RESUMEN:

Estudio histórico sobre las competiciones que no pudieron finalizarse, a colación de la interrupción de todas las competiciones de la presente temporada 2019-2020 a causa del COVID-19.

ETIQUETAS:

, , , ,

PDF

Campeonatos interrumpidos

De

CampeonatosInterrumpidos01No es la primera vez que el mundo del fútbol se ve obligado a suspender sus competiciones. Hoy el Covid-19 azota todo el planeta y, aunque la UEFA y muchas federaciones se han resistido en aceptarlo, han acabado, casi todas, doblegándose ante la realidad. Hubo competiciones que intentaron mantenerse en activo a base jugar sus partidos a puerta cerrada, olvidando que los jugadores, los protagonistas, también se podían ver afectados por la pandemia.

En España propiamente no se había vivido nunca algo así, que el Campeonato Nacional de Liga se viese interrumpido antes de terminar. Como todos sabemos, la edición 1936/37, una vez confeccionado el calendario, no llegó a empezar por culpa de la Guerra Civil. Entonces la Federación Española de Fútbol anunció que no iba a organizar ninguna competición oficial que dependiese de ella. No hubo interrupción, simplemente no se jugó. Posteriormente, cuando se restablecieron las competiciones, la edición 1939/40 se organizó con las pautas que hubiesen correspondido a la de 1936/37 (con la salvedad de que el Athletic Aviación ocupó la plaza que dejó libre el Real Oviedo por acogerse a su derecho de excedencia).

El Campeonato de España sí tiene un precedente, aunque nada comparable con el que estamos viviendo en el presente. La edición de 1928 se programó de tal manera que España acudiese a los Juegos Olímpicos de Ámsterdam con todas las competiciones finalizadas. La final de Copa, disputada entre el FC Barcelona y la Real Sociedad se jugó el 20 de mayo de 1928 en Santander. Como acabó 1-1, aplicándose el reglamento, se jugó el partido de desempate dos días más tarde. Y volvió a quedar 1-1. Pero ya no se pudo jugar el segundo desempate porque el 24 de mayo la Selección española partió hacia Ámsterdam. Nada menos que nueve jugadores de la Real Sociedad entraban en esa expedición. Suspendida la competición, hubo que esperar más de un mes para conocer al nuevo campeón de España: 29 de junio de 1928, Barcelona 3; Real Sociedad 1.

Hoy nos azota la pandemia del Covid-19, pero en otros momentos del pasado fue la guerra y acontecimientos sociales y políticos graves los que impidieron la finalización de los torneos programados. Con todo, el fútbol mostró una fuerte resistencia ante todos estos sucesos y trató de completar sus calendarios en medio de unas circunstancias totalmente adversas.

Haciendo un recorrido por la historia de las diferentes ligas europeas podremos ver cómo se respondió ante estas situaciones. Veremos que en la mayoría de los casos en que la competición no se finalizó el título quedó desierto, aunque hubo sus excepciones no faltas de polémica porque en aquellos casos en que se dio un vencedor siempre hubo un trasfondo político.

Recuperar la normalidad en muchos casos, dependiendo de la zona, no fue nada fácil. Hoy tampoco lo tendremos. No se sabe cómo terminar esta 2019/20 ni cómo adaptar la 2020/21 ya que el calendario internacional se impone a los nacionales, algo que no sucedía en el pasado.

ALBANIA: El primer campeonato nacional albanés se instauró en 1930, pero cuando las ansias expansionistas de Benito Musolini se materializaron en abril de 1939 y el ejército italiano invadió este territorio, no se estaba jugando ningún torneo. Bajo el dominio italiano (1939-1943) se disputaron algunas competiciones que no fueron consideradas oficiales. Hasta 1945, ya con el régimen comunista no se reorganizó el fútbol en este país.

En 1948 la Federación Albanesa aprobó un calendario otoño-primavera que se vio interrumpido (jornada sexta) y anulado por la Federación de Deportes de Albania, por presión de la Unión Soviética, para que recuperase el calendario primavera-otoño, que era el periodo marcado desde el Kremlin para los países comunistas. No hubo campeón ni se aplicaron ascensos/descensos.

ALEMANIA: El campeonato alemán propiamente tuvo dos períodos en blanco debido a la I Guerra Mundial (1915-1919) y a la II Guerra Mundial (1945-1947). Para ser precisos lo que no se celebró fue la fase final del Campeonato Nacional en esos años. Alemania no tenía una competición unificada: primero se jugaba una fase por ligas regionales y después los equipos clasificados disputaban la fase final por eliminatorias. El número de regiones y participantes sufrió tantos cambios como las fronteras del Estado Alemán lo hizo a lo largo de la primera mitad del siglo XX. En todos los casos, incluso cuando más avanzada estaba la guerra, las fases regionales se fueron disputando con mayor o menor regularidad, dependiendo de la zona. La temporada 1944/45 fue la que mayor número de incidencias registró. A efectos históricos, cada campeonato regional interrumpido se consideraba no disputado.

AUSTRIA: el 12 de marzo de 1938 se llevó a cabo la Anschluss, que propiamente significaba la incorporación de Austria dentro de la Alemania de Hitler. Faltaban cinco jornadas para completar la liga 1938/39. El 26 de marzo empezaron a jugarse los partidos pendientes y se finalizó la competición el 3 de julio, proclamándose campeón con siete puntos de ventaja, el Rapid de Viena, que ya era líder en la jornada 13 por delante del Sport-Club de Viena, subcampeón, aunque entonces con solo dos puntos de ventaja.

Durante el período 1938-1945 la liga austríaca se rebautizó como Gauliga Ostmark y funcionó como un campeonato regional más integrado en Alemania. La principal novedad fue que entraron equipos de provincias ya que hasta entonces los ascensos/descensos solo se correspondían con la Segunda División vienesa. Los equipos austriacos tuvieron muy buena actuación dentro del campeonato alemán: Admira de Viena (subcampeón 1938/39), Rapid de Viena (tercero 1939/40, campeón 1940/41), y First Viena (subcampeón 1941/42, cuarto 1942/43 y campeón de Copa 1942/43). De 1945, aunque el campeonato fue interrumpido por la II Guerra Mundial el 2 de abril –unos equipos habían jugado 10 partidos y otros 11-, normalmente se cita la clasificación final de la primera vuelta, si bien no se considera oficial: no hubo campeón, ni se produjeron descensos cuando el fútbol reanudó sus actividades en la temporada 1945/46.

AZERBAIYÁN: En su corta historia el estado caucásico vivió una situación esperpéntica en la temporada 2001/02. Cinco de los seis clubs que disputaban la fase final por el título se rebelaron contra el presidente de la federación, tras unos incidentes en la jornada 4ª, acusándole de favoritismo por el Safa FC, el sexto en discordia. Exigieron su dimisión que no se produjo. Entonces los clubs disidentes, expulsados por la federación, completaron el calendario por su cuenta. Oficialmente la UEFA no reconoció ningún campeonato y no admitió a ningún club azerí en sus competiciones en la temporada siguiente.

BÉLGICA: Con motivo de la I Guerra Mundial el campeonato belga estuvo interrumpido entre  1915-1919. La temporada 1919/20 se jugó con los equipos a los que correspondía participar en la 1915/16. En la temporada 1939/40 el campeonato se vio interrumpido por la II Guerra Mundial en la jornada décima, dando paso a competiciones menores que cubrieron la temporada siguiente con carácter no oficial. Los mismos equipos que habían empezado la edición 1939/40 participaron en la 1941/42. Luego, en la temporada 1944/45 con la guerra encima, se volvió a suspender el torneo oficial. De los tres descendidos en la Liga de 1943/44 solo uno no fue readmitido en la de 1945/46.

BULGARIA: En los primeros años el campeonato búlgaro se jugaba en una primera fase por liguillas regionales y una segunda fase nacional por eliminatorias. La rivalidad entre los equipos de Sofia y Varna hizo que en la edición de 1924 no hubiese acuerdo para desempatar y por lo tanto nadie se proclamó campeón. Este hecho estuvo a punto de repetirse en 1926 pero esta vez la federación dio la razón al Vladislav de Varna que ganó el título al Slavia Sofia por negarse a jugar el desempate. Bulgaria estableció el campeonato unificado en la temporada 1937/38. Se jugó con regularidad hasta la edición 1939/40 incluida. Tras un año de parón por la II Guerra Mundial, se reanudó la competición otra vez en dos fases, regional y nacional, hasta que en 1944 quedó de nuevo interrumpida cuando se iban a jugar los cuartos de final de la fase nacional.

CHECOSLOVAQUIA (CHEQUIA Y ESLOVAQUIA): el antiguo estado centroeuropeo apareció como resultado de la I Guerra Mundial. Hasta la temporada 1934/35 no se disputó un torneo unificado para todo el estado. El 15 de marzo de 1939 se produjo la invasión alemana dividiendo el territorio en dos estados separados: el protectorado de Bohemia/Moravia y la República Eslovaca. Por entonces la liga checoslovaca había comenzado la segunda vuelta y estaba en cabeza el Sparta de Praga con 21 puntos, tres de ventaja sobre el Slavia de Praga, aunque con dos partidos más. Como solo había un equipo eslovaco, el ŠK Bratislava, fue dado de baja y se continuó jugando la competición ya como campeonato de Bohemia/Moravia que acabó ganando el Sparta. Posteriormente, en la temporada 1944/45, no hubo competición alguna bajo el avance de las tropas soviéticas y se reunificó el territorio para formar la República Checoslovaca, que organizó su primera liga después de la guerra en la temporada 1945/46.

Por su parte, volviendo a 1939, el ŠK Bratislava pasó a jugar la liga eslovaca, que tuvo una edición de tránsito –una vuelta- para organizarse debidamente para la temporada 1939/40. En la temporada 1944/45 el campeonato eslovaco fue interrumpido por la llegada de las fuerzas soviéticas cuando solo se habían jugado dos jornadas.

CHIPRE: El campeonato chipriota, bajo el dominio británico, se instauró oficialmente en la temporada 1934/35 aunque previamente se había disputado tres ediciones no reconocidas. Debido a la II Guerra Mundial sufrió un parón de 1941 a 1944. Las tensiones entre las comunidades griegas y turcas forzaron la división del fútbol en dos grupos en la temporada 1955/56. Desde entonces la griega está oficialmente reconocida por FIFA mientras que la turca vive en su ostracismo legal. La situación social en la isla forzó la suspensión de la liga de la zona griega en su edición de 1958/59 y aunque al año siguiente se volvió a jugar un calendario completo en 1963/64 ambas ligas, la oficial griega y la no oficial turca quedaron interrumpidas antes de completarse la primera vuelta. Lejos de arreglarse los incidentes étnicos se agravaron y, tras la constitución del estado de Chipre Septentrional bajo la tutela turca, que no goza ni respaldo ni reconocimiento internacional, allí se organiza una liga al margen de la UEFA desde la temporada 1974/75.

CROACIA: Tras el desmantelamiento del Reino de Yugoslavia por la Alemania nazi en la primavera de 1941 se formó el Estado Independiente de Croacia, que propiamente era una especie de condominio ítalo-germano según las zonas de influencia del territorio. El fútbol sirvió para dar cierta sensación de normalidad pero debido a la actividad de los partisanos y a la resistencia popular a las autoridades nazis, el campeonato 1941/42 se vio interrumpido al finalizar la primera vuelta. La Federación Croata, entonces miembro de la FIFA, dio como campeón al 1HŠK Građanski Zagreb. Durante los años siguientes el campeonato croata se organizó por el sistema de una fase de liguillas regionales y otra de eliminatorias directas. Así se procedió en los años 1942 y 1943. El sistema se mantuvo en 1944, pero el torneo se vio suspendido, justo cuando se iba a disputar la final entre el HAŠK Zagreb y el SAŠK Sarajevo. Ese año no hubo campeón.

DINAMARCA: En la temporada 1914/15, aunque se jugó la fase regional del campeonato no unificado, la federación suspendió la fase final, por eliminatorias, de la Liga debido a la I Guerra Mundial. En cambio sí hubo Copa. En la temporada 1927/28 se dio un hecho curioso: en la fase final quedaron empatados tres equipos. Dos de ellos no quisieron jugar una liguilla de desempate a propuesta de la Federación Danesa y el tercero, el  Boldklubben 1903 København, renunció a ser proclamado campeón bajo esas condiciones por lo que no hubo título.

ESCOCIA: Durante la I Guerra Mundial el Campeonato de Liga escocés no se suspendió, si bien en la temporada 1917/18 Aberdeen y Raith Rovers no participaron por motivos de seguridad, ya que eran objetivos militares del enemigo. Recuperaron su plaza al acabar el conflicto bélico. No fue igual en la II Guerra Mundial. Entonces Escocia en septiembre de 1939, cuando el Reino Unido entró en guerra, suspendió el campeonato con solo cinco jornadas disputadas y se organizó una Liga de Emergencia de periodo de guerra con dos grupos, Este y Oeste, y una final entre los dos primeros. Este campeonato, al igual que los siguientes, no fue reconocido oficialmente como Campeonatos de Liga por la propia Federación Escocesa. El fútbol escocés retomó la normalidad en la temporada 1946/47.

FINLANDIA: La primera vez que se vio interrumpido el campeonato finlandés se debió a la tensa situación social en 1914, debido al proceso de rusificación que no era aceptado en gran parte del país. No hubo campeonato.

Nada más comenzar la II Guerra Mundial Finlandia resistió el intento de invasión de la Unión Soviética en 1939 si bien acabó cediendo parte de su territorio a costa de salvar su independencia política. Los equipos que tenían su sede en esa zona se trasladaron a Helsinki. El Campeonato de Liga finlandés quedó interrumpido a falta de una jornada propiamente aunque ya había habido partidos aplazados. La Federación proclamó campeón el TPS Turku que, con un partido menos, sacaba dos puntos al HJK Helsinki. Lo mismo ocurrió en la edición 1941/42, cuando los soviéticos volvieron a atacar Finlandia. Y de nuevo, a falta de una jornada el TPS Turku fue declarado campeón, cuando aventajaba al segundo, el VPS Vaasa por dos puntos. La Liga volvió a jugarse de forma normalizada en la temporada 1943/44.

FRANCIA: El comienzo de la II Guerra Mundial en verano de 1939 hizo que la Federación Francesa de Fútbol suspendiese el Campeonato de Liga tal y como tenía programado y lo sustituyó por un Campeonato de Guerra. El territorio quedó dividido en dos zonas, Norte y Sur y esta a su vez en Sur-Este y Sur-Oeste. Los campeones de cada zona se enfrentarían en la final. Y aunque el Girondins fue el vencedor de la zona Sur, la zona Norte no pudo finalizar su grupo tras la Batalla de Francia, el 10 de mayo de 1939 con victoria del ejército alemán.

Durante las temporada 1940/41, 1941/42 y 1942/43 Francia estuvo dividida en dos territorios, la Francia Libre y la Francia Ocupada. En cada una se jugaron por separado los correspondientes campeonatos que nunca recibieron el reconocimiento de título nacional. Tampoco lo fue el Campeonato de la Francia Federal de la temporada 1943/44 que no completó el calendario. Aquella temporada jugaron selecciones regionales y quedó vencedora la de Lens-Artois. La temporada 1944/45, aunque todavía bajo el título de Campeonato de Guerra ya se pudo jugar con relativa normalidad. Propiamente, el Campeonato Nacional de Liga en Francia se restableció en la temporada 1945/46.

GRECIA: El incipiente campeonato griego, entonces focalizado en Atenas se vio interrumpido en 1911 con estallido de la I Guerra de los Balcanes. La inestabilidad política y social se prolongó con la I Guerra Mundial por lo que no volvió a haber un campeonato de Atenas hasta 1921.

Durante el invierno de 1934 la tensión social que antecedió a un golpe de estado monárquico tuvo especial significación en la zona de Atenas, donde el torneo se vio suspendido. En Salónica ni se llegó a jugar. Entonces el campeonato griego se jugaba primero por zonas y después  una fase final. La Federación rehízo el campeonato formando dos grupos, Atenas y Salónica, citando a los dos vencedores para disputarse el título en una final, que no pudo jugarse. No hubo vencedor ese año.

En 1940, con la II Guerra Mundial, Grecia fue invadida por el ejército italiano. Suspendió la competición cuando se llevaban tan solo tres jornadas de la fase regional. Y durante el período bélico hubo varios torneos que no tuvieron el reconocimiento de campeonato nacional, algo que sucedería en la temporada 1945/46.

HOLANDA: A lo largo de su historia solo interrumpió su campeonato en una ocasión, en la Temporada 1944/45. Previamente Holanda había ocupada por el ejército alemán y dado el alto grado de colaboracionismo que encontraron los nazis no hubo problemas para aplicar la deportación de judíos y otros horrores de su ideología. El fútbol solo se detuvo cuando los aliados cubrieron con éxito la Operación Market Garden, en septiembre de 1944 que llevó la guerra a territorio holandés. Se llevaban jugadas tres jornadas de la fase de grupos y no se reorganizó el campeonato hasta la siguiente temporada.

HUNGRÍA: Comenzada la temporada 1913/14 y todavía formando parte  del Imperio Austro-Húngaro el campeonato de Budapest tuvo que interrumpirse con el estallido de la I Guerra Mundial. Se completó el calendario de la primera vuelta dándose por finalizado el torneo sin reconocimiento de carácter oficial. Durante la I Guerra Mundial se jugaron varios campeonatos de manera no oficial. La temporada 1916/17, aunque los equipos estaban militarizados se consideró oficialmente como la del restablecimiento de la liga.

Durante la II Guerra Mundial el fútbol húngaro fue adaptándose más o menos a los acontecimientos incluyendo equipos rumanos -como el Nagyváradi AC, campeón de Liga, y el Kolozsvári AC, finalista de Copa, representantes de las ciudades Oradea y Cluj, respectivamente- y serbios -como el Újvidéki AC de Novi Sad-. En la temporada 1944/45 se suspendió el campeonato nacional, siendo el torneo de Budapest de otoño 1944 la competición no oficial más destacada. La Liga volvió de manera oficial con Hungría ya con gobierno comunista en la temporada 1945/46.

La tercera interrupción del fútbol en Hungría fue como consecuencia de la invasión soviética para aplastar la Revolución húngara en noviembre de 1956. El Honvéd, que marchaba en primera posición con 29 puntos, solo tenía un partido, y además contra el colista para completar el calendario. Pero el Vörös Lobogó todavía aspiraba a desbancarlo pues sumaba 25 puntos con cuatro partidos pendientes. Recordemos que la invasión soviética pilló al Honvéd jugando la Copa de Europa y algunos jugadores, Puskás, Kocsis, Czibor… y el entrenador, Kalmar, decidieron no volver más a su país. Nunca se completó el campeonato y quedó sin adjudicarse el título.

INGLATERRA: El estallido de la I Guerra Mundial impidió que se disputase la Liga 1915/16. Entonces los equipos se organizaron por ligas menores de carácter no oficial hasta la temporada 1918/19 incluida. El Chelsea, descendido en 1915, recuperó su plaza porque hubo una ampliación de 20 a 22 equipos para la edición 1919/20.

En la II Guerra Mundial la Liga Inglesa se vio suspendida en la temporada 1939/40 tras disputarse la jornada tercera con el Blackpool como líder en solitario con seis puntos. Al igual que en 1915, entonces los equipos volvieron a disputar varios campeonatos de carácter no oficial.

IRLANDA: Durante el período en que la isla mantuvo su unidad política dentro del Reino Unido, solo se interrumpió el campeonato por motivo de la I Guerra Mundial, jugándose entre 1915/16 y 1918/19 con carácter no oficial. A partir de 1919 la actividad del IRA en lucha por la independencia de Irlanda se convirtió en una guerra de guerrillas. La fecha más señalada fue el 21 de noviembre de 1920, el Domingo sangriento, que frente a la represión generó mayor respuesta rebelde en Irlanda. La Liga se dividió, jugándose por provincias históricas en la temporada 1920/21 y ya en la antesala de la constitución del Estado Libre de Irlanda, en 1921/22 volvió a jugar con normalidad.

IRLANDA DEL NORTE: Aunque en los comienzos del futbol en Irlanda la zona norte era mucho más potente y, de hecho, las primeras ligas de la isla contaban con solo equipos de Belfast, hasta que no se produce la separación territorial, no podemos hablar de un campeonato propio de Irlanda del Norte. Pese a la ya comentada tensión a finales de los años 20, el fútbol en lo que se conoce como provincia del Ulster no se detuvo. Cuando el Reino Unido intervino en la II Guerra Mundial, la liga de Irlanda del Norte siguió jugándose aunque de forma no oficial. Fue 1940/41 a 1946/47. Posteriormente, ni en los momentos más críticos de su historia se dejó de jugar el campeonato aunque sí se pude señalar que el Derry City fue expulsado de la liga profesional norirlandesa en 1972. En 1987, con consentimiento de la UEFA pasó a jugar en la liga de Irlanda.

ISRAEL: dado que los comienzos del Estado de Israel fueron muy complejos, el fútbol lo acusó con suspensiones del campeonato en las temporadas 1950/51 y 1952/53. En cambio, la Guerra de los seis días, junio de 1967, tuvo unas consecuencias muy curiosas en el fútbol ya que la temporada 1966/67 se prolongó hasta 1968 con lo que el campeonato se jugó a cuatro vueltas.

ITALIA: La I Guerra Mundial interrumpió el Campeonato Nacional en la temporada 1914/15. Todavía se jugaba por fases regionales hasta llegar al partido final que enfrentaba al vencedor de la Zona Norte contra el vencedor de la Zona Centro-Sur. La liguilla final de la Zona Norte se suspendió a falta de la última jornada en la que el Genoa recibía al Torino. El empate bastaba al Genoa pero una victoria turinesa daría el pase a la final a los lombardos. La Zona Centro-Sur tampoco tenía todavía vencedor porque el Lazio, vencedor de Centro, estaba pendiente de qué equipo napolitano, Naples o Internazionale, sería su rival. Y no se supo más hasta que una nota de prensa en La Stampa publicada el 9 de mayo de 1919 se anunciaba que la FIGC declaraba campeón de 1915 al Genoa, pese a la reclamación del Torino y del Inter de Milán. La polémica a esta decisión arbitraria, entonces se apoyó en el potencial del equipo genovés, ha llegado hasta nuestros días: en el 2016 el Lazio reclamó que también se le considerase campeón ex aequo, algo que no ha sucedido. Como hemos dicho, al Genoa le faltaba un punto y además ganar la final que presuntamente sería contra el Lazio, favorito ante los dos equipos napolitanos. En cualquier caso, entonces faltaban muchos minutos por jugar. Está claro que la decisión fue tomada de una manera un tanto oscura por no decir interesada.

En la temporada 1926/27 propiamente no hubo suspensión del campeonato sino que el campeón, el Torino, fue desposeído del título por el arreglo de un partido. El Bolonia, subcampeón, reclamó ser reconocido como vencedor, así como el propio Torino también pidió en 1949 que se revisase el expediente por considerarlo injusto. Y así hasta ahora.

Durante la II Guerra Mundial hubo relativa normalidad hasta que en la temporada 1943/44 quedó suspendido el Scudetto. Se jugó el Campeonato Alta Italia en el que participaron equipos militares y civiles y fue ganado por el GS 42º Corpo Vigili del Fuoco La Spezia. Desde entonces La Spezia reclama el reconocimiento oficial de equiparación de este título como el de un Scudetto, algo que la FIGC ni se plantea.

El escándalo del Calciopoli trajo como consecuencia que la Juventus fuese desposeída de sus títulos de 2004/05 y 2005/06, además de ser descendida a la Serie B. Mientras que el título de 2005/06 fue adjudicado al Inter, subcampeón, el de la temporada anterior no tuvo vencedor porque el Milan, segundo, también estaba implicado en ese escándalo.

LUXEMBURGO: Solo dos veces se ha parado el fútbol en la historia de Luxemburgo. La primera por temas internos en la temporada 1912/13. Con la II Guerra Mundial ya no hubo liga en la temporada 1940/41 y a partir de la 1941/42 hasta la 1943/44 los equipos luxemburgueses se integraron en el campeonato alemán. En la temporada 1944/45 se jugó la Copa de Liberación, como competición de guerra y la liga se restableció propiamente en la temporada 1945/46.

MALTA: Aunque su federación se fundó en 1900, entró en la FIFA en 1959 y en la UEFA un año más tarde. Pese a ser un punto estratégico en el Mediterráneo durante la I Guerra Mundial solo paró en la temporada 1915/16. Previamente ya lo había hecho en la temporada 1910/11 por falta de acuerdo entre los clubs. En la II Guerra Mundial el fútbol sí se vio afectado y de 1940/41 a 1943/44 no hubo campeonato oficial.

NORUEGA: Con la II Guerra Mundial el campeonato de 1939/40 se vio interrumpido cuando se estaba disputando la fase de distritos, aunque la final de Copa de 1940 sí se jugó. De 1940 a 1945 no hubo competición. El parón retrasó la recuperación de un campeonato de liga nacional que había costado mucho organizar con anterioridad. Hubo que esperar hasta la temporada 1947/48 montado bajo el sistema de fase de ligas por distritos y fase final con los campeones.

PAÍSES BÁLTICOS (LITUANIA, LETONIA Y ESTONIA): Como consecuencia del Pacto Molotov-Ribbentrop la Unión Soviética ocupó en 1940 las tres repúblicas bálticas incorporándolas de hecho a su estructura de estado. Eso significó la interrupción de sus competiciones. En 1941 las autoridades soviéticas organizaron sus propios campeonatos bajo sus propias normas. No llegaron a completarse porque en junio de 1941 las tropas alemanas, que fueron recibidas como liberadoras, invadieron el territorio. Las autoridades alemanas, hablando estrictamente en el plano deportivo, reinstauraron las competiciones siguiendo el modelo de antes de la llegada soviética. A partir del 1 de marzo de 1944, una vez levantado el sitio de Leningrado –hoy San Petersburgo-, las tropas soviéticas entraron de nuevo en las repúblicas bálticas, interrumpiéndose una vez más el campeonato. En Lituania estaban en la jornada 16ª, a falta propiamente de dos, con tres equipos empatados en cabeza: Tauras y Perkunas ambos de Kaunas y el Gubernija de Siauliu. En Letonia solo se habían disputado seis jornadas y encabezaban la tabla ASK Riga y el Riga FK. Finalmente, en Estonia se llevaban pocas fechas y el JS Estonia de Tallín aspiraba a renovar el título. De 1945 a 1990 las tres repúblicas fueron incorporadas al organigrama de la hoy extinta Unión Soviética.

POLONIA: Hasta 1920 no hubo un campeonato nacional de Liga en Polonia, con la mala fortuna de que tuvo que interrumpirse por estallar la guerra contra la Unión Soviética en la fase de los torneos locales.

El campeonato de 1939 fue interrumpido por la invasión alemana cuando ya había comenzado la segunda vuelta. Era líder el Ruch Chorzow con dos puntos de ventaja, aunque con dos partidos más, que el Wilsa Cracovia. De 1940 a 1945 el fútbol oficial polaco se integró en el sistema alemán, si bien, eran equipos de alemanes destacados en Polonia ya que los originales clubs solo jugaron torneos locales. El campeonato nacional polaco se restableció en 1946.

RUMANÍA: Las primeras competiciones con cierta importancia datan de 1909, pero hasta la temporada 1921/22 no se disputó un campeonato propiamente nacional. Con la II Guerra Mundial, ya no se disputó la edición 1941/42. En su lugar se organizó la Copa Besarabia, con una primera fase de grupos y una segunda por eliminatorias entre los vencedores de los grupos. Ese año sí se jugó la Copa. En la temporada 1942/43 se jugó el denominado Campeonato de Rasboiu que al año siguiente se vio interrumpido nada más empezar la segunda vuelta. El fútbol oficial quedó inactivo en la 1944/45 y ya en 1946 se jugaron eliminatorias previas para organizar la Liga 1946/47 bajo el gobierno comunista.

RUSIA (UNIÓN SOVIÉTICA): Inicialmente no había campeonato unificado dada la inmensidad del territorio. San Petersburgo y Moscú eran los centros más importantes. Moscú mantuvo su campeonato incluso durante la guerra civil y la revolución rusa. San Petersburgo en 1919  sí suspendió su campeonato tras haberse jugado unos pocos partidos. Como Unión Soviética, primero se disputó un campeonato nacional a base de selecciones de ciudades. Hasta 1936 no hubo una competición nacional de clubs, que se vio interrumpida el 24 de junio de 1941. Iba en cabeza el Dinamo de Moscú, empatado con el Dinamo de Tiflis, los dos con 15 puntos y diez partidos jugados. Les acechaba el Dinamo de Leningrado a un punto pero con un partido más. En 1944 ya se volvió a jugar la Copa y en 1945 se restableció la Liga.

SERBIA (YUGOSLAVIA): Como resultado de la I Guerra Mundial se creó el Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos, que posteriormente, con algunos cambios territoriales, sería conocido como Yugoslavia. Hasta la temporada 1922/23 no se organizó propiamente un campeonato nacional que incluyese todos los territorios. Hasta la temporada 1936/37 no se consolidó una Primera División unificada que quebró en la temporada 1939/40 escindiéndose en dos  grupos: Serbia y Croacia/Eslovenia que acabarían desligándose al año siguiente al formar parte de estados separados: Serbia y Croacia. El desenlace de la II Guerra Mundial restituyó el estado Yugoslavo que vio cómo en la temporada 1946/47, volvió a tener una Primera División única. En las temporadas 1985/86 y 1986/87 el escándalo de partidos amañados salpicó al fútbol yugoslavo. La Federación anuló dos títulos al Partizan de Belgrado, que de hecho no pudo jugar la Copa de Europa, pero posteriormente esa sanción se revocó y se le restituyó en el palmarés.

La temporada 1998/99 no pudo finalizarse porque el país fue bombardeado por las fuerzas de la OTAN. El campeonato fue suspendido en la jornada 24, a falta de diez jornadas. El Partizan iba en cabeza con dos puntos de ventaja sobre el Obilić y 15 sobre el Estrella Roja. La Federación Yugoslava proclamó campeón al equipo blanquinegro en junio de 1999.

UCRANIA: Finalmente recordar que el conflicto entre Ucrania y Rusia trajo un caos fronterizo entre ambos estados en el 2014. El campeonato se pudo completar, pero los principales equipos de las zonas en guerra, aunque mantuvieron sus nombres originales, trasladaron su sede a zonas más occidentales. Los equipos de Crimea fueron la excepción y hoy juegan una liga local bajo la tutela de Rusia no reconocida por ningún estamento oficial del mundo del fútbol.

Hazte Socio
Sobre nosotros

Jefe de documentación de la IFFHS

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: active