuadernos de Fútbol, 56, CIHEFE.

Arrechea, F. (2015). Orígenes, nacimiento y consolidación del FC Barcelona (1875-1903). Cuadernos de Fútbol, 70CIHEFE.

Arrechea, F. (2016, 17 de julio). El verdadero fundador del Barça. Primera Plana, Marca, p. 39.

Arrechea, F. (2018a). Las polémicas en torno a la historia del FC Barcelona (I). El nacimiento (generalmente mal explicado) del FC BarcelonaCuadernos de Fútbol, 102, CIHEFE.

Arrechea, F. (2018b). Las polémicas en torno a la historia del FC Barcelona (II). El origen de los colores del FC Barcelona. Cuadernos de Fútbol, 103, CIHEFE.

Arrechea, F. (2018c). Las polémicas en torno a la historia del FC Barcelona (III). “Més que un club”? La politización del FC Barcelona en sus orígenes. Cuadernos de Fútbol, 104, CIHEFE.

Arrechea, F. & Scheinherr, E. (2015). El Gimnasio Solé. Más que un gimnasio. Cuadernos de Fútbol, 71CIHEFE.

ASDG. Archivo de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Subdelegación del Gobierno en Barcelona. Caja 181, Número de Asociación 3.709 “Fútbol Club Barcelona”.

ASDG. Archivo de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Subdelegación del Gobierno en Barcelona. Libro Registro de Asociaciones. Tomo II.

Cabot, P. (1903, 28 de junio). “Foot-ball”. Los Deportes, pp. 408-409.

Carbó, D. (1924). Historial del FC Barcelona1899-1924. Barcelona: Imp. Costa.

Cercós, R. (2007). Les pedagogies de la masculinitat. Thomas Arnold i el “Muscular Christianity”. Temps d´Educació, 33, 281-290.

Cercós, R. & Calvo, Á. C. (2013). La subversión del gentleman. Cuerpo y belleza en el ethos victoriano. Revista de Historia de la Educación, 32, 105-119.

Elias i Juncosa, J. (1901, 16 de febrero). “Sport. Lo foot-ball a Barcelona. Etapa passat y present”. La Ilustració Llevantina, p. 1.

Elias i Juncosa, J. (1910, 15 de marzo). “El foot-ball en Barcelona”. Los Deportes, pp. 69-74.

Escardó, J. (1903, 5 de julio). “Foot-ball”. Los Deportes, p. 423.

Escardó, J. (1906, 6 de enero). “Los primeros partidos de football en esta capital”. Los Deportes, pp. 868-869.

FC Barcelona versus English Team (1899, 13 de diciembre). Schweizer Sportblatt, p. 3.

Fiesta Federal (1899, 3 de diciembre). Los Deportes, p. 1056.

Fussball (1899, 25 de octubre). Schweizer Sportblatt, p. 2.

Fussball (1899, 6 de diciembre). Schweizer Sportblatt, p. 2.

Fútbol. Nota oficiosa del FC Barcelona (1929, 23 de mayo). Gaceta Deportiva, p. 11.

Gamper, J. (1903, 16 de agosto). “Sobre el Decanato”. Los Deportes, p. 518.

Gamper Soriano, E. (2008). De Hans Gamper a Joan Gamper: una biografía emocional. Barcelona: El Clavell.

Garcia Luque, X. (2007, 20 de mayo). “Gamper, el proscrito”. La Vanguardia, p. 62.

Garriga, R. M. (1894). Semblanzas gimnásticas. Barcelona: Tip. de la Casa Provincial de la Caridad.

Gómez Aparicio, P. (1974). Historia del periodismo español. Madrid: Editora Nacional.

Hans Gamper (1898, 1 de febrero). Schweizer Sportblatt, p. 3.

Información de Barcelona. Tres suicidios (1930, 31 de julio). El Liberal, p. 5.

L´Hereu (1914, 19 de abril). “Ingleses, geals y pesetas”. El Duende, p. 17.

Maluquer, A. (1949). Cincuenta años del F. C. Barcelona. Barcelona: M. Arimany.

Martialay, F. & Salazar, B. (1997). Las Grandes Mentiras del Fútbol Español. Madrid: Fuerza Nueva Editorial.

Masferrer, N. (1924, 29 de noviembre). “Fútbol. Constitución de una nueva sociedad”. La Vanguardia, p. 19.

Miscelánea (1899a, 22 de octubre). Los Deportes, p. 968.

Miscelánea (1899b, 19 de noviembre).  Los Deportes, p. 1031.

Navarro, E. (1917). Álbum histórico de las sociedades deportivas de Barcelona. Barcelona: Imp. José Ortega.

Otras noticias (1924, 20 de mayo). La Vanguardia, p. 10.

Ramón, J. (1971). Historia del C.F. Barcelona. Bilbao: Editorial L.G.E.V.

Rodes, A. (2000). Los fundadores del Fútbol Club Barcelona. Barcelona: Edicions Joica.

Rodes, A. (2001). Joan Gamper: una vida entregada al fútbol. Barcelona: Edicions Joica.

Selva, N. B. (1870). Comentarios al Código penal reformado y planteado provisionalmente por ley de 3 de junio de 1870. Madrid: Imprenta Española.

Serra, A. (1900, 2 de abril). “Macht a foot-ball”. La Vanguardia, p. 4.

Scheinherr, E. & Arrechea, F. (2017). Virgilio Da Costa Neves. Primer portugués del FC Barcelona. Cuadernos de Fútbol, 86, CIHEFE.

Sobrequés, J. (2015). Historia del FC Barcelona. Barcelona: Editorial Base.

Tomás, M. & Porta, F. (2016). Barça inédito: 800 historias de la Historia. Barcelona: Córner.

Solidaridad Nacional. Diario de Falange Española Tradicionalista y de las JONS (s.f.). Número especial “Colocación de la primera piedra del Estadio JUAN GAMPER”.

Torrebadella, X. (2012). Orígenes del fútbol en Barcelona (1892-1903). RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, 2780-102.

Torrebadella, X. & Arrechea, F. (2015). Los orígenes de una Ciudad Olímpica. La vida gimnástico-deportiva en la Barcelona decimonónica. Madrid: CIHEFE.

Torrebadella, X. & Vicente-Pedraz, M. (2016). La gimnástica como dispositivo antionanista en la conformación de la educación física escolar en el siglo XIX en España. El nacimiento de una disciplina escolar. Movimento 22(1): 99-114.

Torrebadella, X. & Vicente-Pedraz, M. (2017). El dispositivo gimnástico en el contexto de la medicina social decimonónica española. De las políticas higiénicas a los discursos fundacionales de la educación física. Asclepio 69(1): 172.

Torrebadella, X. & Vicente-Pedraz, M. (2019, en prensa). Los primeros gimnasios higiénicos: espacios para sanar y corregir el cuerpo. Revista de Dialectología y Tradiciones Populares.

 


[1] El celebre partido entre el FC Barcelona y el “Equipo Inglés” (el Barcelona FC de 1893) jugado el 8 de diciembre de 1899, partido del que Gamper publicó una crónica en el Schweizer Sportblatt el 13 de diciembre. En la misma afirmaba que el FCB jugó con nueve jugadores, mientras que en otros medios (por ejemplo, Alberto Serra en La Vanguardia) se hablaba de diez y se daba la alineación. En nuestra opinión esta divergencia sólo muestra lo informal del partido.

[2] Por ejemplo, en Xut! en 1924 sobre la amistad entre el portugués Da Costa y el inglés Harris: “Tenien un portuguès que es deia D´Acosta [sic], molt amic d´un anglès que es deia Harris…Mau!” (“Tenían a un portugués que se llamaba D´Acosta [sic], muy amigo de un inglés que se llamaba Harris… ¡Miau!”).

[3] Nos consta que los doctores Miguel Vicente Pedraz (Universidad de León) y Xavier Torrebadella Flix (Universitat Autònoma de Barcelona) tienen aceptado y en prensa un artículo (“Los primeros gimnasios higiénicos: espacios para sanar y corregir el cuerpo”) para la Revista de Dialectología y Tradiciones Populares en el que hacen decisivas contribuciones al respecto. Les agradecemos a ambos el haber podido consultarlo y citarlo con antelación a su difusión.

[4] Otro personaje de biografía similar a Gamper, su compatriota William Tarin Maurer (Lausana, 1869-Madrid, 1926), introductor en Tarragona del fútbol e impulsor de otros muchos deportes (especialmente el ciclismo), también se había suicidado cuatro años antes.

[5] Según los datos de los Archivos del Consulado de Suiza en Barcelona, conservados en los Archivos Federales Suizos (“Matrikulationsregister”), Johannes Frey era originario de Regensdorf, en el cantón de Zúrich y había nacido el 5 de junio de 1878. Su esposa se llamaba Eugenie Julie (de soltera Noël) y tuvieron dos hijos. Era comerciante y había vivido en Frankfurt (Alemania), antes de instalarse en Barcelona en 1908. Tuvo varios negocios en Barcelona, cuando falleció regentaba las empresas “Juan Frey” y “Aluminio Hispano-Suiza, S. A.”.

Hazte Socio
Sobre nosotros

Miembro del CIHEFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: active

Nº 105

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales