El Athletic Club a comienzos de la temporada 1936-37. Alzamiento militar, inicio de la temporada 1937-38, torneo amateur de noviembre del año 1937, Torneo Vizcaya y Copa Vizcaya o del Presidente de la Diputación

Resumen

Etiquetas: , , , ,

En este artículo destacamos la importante labor desarrollada por la junta directiva del Athletic Club que, bajo la presidencia de don Luis Casajuana Curiel, tuvo una gran visión de futuro poniendo, cuando le fue posible, en marcha la gran e incierta empresa de hacer resurgir al equipo rojiblanco de las cenizas. Gracias a su empeño y a su esfuerzo el ‘Ave Fénix’ comenzó poco a poco a mover sus alas todavía inseguras, hasta que llegó a surcar el cielo con una solemne majestuosidad.
Abstract

Keywords: Athletic Club, Bilbao, History, Spanish Civil War

In this article we highlight the important work carried out by the Athletic Club board of directors, which, under the presidency of Mr. Luis Casajuana Curiel, had great forward-looking decisions, putting, when it was possible, the great and uncertain enterprise of resurging the Atletico team from the ashes. Thanks to his effort and tenacity the 'Phoenix Bird' began little by little to move its wings still insecure, until it came to sail the sky with a solemn majesty.

Artículo
Download PDF

1.- El Athletic Club a comienzos de la temporada 1936-37

En 1936-37 la plantilla del Athletic Club ya estaba hecha. No hay que olvidar que en agosto se iban a iniciar los entrenamientos si hubiera habido normalidad. Al margen de que alguno como Ángel Zubieta, Agustín Sauto (‘Bata’), Martín Calvo, Gerardo Bilbao, Valle, Edmundo Suárez (‘Mundo’), Ángel Careaga (‘Careaguita’) y Emilio no habían firmado el contrato; unos por estar retenidos, otros, transferibles, o en libertad, la plantilla era el siguiente:

Porteros: Gregorio Blasco, José Luis Ispizua y Molinuevo.

Defensas: Luis Zabala, Juan José Mieza, Isaac Oceja (‘Rosarito’ o ‘Bacalada’), Martín Calvo, Javier Moronati, Salvador Arqueta y Busquet. Tenía también la opción de Pablito, jugador del Baracaldo, que pedía 25.000 pesetas, cantidad que le parecía excesivo al Athletic Club que tan sólo estaba dispuesto a pagar 15.000.

Medios: Leonardo Cilaurren, Ángel Zubieta, José Muguerza, Roberto Echevarría, Gerardo Bilbao e Isidoro Urra.

Delanteros: Hermenegildo Elices, Ángel Careaga (‘Careaguita’, que finalmente recaló en el Baracaldo), Francisco Gárate, Bergareche, Edmundo Suárez (‘Mundo’), Valle, José Iraragorri (‘El Chato’), Agustín Sauto (‘Bata’), Emilio, Guillermo Gorostiza (‘Bala Roja’, ‘Lorito’ o ‘Goros’), Victorio Unamuno (‘Munabe’), Ortiz y Echevarría.

2.- El alzamiento militar

No obstante, el 17 de julio se subleva el Ejército de África. La Guerra Civil ha comenzado. Consecuentemente, se suspende toda la actividad futbolística oficial.

En el País Vasco, esa noche, algunos tienen noticia del levantamiento de Melilla y del movimiento de tropas en el Protectorado de Marruecos por la radio francesa. La inmensa mayoría de los vascos, sin embargo, duermen tranquilos.

La sublevación se inicia en la península al día siguiente.

La Guerra Civil en Euskadi tuvo unas características especiales. Por un lado, existía una masa social que impulsó y colaboró activamente en el levantamiento de la derecha española. Por otro lado, a diferencia de lo ocurrido en España, la burguesía nacionalista optó por colaborar con los partidos de izquierdas a favor de la República. En tercer lugar, como consecuencia de las condiciones emanadas de la situación de guerra, se obtiene el Estatuto de Autonomía y, además de poder político, se crea también el Ejército Vasco. Por último, la actitud de la Iglesia fue muy especial. Parte de la Iglesia, a diferencia de lo ocurrido en el resto de España, se inclina en contra de los sublevados y a favor de la República.

La actitud de los cuatro territorios vascos tampoco fue homogénea. En Nafarroa, unidos los carlistas con el general derechista Mola, el ‘Alzamiento’ se propagó muy rápidamente. En Araba, aunque una pequeña parte de la provincia permanece leal a la República, la capital es rápidamente controlada por los rebeldes. En Gipuzkoa, por el contrario, los republicanos consiguieron dominar la sublevación. En Donostia-San Sebastián el levantamiento llega a producirse, pero después de casi diez días de enfrentamientos, los Cuarteles de Loiola, último reducto de los alzados, terminan rindiéndose.

La dramática noche del 18 al 19, la dirección del PNV está reunida en la sede del diario Euzkadi, siguiendo por radio los acontecimientos. A la mañana siguiente el diario nacionalista y Radio Emisora Bilbaína difunden la posición del nacionalismo vasco: “[…]. Ante los acontecimientos que se desarrollan en el Estado español, y que tan directa y dolorosa repercusión pudieran alcanzar sobre Euzkadi y sus destinos, el Partido Nacionalista Vasco declara –salvando todo aquello que hoy ratifica solemnemente– que, planteada la lucha entre la ciudadanía y el fascismo, entre la República y la Monarquía, sus principios le llevan indeclinablemente a caer del lado de la ciudadanía y la República, en consonancia con el régimen demócrata y republicano que fue privativo de nuestro pueblo en sus siglos de libertad. […].”

No obstante, durante los meses de agosto y setiembre las tropas del general Mola, al mando del coronel Beorlegui, avanzan hacia Donostia-San Sebastián. Toman Irun el 5 de setiembre, cortando la frontera con Francia. La capital donostiarra cae ocho días después. Para los primeros días de octubre, casi toda la provincia está en poder de los rebeldes. Se producen los primeros fusilamientos a manos de los sublevados, se encarcela a nacionalistas en Nafarroa y Araba, y sus organizaciones son prohibidas.

A los tres meses del inicio de la contienda, el frente se situaba en la frontera entre Gipuzkoa y Bizkaia. En Bizkaia el Alzamiento fue un completo fracaso y, tras la toma de Gipuzkoa, Bilbao comienza a ser bombardeado.

En Madrid, ante el avance de las tropas franquistas sobre la capital, se forma un nuevo gobierno con la finalidad de dar cabida a todas las fuerzas republicanas que combaten la sublevación. Lo preside el dirigente socialista de izquierda, Largo Caballero.

El PNV es invitado a participar. El Euzkadi Buru Batzar (EBB) destaca a Madrid una Comisión, en la que figura José Antonio Aguirre. El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el PNV es que D. Manuel Irujo Ollo figure como ministro sin cartera y que las Cortes en su primera sesión aprueben el Estatuto de Autonomía para el País Vasco.

El 1 de octubre se reúnen en Madrid los diputados a Cortes, bajo la presidencia de Diego Martínez Barrio. Se aprueba el Estatuto vasco por aclamación y Aguirre interviene en nombre de la Minoría Vasca para proclamar el apoyo vasco a la República.

El 7 de octubre del año 1936 la casi unanimidad de los representantes municipales eligen a José Antonio Aguirre primer presidente del Gobierno Vasco. El acto oficial del nombramiento tendrá lugar en Gernika. Cuando el presidente de la Junta de Defensa de Bizkaia, Echeverría Novoa lee el acta de proclamación de Aguirre como presidente del Gobierno Vasco, un atronador ‘Gora Euzkadi’ llena el aire, aclamado y repetido por todos los asistentes puestos en pie, que aplauden clamorosamente.

Instantes después Aguirre se dirige hacia el Árbol de Gernika. En medio de una gran emoción y de un silencio impresionante, pronuncia en euskera y castellano el solemne juramento:

Jura de José Antonio Aguirre en Gernika (7 de octubre de 1936). Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

Jura de José Antonio Aguirre en Gernika (7 de octubre de 1936). Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

Jaungoikoaren aurrean apalikEuzko-lur gañian zutunikasabearen gomutazGernikako zuazpian

nere aginduba ondo betetzia

zin dagit.

Ante Dios humilladoen pie sobre la tierra vascacon el recuerdo de los antepasadosbajo el árbol de Gernika

juro

cumplir fielmente mi mandato

Primera foto del primer Gobierno Vasco. Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

Primera foto del primer Gobierno Vasco. Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

En diciembre de 1936, el Ejército Vasco ataca Araba e intenta recuperar Vitoria-Gasteiz pero no lo consigue. Con posterioridad, las tropas ‘nacionales’ comandadas primero por el general Mola y después por el general Dávila, ambos derechistas, se van haciendo con Bizkaia poco a poco. El 26 de abril de 1937 el Ejército del Aire alemán bombardea Gernika y el 19 de junio las tropas franquistas se hacen con Bilbao. La guerra en Euskadi finaliza el 24 de agosto de 1937 con la firma del ‘Pacto de Santoña’ entre el Partido Nacionalista Vasco y las tropas italianas que habían combatido a favor de Franco.

3.- Homenaje a los caídos por Dios y por la Patria, y reapertura de San Mamés

En Bilbao, martirizado por la contienda bélica, el 28 de setiembre de 1937 se celebra una misa en la iglesia parroquial de San Vicente que se ofrece en sufragio de las almas y recuerdo de los socios, jugadores, directivos y simpatizantes del Athletic Club caídos por la España ‘Una, Grande y Libre’. Así lo recogió el vespertino Hierro en su edición del día 27 de setiembre de 1937:

“En sufragio de las almas de los que murieron defendiendo a Dios y a España en los campos de batalla, y de los que fueron bárbaramente asesinados en cárceles y barcos[1], el Athletic Club de Bilbao ha organizado para mañana un funeral, que se celebrará en la iglesia de San Vicente Mártir de Abando, a las nueve de la mañana. Rasgo simpático, muy propio del Athletic, ha sido este de acordarse de los que siempre estarán presentes en nuestro corazón, ya que murieron en defensa de su ideal, del mismo por el que estamos luchando todos los españoles. Todos los socios del Club bilbaíno han de acudir mañana al funeral, testimoniando así el cariño que todos los españoles sentimos por nuestros héroes, y no sólo los socios, sino que todos los simpatizantes del Athletic, los que siempre le han sido fieles, acudirán a este acto simpático.

Socios asesinados: Alzaga Iturriza, Juan, Arana Churruca, Álvaro, Abaitua Arsuaga, Felipe, Careaga Urigüen, Alfonso, Careaga, José Antonio, Cubillas Urruticoechea, José, Díaz Romero, Joaquín, G. Careaga, Adolfo, Goicoechea Arana, Luis, Iñarritu Urigüen, Julián, Landecho Salcedo, Juan, Molano Asso, Eduardo, Oregui Bediaga, José Miguel, Ortiz de La Riva Arana, Julián, Serrano de La Mata, Pelayo, Zubiría Somonte, Gabriel, Rafael y Tomás.

Muertos en el frente de batalla: Astigárraga Echévarri, Enrique, Bergareche Maruri, Fernando[2], Sabas Vivanco, Ernesto, Castellanos Ledo, Manuel, Echevarría Martínez-Baeza, Manuel[3], Lachiondo Arechavaleta, José A., Montalvo Orovio, José María (Conde de Macuriges) y Olaso Olaso, Gonzalo.

Por todos ellos mañana se elevarán innúmeras oraciones al Todopoderoso.”

Por la tarde, una junta general ordinaria, en la sede del club, para dar cuenta de la gestión directiva ¡desde 1935! Aquella asamblea decide adherirse a la Federación Española de Fútbol[4] que se había establecido en San Sebastián. Se elige directiva, con Luis Casajuana que es nuevamente confirmado como presidente.

Días antes de esa asamblea, los jugadores del Athletic Club ya se habían empezado a mover. Gorostiza, Oceja y Gárate juegan un partido en Atotxa. Poco después, Zabala, Oceja y Gorostiza juegan en Vitoria-Gasteiz. Se preparan entonces partidos internacionales contra Portugal y fueron organizados encuentros de preselección, uno de los cuales tuvo lugar el 10 de octubre del 37 en San Mamés, partido con el que este campo volvía a abrir sus puertas, enfrentándose el equipo ’azul’ contra el ‘blanco’ y ganando el primero por 4 tantos a 1.

Alineación de las selecciones:

‘Azul’: Insausti; Zabala, Oceja; Aranaz, Deva, Ipiña; Epi, Amestoy, Vergara, Bienzobas y Gorostiza.

‘Blanco’: Eizaguirre[5]; Ciriaco, Quincoces; Muñoz, Arana, Ortúzar; Venancio, Gárate, Chacho, Tomás y Vázquez.

Árbitro: Eduardo Iturralde.

Autores de los goles:

‘Azules’: Gorostiza, Epi, Vergara y Bienzobas.

‘Blancos’: Vázquez.

4.- Campeonato amateur organizado por el Athletic Club

4.1.- Anuncio y reglamento del torneo

El Athletic Club tenía que renovarse, ya que casi todas sus figuras se encontraban en México con la selección de Euskadi. Por eso el club bilbaíno volvió, como siempre, a sus orígenes, a la cantera, a empezar prácticamente de cero para construir un nuevo equipo. Para ello, se anunció en noviembre del año 1937 un campeonato infantil en el que sólo podían participar jóvenes entre 15 y 18 años.

Los jóvenes se dirigieron a los diferentes medios de comunicación escrita pidiendo detalles del torneo. Fue entonces cuando el presidente del Club, Luis Casajuana, comunicó públicamente la noticia y envió a los medios de comunicación el reglamento por el que se iba a regir el campeonato, rogando a los mismos su publicación. La nota enviada por el Athletic Club a los diferentes medios de comunicación fue publicada por estos el día 3 de noviembre de 1937 y decía lo siguiente:

“El Athletic Club de Bilbao organiza un torneo infantil de fútbol (Campeonato de Vizcaya) entre equipos compuestos por jugadores mayores de quince años y menores de diecinueve que se regirá por el siguiente reglamento:

Primero.- Cada equipo inscrito dará el nombre con que desee denominarse y los nombres y dos apellidos, edad y dirección de cada uno de sus jugadores, que pueden llegar a dieciséis como máximo, indicando al mismo tiempo el color de la camiseta que vestirán.

Segundo.- Los equipos inscritos quedan obligados a presentar al Athletic Club los documentos probatorios de la edad de sus jugadores en el caso de que el Club organizador lo solicite.

Tercero.- La forma de jugarse el torneo se establecerá al conocerse el número de equipos inscritos, forma que desde ahora aceptan todos los equipos participantes.

Cuarto.- Cada equipo inscrito tendrá un delegado que será quién le represente ante el Athletic, y cuyo nombre se dará a conocer a éste al mismo tiempo que los de los jugadores.

Quinto.- El Athletic se reserva el derecho de rechazar la inscripción de equipos y jugadores, sin obligarse a dar cuenta de las causas que tenga para ello.

Sexto.- El plazo de inscripción terminará el día 15 de los corrientes.”

4.2.- Relación de equipos inscritos

Finalizado el plazo que había dado el Athletic para inscribirse en el torneo por él organizado, ¡treinta y nueve! fueron los equipos que aspiraron al título de campeones de Vizcaya:

1. Padura infantil (Arrigorriaga)2. El Carmen (Baracaldo)3. Begoña F. C. (Begoña)4. Deportivo Sparta (Begoña)

5. Racing de Berango (Berango)

6. ‘A’ del SEU[6] Bilbao (Bilbao)

7. AET[7] Bilbao (Bilbao)

8. ‘B’ del SEU Bilbao (Bilbao)

9. Balas de Deusto (Bilbao)

10. Barraincúa Sport Bilbao

11. Cadetes, Flechas y Pelayos[8] (Bilbao)

12. Casilla Sport (Bilbao)

13. Civitavechia (Bilbao)

14. Comunicaciones (Bilbao)

15. Chindurri F. C. (Bilbao)

16. Deportivo Urízar (Bilbao)

17. Deusto F. C. (Bilbao)

18. Ensanche Club (Bilbao)

19. Huracán Balompié (Bilbao)

21. Peña Beti Sport (Bilbao)22. Racing de Bilbao (Bilbao)23. San Mamés (Bilbao)24. Solocoeche Sport (Bilbao)

25. Deportivo Basauri (Dos Caminos)

26. Boinas Rojas (Echévarri)

27. Balas de Erandio (Erandio)

28. Esperanza F. C. (Erandio)

29. Elexalde infantil (Galdácano)

30. SEU de Guecho (Guecho)

31. Legión de Lamiaco (Lamiaco)

32. Arenas infantil (Las Arenas)

33. Cadetes, Flechas y Pelayos (Las Carreras)

34. Ederra Club (Luchana)

35. Portugalete Chiqui (Portugalete)

36. Sestao Chiqui (Sestao)

37. SEU de Valmaseda (Valmaseda)

38. Flechas de Zorroza (Zorroza)

39. Flechas Verdes (Zorroza)

4.3.- Convocatoria de los delegados de los clubes participantes en el torneo y normas que habrían de regir el campeonato

Los delegados de los clubes participantes en el torneo fueron convocados para el día 24 de noviembre por el Athletic Club en los locales de la Federación Vizcaína de Fútbol (calle Henao, 20-1º), cedidos por su único gestor, don José María Mateos, con objeto de darles a conocer el reglamento y efectuar el sorteo de los partidos.

Al día siguiente (25 de noviembre de 1937) se pusieron en conocimiento del público las normas que habrían de regir el campeonato y, así mismo, se realizó el sorteo de los primeros diecinueve equipos que jugarían la primera ronda de la eliminatoria.

Así recogió el diario vespertino Hierro el desarrollo de la reunión:

“Sabor típico de aquellas reuniones que había en los locales de la Federación tuvo la celebrada anoche con los delegados de los equipos participantes en el torneo infantil que organiza el Athletic. A la convocatoria hecha por el Club organizador concurrieron todos los delegados, sin faltar uno solo, quedando abajo, en la calle, unos cuantos acompañantes esperando el resultado del sorteo. Junto a delegados verdaderamente infantiles, vimos al veterano José María Peña, que traía la representación del infantil del Arenas, equipo que él lo ha preparado con sumo cuidado y con un cariño mayor aún, y es que es uno de los ‘onces’ favoritos del torneo.

Después de leerles el reglamento y hacerles una serie de advertencias encaminadas al mejor desarrollo del campeonato, se les dijo la forma de jugarse éste, que es la siguiente:

1.- En la primera eliminatoria se juegan diecinueve partidos, quedando clasificados los vencedores, en unión del equipo que quedó libre en el sorteo, el Racing de Bilbao.

2.- Los vencedores, diecinueve, y uno que queda libre juegan la segunda eliminatoria, en total diez partidos, dando por lo tanto cinco vencedores.

3.- Estos cinco, como se juega la Liga, juegan a puntos entre sí, y los dos que obtengan mayor puntuación pasan a la final, que se jugará a un solo partido, siendo proclamado campeón de Vizcaya el vencedor de ella.

4.- Una vez hecha la primera eliminación, los equipos que sigan jugando podrán reforzarse con los derrotados, comunicándoselo al Athletic, si bien cuando se encuentren cinco clasificados para jugar la eliminatoria anteúltima ya no podrán admitirse nuevos refuerzos.

5.- Los campos designados para jugar el torneo son los siguientes: San Mamés, Torre Madariaga, Cruce Verde y el Colegio de Sordos y Mudos.

6.- Serán arbitrados los partidos por árbitros colegiados.”

4.3.1.- Primera eliminatoria

Hecho el sorteo, se produjo el emparejamiento de los primeros equipos que jugarían la primera eliminatoria. Esta dio comienzo el 28 de noviembre y al final de la misma, 1 de enero de 1938, quedaron clasificados los siguientes equipos:

Racing de Bilbao Padura Solocoeche Deportivo
Depotivo Sparta Esperanza F. C. Huracán Balompié
Arenas infantil Portugalete Chiqui Erandio Club
AET de Bilbao Carmen de Baracaldo Elexalde
Deusto F. C. SEU de Guecho Flechas Verdes
‘A’ del SEU Ederra Club Deportivo Urízar
Peña Beti Sport Pelayos y Flechas de Las Carreras

4.3.2.- Segunda eliminatoria

Comenzó el 2 de enero de 1938 y finalizó el 16 del mismo mes, clasificándose los siguientes equipos:

Solocoeche Sport Elexalde Racing de Bilbao
Erandio Club Carmen de Baracaldo Portugalete
Deusto F. C. Padura AET de Bilbao

SEU de Guecho

4.3.3.- Tercera eliminatoria

Comenzó el 23 de enero de 1938 y finalizó el 6 de febrero, decidiéndose qué 5 equipos iban a jugar la ‘liguilla’ final:

AET de Bilbao

Carmen de Baracaldo

Portugalete Chiqui

SEU de Guecho

Solocoeche Sport

4.3.4.- Clasificación de la ‘liguilla’ entre los cinco equipos supervivientes de la competición

La clasificación de la mencionada ‘liguilla’, que comenzó el 6 de febrero y finalizó el 27 de marzo, fue la siguiente:

EQUIPO

PJ

PG

E

P

PUNTOS

Carmen de Baracaldo

7

4

3

0

11

Solocoeche Sport

6

3

3

0

9

AET de Bilbao

7

2

2

3

6

SEU de Guecho

6

0

1

5

1

Portugalete Chiqui

2

0

1

0

1

Esta clasificación se basa en los partidos realmente jugados por todos y cada uno de los cinco contendientes. No obstante, según criterio del Athletic, organizador del Torneo, al haberse retirado de la competición el Portugalete Chiqui, éste quedaba fuera de la tabla clasificatoria y, así mismo, para la misma no se computaban los partidos jugados por dicho equipo. Hecha esta observación, la clasificación que se dio por válidamente definitiva fue la siguiente:

EQUIPO

PJ

PG

E

P

PUNTOS

Carmen de Baracaldo

6

3

3

0

9

Solocoeche Sport

6

3

3

0

9

AET de Bilbao

6

2

1

3

5

SEU de Guecho

6

0

1

5

1

4.3.5.- Final del torneo

El día 3 de abril de 1938 se jugó en San Mamés la final del torneo del que se proclamó brillantemente campeón el Carmen de Baracaldo tras derrotar al Solocoeche Sport por un abultado 6-1.

5.- Consecuencias del torneo amateur

El Athletic Club, al igual que el resto de los equipos de Primera División, se encontraba completamente desmantelado con motivo de la Guerra Civil y con serias dificultades para rehacerse. Por esta razón precisamente, la organización de este campeonato ‘amateur’, desde mi punto de vista, tuvo una importancia crucial ya que supuso el inicio del renacimiento del Athletic Club, inicio que tuvo su continuidad, como veremos más adelante, en la puesta en marcha del torneo de pretemporada 1938-39 (Torneo Vizcaya y Copa Vizcaya o del Presidente de la Diputación). Como consecuencia de estos dos campeonatos surgió la semilla de carácter autóctono que, arropada por unos veteranos reintegrados al equipo tras la finalización de la guerra, germinó en un nuevo equipo que tras unos inicios balbuceantes logró la mayoría de edad en la temporada 1941-42, temporada en la que llegó a disputar la final de Copa, perdiéndola, tras jugarse la prórroga, contra el Barcelona. Esta derrota no amilanó al equipo sino que, por el contrario, fue un aliciente. Tal es así, que en la temporada siguiente, 1942-43, consiguió la calificación cum laude futbolística obteniendo el doblete, Liga y Copa, y, posteriormente, la Copa en propiedad tras vencer al Valencia en los años 1944 y 1945.

6.- Torneo Vizcaya y Copa Vizcaya o del Presidente de la Diputación

El día 15 de setiembre de 1938 los medios de comunicación bilbaínos publicaron de forma resumida la siguiente nota enviada por el Athletic Club:

“El Athletic Club ha organizado con permiso de la autoridad gubernativa y autorización de la Federación Vizcaína, una competición futbolística que comenzará a jugarse el próximo 2 de octubre entre los equipos Arenas, Baracaldo, Basauri, Bilbao, El Abra, Erandio y Sestao.

El reglamento y las condiciones por las que se ha de regir esa competición están expuestos en la tablilla de anuncios del Athletic.

En la competición formarán parte los equipos representativos de los Ayuntamientos y zonas de Vizcaya de mayor tradición futbolística y mayores productores de jugadores. Cada equipo no puede alinear más de cinco jugadores mayores de 19 años ni menos de esta edad o menores.

La competición tendrá dos fases: una, la que se jugará primeramente, se llamará Torneo Vizcaya, y tendrá lugar en la forma llamada de ‘todos contra todos’, sistema Liga, por puntos y ‘goal average’ en caso de empate a puntos a doble partido.

La otra fase, que se jugará inmediatamente de aquélla, será por el sistema de Copa, y en ella tomarán parte los cuatro equipos que se clasifiquen en los cuatro primeros puestos de la primera, jugando dos contra dos un partido semifinal cada equipo y los dos vencedores el partido final entre sí.

Esta segunda fase se llamará Copa VIzcaya.

A cada vencedor del Torneo Vizcaya y de la Copa Vizcaya se concederá como premio una copa.”

El apartado último del documento en el que se detallaban las condiciones y reglamento, y que habían sido aprobados por todos los delegados de los equipos participantes, decía textualmente:

“Nada referente a castigos se expresa en las anteriores condiciones porque el Athletic Club confía en la disciplina, caballerosidad y educación de los equipos, jugadores y delegados. Mas si se diesen casos de juego peligroso, protestas airadas, insultos o cualquier otro que no respondiese a aquella confianza, sus causantes serán sancionados con todo rigor y sus nombres comunicados a la autoridad, a la Federación Vizcaína y a la Prensa bilbaína.”

Con antelación a la fecha de inicio del torneo, 2 de octubre de 1938, el día 19 de setiembre se reunieron en los locales del club los delegados de los equipos participantes y, aunque en un principio se pensó en celebrar el sorteo de todo el torneo, se decidió sortear tan sólo los encuentros correspondientes a la primera jornada, tomando en consideración que algunos de aquellos no podían jugar por la mañana.

Entretanto, el presidente de la Diputación de Vizcaya, Sr. Llaguno, regaló al Athletic Club una magnífica copa destinada a premiar al vencedor de una de las dos fases de la competición organizada por la entidad rojiblanca. El presidente del club, Sr. Casajuana, acompañado del diputado y directivo del club, Sr. Gaviria, visitó al presidente de la Diputación en señal de agradecimiento y el Club dispuso que esta copa se adjudicase al vencedor del partido final de la Copa Vizcaya mientras que la ofrecida por el Athletic Club se entregara al vencedor del Torneo Vizcaya.

El día 25 de setiembre volvieron a reunirse nuevamente la Comisión organizadora y los delegados de los clubes participantes. En dicha reunión, el delegado de El Abra anunció que, a causa de no poder alinear a varios de sus jugadores, se veía imposibilitado de tomar parte en el torneo. Esta retirada inesperada de El Abra ocasionó la realización de nuevo sorteo de fechas, quedando establecido el calendario de encuentros a celebrar en cuatro fechas diferentes.

6.1.- Torneo Vizcaya

6.1.1. – Primera vuelta del Torneo Vizcaya

6.1.1.1.- Primera jornada (02-10-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Arenas, 3 – Bilbao, 2

Basauri, 0 – Erandio, 4

Baracaldo, 3 – Sestao, 3

6.1.1.2.- Segunda jornada (09-10-1938)[9]

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Baracaldo, 7 – Arenas, 3

Erandio, 1 – Sestao, 4

Se adjudicó el triunfo del partido al Arenas por alineación indebida de ‘Bata’ en el Baracaldo.

6.1.1.3.- Tercera jornada (16-10-1938)

Con antelación a jugarse los partidos correspondientes a la tercera jornada, se produjo un acuerdo deportivo entre los delegados de los clubes participantes en el torneo. En efecto, los mismos, en un gesto de gran deportividad, decidieron levantar el castigo impuesto al Baracaldo por alineación indebida de ‘Bata’ –quien había marcado seis de los siete goles que había encajado el Arenas– y acordaron la repetición del partido en San Mamés.

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Baracaldo, 3 – Arenas, 2

Basauri, 3 – Bilbao, 1

El Arenas jugó con tan solo 9 jugadores.

6.1.1.4.- Cuarta jornada (23-10-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Sestao, 1 – Basauri, 0

Erandio, 3 – Arenas, 0

6.1.1.5.- Quinta jornada (30-10-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Erandio, 8 – Bilbao, 0

Basauri, 2 – Baracaldo, 0

6.1.1.6.- Sexta jornada (06-11-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Bilbao, 1 – Baracaldo, 3

——————————————

Sestao, 1 – Arenas, 2

——————————————

6.1.1.7.- Séptima jornada (13-11-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Arenas, 1 – Basauri, 0

Bilbao – Sestao

Baracaldo, 0 – Erandio, 4

-

El equipo del Bilbao, cuando menos algunos de sus jugadores, habían demostrado tan poco entusiasmo a lo largo del torneo que en el partido contra el Sestao se presentó descalificado, por lo que se adjudicaron los dos puntos a este último.

6.1.1.8.- Clasificación general de la primera vuelta

EQUIPO

J

G

E

P

GF

GC

PUNTOS

Erandio

5

4

0

1

20

4

8

Sestao

5

3

1

1

9

6

7

Baracaldo

5

3

0

2

8

9

6

Basauri

5

2

1

2

9

12

5

Arenas

5

2

0

3

5

7

4

Bilbao

5

0

0

5

4

17

0

6.1.2. – Segunda vuelta del Torneo Vizcaya

Antes de iniciar con los resultados de la segunda vuelta debe comentarse que el Bilbao se presentó descalificado y, consecuentemente los 2 puntos correspondientes se adjudicaron al equipo contrario en cada caso.

6.1.2.1.- Primera jornada (20-11-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Baracaldo, 2 – Sestao, 3

Bilbao – Arenas

Erandio, 2 – Basauri, 1

6.1.2.2.- Segunda jornada (27-11-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Arenas, 3 – Baracaldo, 1

Basauri – Bilbao

Sestao, 2 – Erandio, 3

6.1.2.3.- Tercera jornada (04-12-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Sestao, 5 – Basauri, 1

Baracaldo – Bilbao

6.1.2.4.- Cuarta jornada (11-12-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Sestao, 1 – Arenas, 0

Baracaldo, 3 – Basauri, 3

Erandio – Bilbao

6.1.2.5- Quinta jornada (18-12-1938)

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Erandio, 6 – Baracaldo, 1

Basauri, 3 – Arenas, 1

Sestao – Bilbao

6.1.2.6.- Clasificación general y definitiva del Torneo Vizcaya

Si bien faltaba por jugar el partido Erandio-Arenas para completa la segunda vuelta, este no se llegó a disputar puesto que no influía en la clasificación final y, consecuentemente, se proclamó campeón del Torneo Vizcaya el Erandio, equipo, que junto con el Sestao, Arenas y Basauri, quedó clasificado para jugar la Copa Vizcaya.

EQUIPO

J

G

E

P

GF

GC

PUNTOS

Erandio

9

8

0

1

31

8

16

Sestao

10

7

1

2

20

12

15

Arenas

9

5

0

4

12

14

10

Basauri

10

4

1

5

13

18

9

Baracaldo

10

3

2

5

16

27

8

Bilbao

10

0

0

10

4

17

0

6.2.- Copa Vizcaya o del Presidente de la Diputación

6.2.1.- Semifinales

Estas debieran haberse jugado el 25 de diciembre pero, a falta de fechas disponibles, el Athletic Club no tuvo más que remedio que posponerlas al domingo siguiente, día 1 de enero.

SAN MAMÉS

TORRE MADARIAGA

Erandio, 3 – Arenas, 1

Sestao, 3 – Basauri, 0

6.2.2.- Final (08-01-1939). Erandio vs Sestao

La final se disputó en San Mamés y el partido fue dirigido por el árbitro Sr. Gojénuri. El numeroso público que acudió a presenciar el partido salió satisfecho pues tuvo la oportunidad de presenciar una ¡auténtica final de campeonato!

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Reñones, capitán del Sestao, equipo vencedor de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y subcampeón del Torneo Vizcaya. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Reñones, capitán del Sestao, equipo vencedor de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y subcampeón del Torneo Vizcaya. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

El Sestao, después de una prórroga de quince minutos, venció al Erandio por 2-1. La victoria fue justa. El Sestao ganó el partido y lo ganó bien, pues hizo méritos suficientes para que nadie pudiera decir que su victoria no fue alcanzada con todas las de la ley.

Exceptuándose los últimos minutos antes de la prórroga, en los que el Erandio fue el equipo de sus buenas tardes, durante el resto del encuentro, el equipo de Altos Hornos jugó con más cabeza, con más codicia incluso, que su rival, siendo lógico que se apuntara el tanto de la victoria.

El juego fue duro y a veces excesivamente violento.

Uno de los mayores alicientes que tuvo el partido fue la emoción que hubo en él a consecuencia de la marcha del tanteador. Además, como no hubo diferencia de goles en el marcador, lo mismo cuando éste estuvo nivelado que cuando fue el Sestao por delante, la esperanza de que el Erandio empatara o que uno de los dos equipos marcase algún tanto hizo que la emoción no desapareciese hasta el final del encuentro.

Las alineaciones de los conjuntos finalista fueron las siguientes:

Sestao: Llorente; Revuelta II, Arrizabalaga; Reñones, Tellado, Escarda; Ariznabarreta, Eugenio, Celaya, Revuelta I y Chiqui.

Erandio: Langarica; Marti, ‘Luisón’ (José Luis Amallobieta); Ortúzar, Recalde, Acebal; Larrondo, Menchaca, Gardoqui, Álvarez (Manuel) y ‘Terín’ (Julián Álvarez).

Los goles fueron marcados por el delantero centro Celaya y el extremo izquierdo Chiqui por parte del Sestao y Larrondo fue el autor del único gol del Erandio.

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Equipo del Sestao, vencedor de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y subcampeón del Torneo Vizcaya. De pie y de izquierda a derecha: Revuelta, Reñones, Celaya, ¿?, ¿?, ¿?, ¿? y ¿?. Arrodillados y de izquierda a derecha: ¿?, Llorente y ¿?. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Equipo del Sestao, vencedor de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y subcampeón del Torneo Vizcaya. De pie y de izquierda a derecha: Revuelta, Reñones, Celaya, ¿?, ¿?, ¿?, ¿? y ¿?. Arrodillados y de izquierda a derecha: ¿?, Llorente y ¿?. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

Al final del partido, el diputado y directivo del Athletic, don Pedro María Gaviría, entregó al capitán del Sestao la Copa del presidente de la Diputación y al del Erandio, por haber ganado el Torneo Vizcaya, la del Athletic.

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. José Luis Amallobieta (‘Luisón’), capitán del Erandio, equipo finalista de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y campeón del Torneo Vizcaya. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. José Luis Amallobieta (‘Luisón’), capitán del Erandio, equipo finalista de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y campeón del Torneo Vizcaya. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Equipo del Erandio, finalista de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y campeón del Torneo Vizcaya. De pie y de izquierda a derecha: Recalde, Gardoqui, ‘Luisón’ (José Luis Amallobieta), Ortúzar, Larrondo, Acebal y Álvarez (‘Manolín’). Arrodillados y de izquierda a derecha: Menchaca, Langarica, ‘Terín’ (Julián Álvarez) y Martí. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

San Mamés. 8 de enero de 1939. Sestao, 2 – Erandio, 1. Equipo del Erandio, finalista de la Copa Vizcaya o Copa del Presidente de la Diputación y campeón del Torneo Vizcaya. De pie y de izquierda a derecha: Recalde, Gardoqui, ‘Luisón’ (José Luis Amallobieta), Ortúzar, Larrondo, Acebal y Álvarez (‘Manolín’). Arrodillados y de izquierda a derecha: Menchaca, Langarica, ‘Terín’ (Julián Álvarez) y Martí. (Fuente: Marca de 1 de febrero de 1939).

7.- A modo de conclusión

Creo que debe destacarse la importante labor desarrollada por la junta directiva del Athletic Club que, bajo la presidencia de don Luis Casajuana Curiel, tuvo una gran visión de futuro poniendo, cuando le fue posible, en marcha la gran e incierta empresa de hacer resurgir al equipo rojiblanco de las cenizas. Gracias a su empeño y a su esfuerzo el ‘Ave Fénix’ comenzó poco a poco a mover sus alas todavía inseguras, hasta que llegó a surcar el cielo con una solemne majestuosidad.

Agradecimientos

Agradezco a todas aquellas personas que me han ayudado facilitando información, tanto escrita como gráfica, para la elaboración del presente artículo y, muy en particular, a Higinio Antolín, empleado de la Biblioteca de la Diputación Foral de Bizkaia, por los consejos y facilidades de todo tipo  que recibí de él en el trabajo de búsqueda de información.

Notas aclaratorias

[1]: Alusión a las ‘sacas’ (procedimiento consistente en la ‘extracción masiva’ y sistemática de presos de las cárceles con el objeto de ser asesinados o trasladados. Las víctimas eran sacadas con criterios globales, militares, religiosos, estatus social, etc. Estos sucesos fueron de los más controvertidos y polémicos de la Guerra Civil Española. Fueron eventos realizados en ambos bandos.​ El fenómeno ocurrió principalmente a finales del año 1936)  de las naves Cabo Quilates y Altuna Mendi tras un bombardeo fascista ordenado por el General Mola y perpetrado el 25 de septiembre de 1936, y ese mismo día en Durango tras otra suelta de bombas por parte de facciosos. A estos sucesos se sumaron los de las escuelas de Urbinaga en Sestao al día siguiente, así como los del 4 de enero de 1937 en Bilbao en la Casa Galera, el Convento el Carmelo, los Ángeles Custodios y Larrinaga.

Fachada de la cárcel de Larrinaga. Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

Fachada de la cárcel de Larrinaga. Fuente: Fundación Sabino Arana-Archivo del Nacionalismo Vasco.

Instantánea de un bombardeo fascista ordenado por el General Mola y perpetrado el 25 de septiembre de 1936 sobre Bilbao.

Instantánea de un bombardeo fascista ordenado por el General Mola y perpetrado el 25 de septiembre de 1936 sobre Bilbao.

Ese día, tras un bombardeo de aviones facciosos sobre la ciudad hubo una ‘saca’ de derechistas o presuntos derechistas que fueron fusilados. A pesar de que algunos consejeros del incipiente Gobierno vasco pidieron a los manifestantes que se disolvieran, muchos de ellos decidieron marchar hacia las cárceles de Larrinaga, Carmelo, los Ángeles Custodios y Casa Galera, que fueron finalmente asaltadas a las cinco de la tarde, dando muerte a 224 personas.

Otra vendetta se produjo en los citados barcos prisión. Según narra Germán Cortabarría en la enciclopedia Auñamendi, el primer buque, de 12.000 toneladas, estaba fondeado en el puerto de Bilbao cuando el 25 de septiembre de 1936, tras un bombardeo aéreo de hora y media sobre la capital vizcaina, “fue asaltado por enfurecidos tripulantes del acorazado republicano Jaime I. A pesar de la resistencia de los guardianes, lograron dominar la situación”.

El investigador cifra en 39 los presos muertos de ambas embarcaciones. Según esta fuente, a consecuencia de este incidente fueron ejecutados por orden de las autoridades vizcaínas varios de los asaltantes, y el Jaime I fue obligado a abandonar el puerto. Otro barco que funcionó como cárcel flotante fue el Upo Mendi, que en 1939 fue rebautizado Monte Jarindo, siendo desguazado en 1962.

La misma jornada del 25 de septiembre, los aviones leales al bando sublevado se acercaron a Durango. Allí lanzaron hacia las 11.00 horas cuatro artefactos. Uno fue dirigida al frontón de Ezkurdi, donde estaban milicianos y refugiados huidos de Gipuzkoa. La bomba alcanzó la pared lateral del frontón, atravesó el muro y estalló. Causó doce muertos y varios heridos. “Otro artefacto cayó en la huerta del médico Marcos Unamunzaga, y dos más en la estación del ferrocarril”, confirma Jon Irazabal Agirre, el investigador que más ha estudiado esos meses de sangrienta contienda. Tras el ataque, milicianos posiblemente del Batallón Rusia de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), “enardecidos por las escenas de muerte y dolor que produjo el bombardeo, se dirigieron a la cárcel”, relata Irazabal. En ese lugar, hoy edificio de Telefónica, redujeron a los guardias y sacaron a veintidós presos detenidos por presunta afinidad con los sublevados. Trasladados al cementerio, fueron fusilados.

El investigador concluye apuntando que, “no conformes con estos fusilamientos, trataron de detener y fusilar a otros derechistas de Durango. Advertidos de estas intenciones, miembros del PNV y de STV alertaron y ocultaron a diversos tradicionalistas hasta la liberación”. (Fuente: Artículo titulado ‘Vendettas republicanas’, dentro de la colección ‘Historias de los vascos’, y firmado por Iban Gorriti. Diario Deia de 26 de febrero de 2017).

[2]: Fernando Bergareche, hermano de Luis Bergareche Maruri (autor del primer gol de los rojiblancos en la historia de la Liga [febrero del 29] en el partido disputado en Atocha contra la Real Sociedad, partido que acabó con empate a uno) y excelente jugador de fútbol. Nació el 25 de mayo de 1916. Militó en el Guecho y fue fichado por el Athletic Club poco antes del ‘Alzamiento Nacional’ no llegando a debutar en el equipo rojiblanco. Fernando murió en acto de combate en el frente de Archanda.

[3]: Manuel Echevarría Martínez-Baeza (Bilbao, 20-02-1916). Antiguo jugador del Athletic Club. Formó parte de la plantilla del equipo, en calidad de suplente, durante la temporada 1935-36. Era requeté del Tercio de Nuestra Señora de Begoña y murió en tierras levantinas a la edad de 22 años el día 13 de mayo de 1938.

[4]: El día 11 de noviembre de 1937 se hace público en la prensa bilbaína el reconocimiento por parte de la FIFA de la Federación Nacional de Fútbol a través de un artículo del que se puede extraer lo siguiente: “[…].  Afortunadamente, como era de justicia, la F.I.F.A. en su última reunión resolvió el asunto a nuestro favor, reconociendo a la Federación Nacional como legítima, y siendo ella, y nadie más que ella, la que tiene el control de los equipos y de los jugadores de la España liberada. En el Presidente de la F.I.F.A., M. Rimet francés y en los delegados Mauro italiano y Bauwens alemán tuvo España unos magníficos defensores de la justicia y de la legalidad.[…].”

El día 14 se vuelve a incidir en la noticia, pero esta vez a través de un artículo titulado La F.I.F.A. y España: “[…].Tarde o temprano la verdad y la justicia siempre salen adelante. Otra victoria, ¡una más!, acaba de alcanzar la España de Franco en el mundo internacional. La F.I.F.A., la Federación Internacional de Fútbol, acaba de reconocer a la Federación Nacional, que reside en San Sebastián […]. Y todo lo que tiene de excelente para nosotros la noticia, la tiene de mala para los rojos, que de día en día van perdiendo lo poco que tenían si es que ‘El Feo’ les dejó algo en la caja. […]. La F.I.F.A. no ha hecho más que obrar en justicia, dando cumplida satisfacción a los españoles que seguimos a Franco, a los españoles que amamos de verdad a nuestra Patria y la deseamos su engrandecimiento, preocupándonos de la guerra y de la paz, pues queremos que las dos victorias vayan unidas. […]” La España nueva empieza su nueva era futbolística nacida con el partido del día 21 en Vigo y lo hace por derecho propio, una vez reconocida por la más alta autoridad futbolística mundial su legitimidad.” (Fuente: José Luis Isasi. Diario Hierro de 14 de noviembre de 1937).

[5]: Guillermo Eizaguirre Olmos (Sevilla, 17-05-1909 – Madrid, 25-10-1986). Portero internacional del Sevilla. Se le conoció con el sobrenombre del ‘Ángel Volador’. Debutó en Sevilla en el año 1922 con tan sólo 16 años. Medía 1,75 m pero saltaba más de 2,10 m. Marcó toda una época en el Sevilla, F. C. Combatió en la guerra civil española en el cuerpo de la Legión con el rango de oficial siendo herido en numerosas ocasiones. Terminada la guerra, abandonó la carrera deportiva para insertarse como profesional en el Ejército, siendo, posteriormente, seleccionador nacional, sustituyendo a Pablo Hernández Coronado. (Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Eizaguirre).

[6]: El Sindicato Español Universitario (SEU) fue una organización sindical estudiantil de carácter fascista que existió en España. Fue creada durante la Segunda República Española por Falange, impulsada por José Antonio Primo de Rivera, con el objetivo de “aplastar” a la entonces mayoritaria Federación Universitaria Escolar (FUE) e introducir la propaganda de Falange en la Universidad. Durante parte de la Dictadura franquista fue la única organización estudiantil universitaria legal, lo que le confirió un gran poder. Sin embargo, el SEU entró en una fuerte crisis a finales de la década de los 50 y acabaría siendo disuelto en 1965.

Su principal órgano de expresión fue la revista Haz, que se convirtió en una de las principales publicaciones falangistas. (Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Sindicato_Español_Universitario).

[7]: La Agrupación Escolar Tradicionalista o Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas (AET) fue una asociación estudiantil carlista creada a principios del siglo XX e integrada en la Comunión Tradicionalista. Estuvo constituida en numerosas ciudades de España y tuvo su auge en la década de 1930. A lo largo de su historia, sus miembros realizaron labores de divulgación del ideario tradicionalista en las universidades. Los orígenes de la Agrupación Escolar Tradicionalista como tal se hallan en Barcelona. Una de las primeras menciones en la prensa de la Agrupación Escolar Tradicionalista con este nombre aparece en 1907, en el contexto de una velada carlista el día de San Carlos Borromeo (onomástica del jefe del partido, Carlos María de Borbón) en la ciudad condal. No obstante, no sería hasta octubre de 1910 cuando se inauguraría oficialmente la Agrupación Escolar Tradicionalista de Barcelona. Asimismo, La Correspondencia de España daba cuenta en diciembre de 1913 de la decisión de los estudiantes tradicionalistas de organizar ‘una agrupación escolar tradicionalista’, análoga a la que habían tenido anteriormente, ‘siguiendo el ejemplo de los radicales’. A tal fin se reunieron el 14 de diciembre en el Círculo Central Tradicionalista de Barcelona para tratar la reorganización y elegir los cargos de la nueva Junta. Al estallar la Guerra Civil Española, muchos aetistas ingresaron en el Requeté, combatiendo en el bando sublevado. En la década de 1980 decayó de manera significativa y sólo siguió funcionando de manera esporádica en Madrid, Vizcaya, Valencia, Oviedo y otras pocas ciudades españolas. En 2007 la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas fue reconstituida en Salamanca y legalizada como asociación el año siguiente. Actualmente están activas la AET de Salamanca y la AET de Sevilla, integradas en la Comunión Tradicionalista de Sixto de Borbón. En Salamanca, la AET se ha destacado por sus ciclos de conferencias, con la intervención de importantes personalidades del tradicionalismo y el catolicismo intelectual actual. (Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Agrupación_Escolar_Tradicionalista).

[8]: Organizaciones juveniles de los partidos que apoyaron el Alzamiento, especialmente los ‘Pelayos’, juventudes del tradicionalismo, y los ‘Balillas’, primera denominación de la organización juvenil de Falange Española y de las J.O.N.S., que pasó a denominarse Organizaciones Juveniles a raíz del Decreto de Unificación de 1937 y cuyo segundo y último Delegado fue, hasta 1940, Sancho Dávila; estas organizaciones se disolvieron e integraron en el Frente de Juventudes a la creación de éste. (Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/Frente_de_Juventudes).

[9]: El mismo día en el que se dieron a conocer los resultados de la segunda jornada del Torneo Vizcaya (10-09-1938), se publicó en los medios de comunicación vizcaínos la siguiente nota informativa relativa a la constitución de la Federación Vizcaína de Fútbol: “Tomó posesión de sus cargos el Comité directivo de la Federación Vizcaína de Fútbol, designado por la Federación Española, quedando constituido del siguiente modo:  Presidente, don José María Mateos, Secretario, don Luis del Campo y Tesorero, don Nicolás Celaya.

El primer acuerdo fue enviar su fervorosa adhesión al Generalísimo Franco, así como su sumisión a la Federación Española de Fútbol. Examinaron la actual situación del fútbol vizcaíno, estudiando el modo de darle impulso para lo que se tomaron medidas que en su día se harán públicas. Así mismo, el Comité recuerda a los organizadores de torneos que, como lo ha hecho siempre el Athletic, y no olvidando el espíritu de la disciplina, que nunca más que ahora debe inspirar todos los actos deportivos, y por el bien de las organizaciones, deben solicitar siempre autorización para estas competiciones además de la indispensable gubernativa, toda vez que han de verificarse bajo la tutela de la Federación por ser el organismo superior del fútbol en Vizcaya.”

Referencias

Libros

AIESTARAN, C. (2001). Echevarría. Guardameta del Athletic Club (1938-1942). Bilbao: Ediciones Beta III Milenio, S.L.

AIESTARAN, C. (2003). Fútbol y Metralla. Homenaje al sestaotarra rojiblanco José Luis Justel Bollar (1920-1938). Bilbao: Ediciones Beta III Milenio, S.L.

MATEOS, José Mª (1948): Los cincuenta años del Atlético de Bilbao, 1898-1948. Bilbao: Talleres Escuelas J. de P. de Menores.

Periódicos y revistas deportivas

Hierro.

Marca.

Enciclopedias on line

Enciclopedia Vasca Auñamendi

Wikipedia

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: active

Nº 106

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio
Foro

Redes sociales