Miniatura
RESUMEN:

         Al fútbol llegué un 20 de mayo de 1962 en el Estadio Nacional de Lima. Fue el primer partido de fútbol que presencié, iba a cumplir 6 años. Aquel día Perú cayó derrotado ante Inglaterra por 4-0 cuando tan solo tres años antes el combinado sudamericano había vencido por 4-1. Cuánto han mejorado estos

ETIQUETAS:

PDF

Encontrando amigos a través del fútbol

De

         Al fútbol llegué un 20 de mayo de 1962 en el Estadio Nacional de Lima. Fue el primer partido de fútbol que presencié, iba a cumplir 6 años. Aquel día Perú cayó derrotado ante Inglaterra por 4-0 cuando tan solo tres años antes el combinado sudamericano había vencido por 4-1. Cuánto han mejorado estos ingleses, pensé.

         Más tarde, cuando se celebraban los «25 años de paz» mi familia decidió regresar a España. Allí asistí a un Real Madrid-Atlético de Copa, con victoria local por 1-0 con gol de Grosso. Me encantó el ambiente, pero me perdí la vuelta en el Metropolitano, y me perdí los cuatro goles con los que los atléticos remontaron la eliminatoria. Entonces decidí no perderme ningún dato más.

         Coleccionista de cromos, lector asiduo del Marca y del As, acumulaba datos y fotos de fútbol por todos sitios. Recuerdo con admiración las láminas que publicó El Alcázar -¡quién iba a decirme que detrás de ellas estaba Félix Martialay!- donde cada jugador venía acompañado de una perfecta biografía. Así me acerqué a Amancio, Pirri, Zoco, Iríbar, Luis o Gárate… todos de la Selección. Mi afán me llevó a tratar de hacerlo extensible a todos los jugadores de Primera División. El Dinámico, ya en esa época, se me había quedado pequeño.

         Un día, ya vivía en Valencia, recién cumplidos los 17, me presenté en la redacción del bisemanario Record local pidiendo trabajo. Entonces todo era más espontáneo. Debí de hacerle gracia al director, Chicote, y me retó a escribir un avant-match de los partidos de los equipos españoles en la inmediata jornada europea. A la media hora le entregaba los tres folios solicitados y tras una lectura más o menos detenida llamó a Salva y le dijo: esto en las páginas centrales.

         Estuve un año trabajando para Record. Entrevistas, crónicas, artículos de opinión… todo lo que exigía un periódico provinciano de esa época. Mucho trabajo y muy poco jornal. Los periodistas, al menos los menos famosos, ganaban muy poco. Al poco tiempo me llamaron de Mundo-Balón Ediciones. Era una empresa que se dedicaba a confeccionar unos cuadernillos que se entregaban gratuitamente a la entrada de los partidos de los principales clubs. Mundo-Balón llegó a editar los partidos del Real Madrid, FC Barcelona, Valencia CF, así como torneos de verano como el Teresa Herrera o el Carranza. Yo estaba encargado de toda la documentación, tanto de actualidad como la histórica: ficha del equipo visitante, plantilla, historial, datos, números… Si recuerdo algún programa en especial, ese fue un Real Madrid-Derby County de Copa de Europa. Se editó un número extraordinario, con el doble de páginas. El número fue un éxito, hasta el punto que llegaron numerosas cartas del extranjero solicitándolo. Una de ellas era de un tal Dr. Alfredo W. Pöge, de Leipzig.

         Ciertamente esa revista me abrió contactos en el extranjero. Cuando en 1977 dejé Mundo-Balón, ya me había alejado de forma definitiva del mundo del periodismo. Colaboré circunstancialmente con Sport International, una empresa comercial que trabajó con la selección brasileña en su preparación para el Mundial de Argentina. También me consultaban de la prensa local para datos, principalmente sobre los equipos extranjeros que se iban a enfrentar al Valencia. No en vano, mantenía contacto con buenos estadísticos del fútbol europeo. Ellos me animaron a publicar en 1980 en dos volúmenes la estadística más importante del fútbol español: España – Todos los resultados y Encuentros de la Selección Española.

         En 1982 el holandés Jan Buitenga, junto con sus numerosos conocidos por toda Europa inició una experiencia insólita hasta el momento. Creó el Soccerinfo y la revista European Football Newsletter: una publicación mensual que solo se distribuía por correo para subscriptores.

 169 

En ella se recogían todos los resultados de Primera y Segunda División de todas las ligas europeas con la finalidad de documentar fielmente a los estadísticos. Entonces el único medio de comunicación era el servicio postal, con todos sus inconvenientes. Cada lunes enviaba puntualmente mi informe.

         Así nos fuimos conociendo, siempre por correo, gente de todos los confines. Recuerdo a Teoman Hunal (Turquía), George Kusunelos (Grecia), Serge van Hoof (Bélgica) -hoy editor de Hearts Books-, Frank Tivey (Inglaterra), Dimtcho Dimitrov (Bulgaria), Claudio Nicoletti (Italia)… hasta que un día me llegó una carta desde Leipzig.

         La IFFHS era una idea en ciernes y necesitaba de gente que creyera en ella. Alfredo Pöge transmitió su entusiasmo de tal manera que su iniciativa en 1984 ya tenía cuerpo. Se publicó la revista Fussball-Weltzeitschrift que rompió con toda la dinámica de la época. Artículos ilustrados con fotos de gran calidad, documentación rigurosa y contrastada y siempre recogida de las fuentes más directas.

         El empuje de la IFFHS tuvo su repercusión en toda Europa. Al año en Italia se constituyó la Italian Football Statistics, dispuesta a revisar y organizar la historia del fútbol italiano porque no tenían suficiente con el Almanacco Illustrato del Calcio, algo así como nuestro Dinámico, pero más completo, con todas las alineaciones desarrolladas -sin fichas pitonisas– y la actualización del fútbol italiano año a año.

 245

Publicación de la IFS que inspiró a CIHEFE para editar sus primeros boletines

          Allí, en la IFS, coincidimos cuatro españoles por diversos motivos: Miguel Ángel Cruces, José L Liñeira García, José Luis Gómez y yo. Los cuatro entendimos que era necesario que en España se organizara algo parecido. Aparentemente la historia de los grandes clubs estaba al alcance de todos. Era una impresión superficial, pues, cada vez que tenía que enviar mi aportación a la IFFHS me daba cuenta de nuestras limitaciones históricas: contradicciones, falta de datos rigurosos, errores repetidos/copiados de un autor a otro… y así escribí al As.

         El 1 de febrero de 1987 se publicó la carta y nació CIHEFE. A finales de ese mismo mes ya aparecía el boletín número 1. A partir de ese momento la edición de los boletines y el Anuario CIHEFE se convierten en el centro de mi trabajo.

        

No abandoné mi compromiso con Jan Buitenga, que se veía desbordado por el éxito de su empresa, hasta el punto que tuvo que dejarlo. Entonces Mike Hammond retomó la iniciativa para publicar el European Football Yearbook, siguiendo la línea de recoger en un único volumen toda la información del fútbol europeo en un único volumen. La primera edición incluye los datos de la temporada 1987/88. Se ha seguido publicando con diferentes editoriales anualmente, salvo algunas excepciones, hasta hoy. Actualmente está patrocinado por la propia UEFA.

         En 1992 fui elegido miembro del comité ejecutivo de la IFFHS representante de Europa Latina. Y en el 2007 ocupé el puesto de vicepresidente segundo tras dejar el cargo por motivos de edad el belga Jean-Norbert Fraiponts.

 

            CIHEFE ocupa un lugar destacado en mi vida, porque gracias a la asociación de tan grandes historiadores e investigadores he podido satisfacer una de mis principales inquietudes. Pero, por encima de todo eso, hay algo más importante, que no tiene ningún precio, y es que CIHEFE me ha permitido encontrar a extraordinarios amigos, verdaderos compañeros de la vida.

Hazte Socio
Sobre nosotros

Jefe de documentación de la IFFHS

Publicado en: General