El mejor FC Barcelona de la historia: un análisis observacional de la influencia de las zonas de finalización de su juego

Resumen

Etiquetas: , , ,

1. Introducción Existen bastantes investigaciones realizadas sobre el fútbol, y, dado que sus indicadores de rendimiento pueden ser similares a otros juegos de la misma categoría (Hughes y Bartlett, 2002), estas han servido de modelo para realizar la siguiente investigación, con sus respectivas diferencias. Con el fin de hacerlo más espectacular, este deporte ha experimentado
Abstract

Keywords: Soccer, Observational methodology, F.C. Barcelona, Game analysis

In the present work, we try to observe, encode and analyze a specific behavioral context in the attacking way of playing FC Barcelona using observational methodology. The coding system, designed in the context of the observational methodology, will allow a description of the action game in football. Assuming that football is a sports game of cooperation and opposition, there were different ending actions in the game, players and spatial interaction contexts in which they take place. The investigation was conducted primarily from an empirical-inductive point of view. The quality and reliability of the data was monitored and guaranteed by the use of procedures throughout the research process, through Cohen's Kappa.

Artículo
Download PDF

1. Introducción

Existen bastantes investigaciones realizadas sobre el fútbol, y, dado que sus indicadores de rendimiento pueden ser similares a otros juegos de la misma categoría (Hughes y Bartlett, 2002), estas han servido de modelo para realizar la siguiente investigación, con sus respectivas diferencias. Con el fin de hacerlo más espectacular, este deporte ha experimentado algunos cambios que han condicionado el modelo de entrenamiento. Las demandas condicionales del juego fueron analizadas en función del reglamento y características de la competición (Smith, 1998), pero hay aspectos del juego que han sido poco investigados, como las acciones técnico-tácticas que pueden ser indicadores de rendimiento en un partido. Por su parte, el lanzamiento ha sido la acción más estudiada debido a su relevancia en el marcador (Castellano, Hernández, Gómez, Fontetxa y Bueno, 2000).

Otros autores (Pollard y Pollard, 2005) estudiaron los efectos de la ventaja de casa a largo plazo en varios deportes de equipo en el Norte de América e Inglaterra. Las tres principales causas de esta ventaja fueron los efectos de la multitud, viajes y familia. La calidad del oponente puede ser un importante indicador del rendimiento deportivo en la alta competición, sin embargo, es difícil cuantificar la calidad del rival, puesto que en grandes campeonatos, algunos equipos débiles pueden progresar, debido a que los rivales más fuertes pueden estar emparejados en el mismo grupo o cruzarse en las siguientes eliminatorias (Taylor, Mellalieu, James y Shearer, 2008). El estado del partido ha sido calificado de relevante en el rendimiento por diversos autores (Lago, 2009; Taylor et al. 2008), determinado por si el equipo va ganando, empatando o perdiendo. Así pues, se encontraron diferencias en las posesiones de balón, en función del resultado, más largas cuando el equipo iba perdiendo y cortas cuando ganaba (Jones, James y Mellalieu, 2004). Otros trabajos de investigación (Lago y Martín, 2007) aportaron la interacción entre la localización de partido y estado del mismo en la posesión del balón.

Varias investigaciones han sugerido que las variables localización del partido, estado del partido y calidad del oponente son las variables más influyentes en el fútbol (Carling, Williams y Reilly, 2005; Lago, 2009; Taylor et al., 2008; Tucker, Mellalieu, James y Taylor, 2005). Tucker et al. (2005) investigaron en la Liga de Fútbol Profesional de Inglaterra los efectos de localización del partido, encontrando un gran número de córner, regates, pases y lanzamientos durante los partidos de casa, mientras que hubo más despejes, patadas, interceptaciones y pérdidas del control cuando jugaban fuera. Castellano et al. (2000) estudian la especialización del juego, observando la posesión  y desarrollo del balón, y cuando éste no está en juego, durante el Mundial de Francia celebrado en el verano del 1998. Otros trabajos como el de Blanco, Castellano y Hernández, (2000), hacen referencia en su estudio, mediante la metodología observacional, a las distintas acciones del juego en el fútbol: inicio de posesión del esférico, mantenimiento de la posesión, fin de la posesión o pérdida y desarrollo de la no posesión al recuperar el balón el equipo contrario.

Saavedra, Vázquez, Mosquera y Agrasar (1997) realizaron un trabajo sobre el juego a balón parado en el fútbol, es decir, mediante las faltas. Otros autores (Ardá y Anguera, 2000) investigaron las acciones ofensivas en el fútbol 7 por medio de los patrones de conducta del juego, registrando que algo más de un 20% de las jugadas ofensivas terminan con un tiro, siendo menor este porcentaje en el fútbol de elite. Así mismo, Silva, Sánchez, Garganta y Anguera (2005) estiman patrones conductuales del proceso ofensivo en el fútbol, con la intención de modelar la efectividad de los equipos. Otros artículos de investigación (Palao; López y López, 2010) se centran en la eficacia de los futbolistas en el lanzamiento a puerta de penalti, en función de la competición (1ª división, 2ª división y 2ª B españolas), observando que el porcentaje de acierto es mayor en los jugadores de 2ª división con un 77,4 % de efectividad.

La metodología observacional es una estrategia del método científico que plantea la observación sistemática de la realidad sin alterarla y que tiene como objetivo general el análisis de la conducta espontánea de un participante o grupo en un determinado entorno, desarrollando unas categorías que permitirán obtener registros sistemáticos de la conducta, que una vez transformados en datos cuantitativos con un nivel de fiabilidad determinado, permitirán describir y en algunos casos predecir el comportamiento de los sujetos en las situaciones analizadas. Por eso, y de acuerdo con el concepto indicado, se plantean unos objetivos específicos en este trabajo de investigación de acuerdo con el objeto de estudio. Así pues, el objetivo principal de este estudio ha sido analizar el juego de finalización del FC Barcelona en función de las zonas del terreno de juego.

2. Metodología

2.1. Muestra

La metodología utilizada será observacional, y en este proyecto de investigación tendremos un grado nulo de intervención ya que consiste en observar conductas de juego. En otras palabras, se trata de una investigación de naturaleza empírica y de carácter no experimental y descriptiva, en la que hemos empleado una metodología observacional sistemática, externa no participante y directa, es decir, se ha llevado a cabo una observación sistemática en directo de una serie de partidos de fútbol.

Así pues, para el desarrollo de este trabajo se han analizado de forma inductiva mediante observación exploratoria 31 partidos de fútbol profesional del FC Barcelona celebrados durante la temporada 2009/2010, entre el mes de diciembre del año 2009 hasta el final de las diferentes competiciones deportivas, es decir, correspondientes al campeonato nacional de liga de primera división (23 partidos), al mundial de clubes que se ha desarrollado en Abu Dhabi durante el mes de diciembre (2 partidos) y los partidos de la Liga de Campeones (6 partidos de la fase decisiva de la máxima competición europea).

En total se han analizado 27900 segundos, repartidos en los 31 encuentros; sólo registrando las acciones de ataque con finalización durante los primeros 15 minutos de juego del primer tiempo. Por lo que, las variables de interés, dado que el objetivo de este trabajo es observar cómo influyen las zonas del campo en la finalización del juego, es cuantificar cuantas acciones se producen durante los primeros 15 minutos del primer tiempo, así como los jugadores implicados y los distintos tipos de las finalizaciones. Para el control de los datos se ha utilizado el Kappa de Cohen para llevar a cabo el control y la fiabilidad de los datos obtenidos mediante la observación exploratoria realizada durante los partidos del Fútbol Club Barcelona.

2.2. Participantes

La población seleccionada es el conjunto del FC Barcelona. La muestra serán los jugadores pertenecientes al primer equipo, que disputan los diferentes encuentros del campeonato nacional de liga, el mundial de clubes y la competición europea.

2.3.  Material

El material utilizado se ha llevado a cabo con anotaciones en papeles de tamaño din A-4 (fichas de control), con representaciones sencillas de las zonas de juego y anotaciones simbólicas de las jugadas de finalización tanto en movimiento como a balón parado por secuencias y orden de los eventos. Se utilizaron también Dvds y proyectores, así como descarga de partidos desde la red, para poder observar con más detalle todas las jugadas producidas durante el primer cuarto de hora de juego.

2.4. Procedimiento

La taxonomía conductual presentada ha sido elaborada a través de la combinación de dos estrategias diferentes en su construcción: los sistemas de categorías y los formatos de campo (Anguera, 1979; Ardá, 1998; Castellano et al., 2000; Gorospe, 1999; Hernández, 1996).

Los formatos de campo garantizan el registro sistemático de varios aspectos de un evento natural, para lo cual se proponen criterios relevantes, y para cada uno de ellos se desarrolla un listado de niveles situados bajo su cobertura (Anguera, 1979).

Primero se llevaron a cabo observaciones exploratorias para familiarizarse con la teoría y los fines de este trabajo de investigación. Durante la construcción del sistema taxonómico se llevaron a cabo multitud de observaciones no sistemáticas. Más tarde, se realizaron observaciones sistemáticas para la configuración ‘definitiva’ de la herramienta observacional con sus criterios y núcleos categoriales.

Seguidamente se pasó a comprobar la calidad del dato, para lo que se ha utilizado el registro de un partido incluido en el campeonato nacional de liga de la primera vuelta de competición. El partido ha sido grabado en vídeo, a través de la emisión realizada por una cadena pública de televisión utilizando para su fiabilidad el Kappa de Cohen. Asimismo, se han dividido y numerado 15 zonas de finalización de las jugadas en función de la dirección de ataque, como se puede observar en el siguiente dibujo (Figura 1).

Figura 1. Zonas del campo en las que se dividen los espacios según el ataque del Fútbol Club Barcelona

Figura 1. Zonas del campo en las que se dividen los espacios según el ataque del Fútbol Club Barcelona

2.5. Instrumentos

El instrumento que se elaborado para llevar a cabo esta investigación ha sido una ficha de control creada para la observación de las acciones técnico-tácticas que queremos someter a estudio. Se ha construido un instrumento “ad hoc” de observación de formatos de campo (Anguera, 1979), porque las finalizaciones que se registran y observan pueden ser de varias posibilidades. Los formatos de campo garantizan el registro sistemático de varios aspectos de un evento natural, para lo cual se proponen criterios relevantes, y para cada uno de ellos se desarrolla un listado de niveles situados bajo su cobertura (Anguera 1979). Estamos ante un instrumento de observación flexible, abierto y se pueden plantear tantas dimensiones como se quieran estudiar.

3. Resultados

Este estudio de investigación se centra en el ámbito del fútbol de alta competición, utilizando metodología observacional con un grado nulo de participación por parte del investigador. Por lo tanto, se utilizó el análisis secuencial retrospectivo (Ardá y Anguera, 2000) y tomando como conductas criterio las zonas del campo donde se produce el fin en el juego, los futbolistas que actúan sobre el terreno y el tipo de acciones con las que termina el ataque el equipo azulgrana con 2 subcategorías (tiros en situación de jugada en movimiento y fin de juego en situación parada) después de la intervención del adversario sobre el esférico.

Así pues, se han registrado un total de 103 acciones de finalización en 31 partidos de fútbol profesional del Barcelona en las diferentes competiciones (15 en casa, 14 fuera y 2 en campo neutral) desde la jornada 13 hasta el final de la temporada, de los que 23 fueron del campeonato de liga, 2 del mundial de clubes y 6 de las competiciones europeas, estableciendo las 3 citadas conductas criterio (según la zona del campo, los futbolistas y la acción).

Por lo tanto, se han observado una media de 3,32 acciones por partido, de las cuales 56 fueron como local, 43 como equipo visitante y 4 en un campo neutral. Así mismo, se registraron más acciones de finalización como media en los partidos jugados en casa, es decir, de local (54, 36 %), de visitante (41,74 %) y en el mundial de clubes en campo único (3,88 %), lo que ilustra que el Barcelona finaliza más acciones de ataque cuando juega como local. Con respecto a los partidos pertenecientes al campeonato de Liga Nacional se produjeron 72 acciones, 4 en el Mundial de Clubes en el que ha participado con éxito el FC Barcelona y en la antigua Copa de Europa 27 (representando el 69,9 %, 3,8 % y 26, 21 % respectivamente). Todos estos datos siempre teniendo en cuenta que se ha observado un encuentro más como local y sólo con 2 partidos en el mundial de clubes siendo el terreno de juego el mismo para ambos clubes.

Con relación a los partidos disputados en competiciones internacionales, el mayor número de finalizaciones en el juego del Barcelona se produjo en Londres contra el Arsenal, con un total de 11, ofreciendo un partido muy completo en ataque, con una intensidad muy elevada durante los primeros 15 minutos de juego. Por su parte, los partidos en los que menos acciones se registraron fueron (con una sola acción) los encuentros que disputó el Barça contra el Stuttgart en el partido de ida de octavos de la Champions en Alemania, y el resto de Liga española contra el Valencia en tierras levantinas, contra el Madrid en el Bernabéu, contra el RCD Espanyol en el Prat y contra el Tenerife en el Camp Nou.

Se ha observado también, que la gran mayoría de las acciones de finalización se producen en movimiento (99,02 %) frecuentemente en jugadas muy elaboradas, después de puestas en juego del balón, mediante saques de banda, recuperaciones de balón, y en concreto también, después de un saque de esquina o tiro libre; frente a las jugadas de ataque a balón parado (las faltas representan el 0,98 %). Así pues, en los partidos observados durante el primer cuarto de hora de juego, se pudo  contemplar 1 acción de tiro o golpeo a portería en situación de juego parada (falta directa lanzada en el encuentro nacional de liga contra Atlético Osasuna en el Camp Nou) y también se anotaron las restantes 102 acciones de finalización de juego en movimiento.

En otras palabras, se puede decir que la mayor parte de las jugadas que pueden acabar en finalización son aquellas que se inician con una recuperación de balón, pues el equipo que pierde el balón se puede encontrar desorganizado defensivamente y eso puede generar acciones ofensivas y goles. Por lo tanto, las zonas donde más balones se recuperan son en campo propio y algunas en el espacio contrario, es decir, muchas jugadas se inician con un saque de portería o recuperando la posesión del esférico, fundamentalmente en las zonas de la mitad del campo y las más cercanas a la portería que se defiende.

Messi se ha establecido como el máximo goleador con 4 tantos (2 de cabeza y 2 con los pies), seguido con 1 por Iniesta, Jeffren y Bojan (todos ellos con los pies). Los goles se ocasionaron en su mayoría en la zona 14 (6 goles), por 1 en la zona 11, y todos estos goles registrados han sucedido durante el campeonato nacional de liga en diferentes partidos: 4 como local y 3 como visitante, de los cuales 2 han sido cabezazos del argentino.

Con estos datos se podrían interpretar, como que el Barça confecciona mucho su juego por bajo con grandes posesiones del esférico, siendo protagonistas en aspectos de finalización los jugadores más cercanos al área contraria y destaca que Messi sea el máximo referente por alto con 2 goles. Los equipos que recibieron dichos goles fueron: Getafe, Racing de Santander, Deportivo de la Coruña y Xerez cuando el Barcelona jugaba como local y contra el Mallorca, Real Zaragoza y Sevilla cuando jugaron como visitantes.

En cuanto al espacio de juego, las zonas 14 y 11 son las que presentan un mayor número de finalizaciones en el juego del FC Barcelona durante los primeros 15 minutos de tiempo (figura 2), así como, las zonas más alejadas a la portería rival son las que menos influencia tienen en el juego de finalización del Barça. Por lo que, en total en las 103 acciones de los 31 partidos observados; las zonas del campo 14 con 58 acciones (56,3 %), 11 con 38 (36,8 %), 13 con 6 (5,8 %) y 15 con 1 (0,9 %).

Figura 2. Media de las finalizaciones según las zonas del terreno de juego en el ataque del Fútbol Club Barcelona

Figura 2. Media de las finalizaciones según las zonas del terreno de juego en el ataque del Fútbol Club Barcelona

Con relación a los futbolistas, en las 103 acciones registradas se puede decir, que son 18 en total los futbolistas que intervienen en el ataque de Fútbol Club Barcelona, siendo por posiciones los defensores con 7 (38,8 %) jugadores los que más se sumaron en la finalización del juego, seguido por los delanteros con 6 (33,3 %) y por último los mediocampistas con 5 (27,7 %).

Messi con 28 tiros a puerta es el que más activo, representando el 27,1 %, seguido de lejos  por Ibrahimovic con 13 (12,6 %) y Xavi con 10 (9,7 %). Algunos no participaron en el juego de ataque, debido en parte a que no fueron titulares y no jugaron en los partidos observados o bien porque a pesar de jugar no han acabado ninguna jugada de su equipo o simplemente han participado en partidos esporádicamente disputando pocos minutos (Figura 3)

Figura 3. Media de la participación del juego de finalización en función de los jugadores del Fútbol Club Barcelona

Figura 3. Media de la participación del juego de finalización en función de los jugadores del Fútbol Club Barcelona

4. Discusión

Tal y como afirman Hernández, Areces, González y Vales (1995), el registro observacional en los deportes de equipo resulta dificultoso, complejidad que es debida a la velocidad a la que se suceden las conductas, la gran extensión espacial sobre la que se desarrollan, el tipo de registro audiovisual utilizado, o el gran número de jugadores que intervienen. A pesar de todo, los resultados obtenidos en cuanto a la calidad del dato podemos considerarlos que han sido satisfactorios.

A la luz de los resultados de este estudio, se puede afirmar que en el análisis del juego, hay que considerar evidentemente la importancia que guarda la consecución del tiro y, por tanto, del gol (Ensum, Pollard y Taylor, 2005), ya que estos tienen que ver más con la distancia a la que se realiza el tiro y el ángulo y menos con el número de contactos o ubicación del portero. Las posibles aplicaciones prácticas que a partir de estos estudios se pueden obtener, permiten conocer cuáles son los flujos de conducta más eficaces para el juego tanto en el plano defensivo como en el ofensivo.

Siguiendo los resultados de esta investigación, las zonas más cercanas y centradas a la portería contraria pueden concentrar mayor relevancia en aspectos de finalización del juego de cualquier club de fútbol (Ardá y Anguera, 2000). Así mismo, otros autores (Hughes y Franks, 1995) afirman que el 50% de los goles se marcaban tras conseguir posesión en el último cuarto de campo ofensivo y que los equipos tienden a jugar de forma similar en la lateralidad derecha y en la lateralidad izquierda a pesar de que, como manifiestan Carey et al. (2001), la población de jugadores diestros en el fútbol (de una muestra de 236 jugadores que disputaron el mundial de Francia’98) asciende aproximadamente al 80%. En otros estudios (Castellano et al., 2000), se analizan las medias de goles de las diferentes selecciones que han participado en los mundiales desde el año 1998 hasta el del 2006, tratando de encontrar evoluciones en el juego en los 3 campeonatos del mundo, configurando un diseño multifaceta: zonas del campo, con 7 tipos de resultados momentáneos y el contexto.

5. Conclusiones

Entre los resultados obtenidos en la investigación podemos interpretar las siguientes conclusiones:

  1. Los equipos más grandes y con un mayor presupuesto pueden tener un factor determinante para crear ocasiones de ataque, debido a que pueden retener en sus filas a futbolistas de un alto nivel que otros clubes no podrían mantener.
  2. Las acciones de ataque serán mayores cuando las necesidades del partido así lo requieran, o en función de la competición, es decir, con la eliminatoria en contra y durante los últimos minutos de encuentro del mismo cuando se va por debajo en el marcador. Así mismo la incertidumbre del resultado hace que los primeros compases del partido sean abiertos y se busquen más las áreas rivales.
  3. Las zonas más cercanas y centradas a la portería contraria han concentrado la mayor parte de la finalización del juego del FC Barcelona.
  4. Los jugadores de ataque, especialmente Messi, son los que más intervienen en el juego de finalización del equipo.

6. Limitaciones

Cabe indicar como primer punto, que los datos obtenidos en los partidos observados en este estudio no son representativos, debido a que la muestra podría haber sido más amplia, es decir, más partidos, acciones, equipos, competiciones, etc, que haría un estudio más extenso posibilitando más resultados. Aun así, se entiende que con 31 partidos de fútbol observados durante los primeros 15 minutos se puede hacer un estudio con la suficiente muestra para obtener suficientes resultados y datos.

En segundo lugar, consideramos que sería interesante desde el punto de vista científico ampliar el estudio a diferentes competiciones como campeonatos de liga, UEFA, Champions, torneos, etc., para identificar efectivamente si se estiman patrones conductuales parecidos a los obtenidos en el desarrollo de esta investigación. Además, de esta forma se podrán hacer comparaciones con un mayor número de partidos y, por tanto, con un volumen de datos que nos permitiría asegurar al tiempo que consolidar la elección y selección de las variables relevantes para explicar la interacción desarrollada por los equipos en sus enfrentamientos. Así mismo, también se podría hacer un estudio de todo el partido, con alguna zona más que aumentase las posibilidades de poder observar si se finalizan más jugadas por un costado u otro.

7. Referencias bibliográficas

Anguera, M.T. (1979). Observación de la conducta espacial. VI Congreso de Nacional de     Psicología. Pamplona.

Ardá, A. (1998). Análisis de los patrones de juego en fútbol a 7. Estudio de las acciones ofensivas. Tesis Doctoral no publicada. Universidade da Coruña (España)

Ardá, T. y Anguera, M.T. (2000). Analisis de los patrones de juego en futbol 7. Estudio de las acciones ofensivas. Lecturas: Educacion Fisica y Deportes June 2000: Vol. 5 Issue 22.

Blanco, A., Castellano, J. y Hernández, A. (2000). Generalizabilidad de las observaciones de la acción del juego en el fútbol. Psicothema, ISSN 0214-9915, Vol. 12, Nº. Extra 2, 2000 , pags. 81-86.

Carey, D. P., Smith G., Smith, D. T., Shepherd, J. W., Skriver, J., Ord, L. y Rutland, A. (2001). Footedness in world soccer: an analysis of France “98. Journal of Sports Sciences, Volume 19, Number 11, 1 November, pp. 855-864(10).

Carling, C., Williams, A. M. y Reilly, T. (2005). Handbook of soccer match analysis: A systematic approach to improving performance. London ; New York Routledge,2005: Routledge.

Castellano, J., Hernández, A., Gómez, P., Fontetxa, E. y Bueno, I. (2000). Sistema de codificación y análisis de la calidad del dato en el fútbol de rendimiento. Psicothema, ISSN 0214 – 9915 Coden Psoteg 2000. Vol. 12, nº 4, pp. 635-641.

Ensum, J., Pollard, R. y Taylor, S. (2005). Applications of logistic regression to shots at goal in association football. En T. Reilly, J. Cabri y D. Araujo, D. (Eds.) Science and Football V. Londres: Routledge. 211-218.

Gorospe, G. (1999). Observación y análisis en el tenis de individuales. Aportaciones del análisis secuencial y de las coordenadas polares. Tesis Doctoral. Universidad del Pais Vasco (España).

Hernández, A. (1996). Observación y análisis de patrones de juego en deportes sociomotores. Tesis Doctoral. Universidad de Santiago de Compostela (España)

Hernández, A., Areces, A., Vales, A. y González, M.D. (1995). Análisis de calidad de datos en registros observacionales de deportes sociomotores: fútbol. En M. Ato y J.A. López Pina, IV Symposium de Metodología de las Ciencias del Comportamiento (pp 143-147). Murcia: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia.

Hughes, M. D. y Bartlett, R. M. (2002). The use of performance indicators in performance analysis. / utilisation des indicateurs de performance pour l ‘ analyse de cette performance. Journal of Sports Sciences, 20(10), 739-754.

Hughes, M. y Franks, I. M. (1995). Notational analysis in sport. 1-61.

Jones, P. D., James, N., y Mellalieu, S. D. (2004). Possession as a performance indicator in soccer. International Journal of Performance Analysis of Sport, 4, 98-102.

Lago, C. y Martín, R. (2007). Determinants of possession of the ball in soccer. Journal of Sports Sciences, 25(9), 969-974.

Lago, C. (2009). The influence of match location, quality of opposition, and match status on possession strategies in professional association football. Journal of Sports Sciences, 27(13), 1463.

Palao, J. M., López, M. y López, M. (2010). Relación entre eficacia, lateralidad y zona de lanzamiento del penalti en función del nivel de competición en fútbol. RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, 6(19), 154.

Pollard, R. y Pollard, G. (2005). Long-term trends in home advantage in professional team sports in North America and England (1876 – 2003). Journal of Sports Sciences, 23(4), 337-350.

Saavedra, M.A., Vázquez, J.C., Mosquera, M.J. y Agrasar, C.M. (1997). Metodologia observacional: las faltas en futbol (Methodologie d’observation: les fautes dans le football). Apunts: Educacion Fisica y Deportes 1997: Issue 50. p. 38-45.

Silva, A.; Sánchez, F., Garganta, J. y Anguera, M.T., (2005). Patrones de juego en el fútbol de alto rendimiento. Análisis secuencial del proceso ofensivo en el campeonato del mundo Corea-Japón 2002. Cultura, Ciencia y Deporte, 2005 – ucam.edu.

Smith, H. K. (1998). Applied physiology of water polo. / physiologie appliquee au waterpolo. Sports Medicine, 26(5), 317-334.

Taylor, J. B., Mellalieu, S. D., James, N. y Shearer, D. A. (2008). The influence of match location, quality of opposition, and match status on technical performance in professional association football. Journal of Sports Sciences, 26(9), 885.

Tucker, W., Mellalieu, S. D., James, N. y Taylor, J. B. (2005). Game location effects in professional soccer : A case study. International Journal of Performance Analysis in Sport, 5, 23 35.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: active

Nº 118

Números publicados

Revista indexada en:

dialnetdialnet
Tienda oficial de CIHEFE
Hazte Socio

Redes sociales